Borobudur, Prambanan y una iglesia con forma de pollo

En el templo Borobudur (Java, Indonesia)

Por más fotos que hayas visto, por más artículos que hayas leído, por más que te hayan contado… hay lugares que nunca pierden la capacidad de impresionar. Porque hay sitios que no han nacido para ser leídos sino para ser sentidos. Y Borobudur y Prambanan son un buen ejemplo de ello. Así son dos de los templos más impresionantes de Asia… y del mundo entero.

En el templo Borobudur (Java, Indonesia)

La última vez que hablamos acababa de contarte todo lo que hicimos en Yogyakarta, la amable ciudad de la isla de Java. Una urbe que, como te dije, tiene interés de por sí, pero especialmente por su cercanía a los templos de Borobudur y Prambanan. Y sobre estos vamos a hablar hoy.

Cómo llegar a Prambanan y Borobudur

Efectivamente, Yogyakarta (Jogja) es la ciudad de referencia si quieres visitar los mencionados monumentos. Por si andas un poco verde en geografía indonesia, te diré que Jogja está ubicada en el centro de la isla de Java y que, por su importancia turística, es relativamente fácil llegar.

Avión de Air Asia en el aeropuerto de Yogyakarta (Java, Indonesia)

Si estás en Indonesia, has de saber que hay varios vuelos diarios que conectan Yogyakarta con ciudades importantes de otras islas. Si estás en la propia Java, además de los vuelos, hay buses y trenes que cubren este recorrido. Por si te sirve de referencia, unos 550 kilómetros separan Jogja de Yakarta (la capital de Indonesia), un recorrido que en tren te llevará unas 8 horas.

Ver transportes en Indonesia

Becak por las calles de Yogyakarta (Java, Indonesia)

Una vez en Yogyakarta, seguramente tengas que hacer noche, por lo que quizá te ayuden estas recomendaciones de alojamiento.

  • Airbnb ofrece unas cuantas opciones de hospedaje y a todos los precios.

25€ de regalo en AirBnb

  • Si quieres aprovechar al máximo la experiencia, echa un vistazo al cotizado hotel The Phoenix por 60 euros la noche.

Ver Hotel The Phoenix

  • Una opción intermedia es el hotel Neo Malioboro, donde pagarás 35 euros por ir con tu acompañante.

Ver Hotel Neo Malioboro

  • Nosotros nos alojamos en Losmanos, un agradable y barato hostal muy bien valorado en Booking.

Ver Hostal Losmanos

Perfecto, ya estás en Yogyakarta y ya tienes un alojamiento a medida. Así que es el momento perfecto para preparar tu visita a los templos Borobudur y Prambanan. ¿Y cómo puedes llegar?

Kit para visitar Borobudur al amanecer (Java, Indonesia)

Tour a los templos de Borobudur y Prambanan

Si dispones de poco tiempo para recorrer la zona o prefieres no complicarte demasiado, mi consejo es que contrates algún tour para visitarlos. Y es que, aunque Prambanan está relativamente cerca y no es difícil llegar en transporte público, la logística en Borobudur es bastante más complicada, por lo que si quieres encajar los dos en el mismo día lo mejor es que los hagas en formato tour. La mayor parte de alojamientos y agencias turísticas locales los ofrecen, pero si quieres algo en español quizá te interese esta opción.

Ver tour por Yogyakarta, Borobudur y Prambanan

Usando Grab para movernos en Yogyakarta (Java, Indonesia)

Importante: los tours NO suelen incluir el precio de la entrada a los templos, 25 dólares cada uno, aunque puedes ahorrar un poco comprando un ticket combinado. Eso sí, si quieres visitar Borobudur al amanecer (una opción bonita si te sale el día despejado), tendrás que pagar algo más por la entrada y la opción de combinarlo desaparece. Tenlo en cuenta a la hora de organizarte.

Información para la entrada al templo de Prambanan (Java, Indonesia)

Ir a los templos en transporte público

Si puedes dedicar más de un día a la zona y quieres ahorrar en costes, te alegrará saber que es posible ir en transporte público a los templos. Ahora bien, el viaje puede hacérsete un poco largo, especialmente en horas tráfico denso.

Cómo ir a Prambanan en transporte público

Apenas 20 kilómetros separan Prambanan del centro de Yogyakarta por lo que que es relativamente fácil llegar. Basta con agarrar el Pramban Express desde la estación de trenes Lempuyang en el horario adecuado (chequea la web de Prameks porque la frecuencia es baja y no siempre va hasta ahí) o coger el autobús 1A desde Malioboro, un viaje algo más largo pero que te costará menos de 1 euro.

Calle Malioboro de noche, Yogyakarta (Java, Indonesia)

Cómo ir a Borobudur en transporte público

Puedes ir a este templo cogiendo un bus de Trans-Jogja en la terminal Jombor, al norte de la ciudad, adónde puedes llegar en taxi o a bordo del bus local 2A o 2B. En total son cerca de 50 kilómetros en transporte público por lo que ya puedes ir armándote de paciencia… mucha paciencia. Eso sí, por todo el viaje no vas a pagar más de 1 euro.

Ir a los templos con vehículo de alquiler

Como no podía ser de otra forma, hacerte con algún tipo de transporte privado podría facilitarte mucho las cosas. Como ya es tradición en Asia, la moto puede ser una opción muy económica de hacer este recorrido, pero si haces los dos templos en un día puede ser agotador. Si puedes permitírtelo y no te impone conducir por la izquierda, no descartes el coche de alquiler.

Ver coches de alquiler en Indonesia

Carretera a Borobudur (Java, Indonesia)

¿Cuánto cuesta la entrada a los templos?

No te lo voy a negar: entre una cosa y otra, visitar estos templos es uno de los gastos mayores que probablemente hagas en tu viaje a Indonesia, aunque te aseguro que merece la pena.

  • Entrada a Borobudur: 25 dólares.
  • Entrada a Borubudur + amanecer: 31 dólares.
  • Entrada a Prambaban: 25 dólares
  • Entrada combinada Borobudur + Prambanan: 45 dólares (no incluye el amanecer en Borobudur).

Nosotros tuvimos la suerte de poder ir hasta ahí con Anita, una adorable Couchsurfer, así que «sólo» tuvimos que pagar los gastos de la gasolina y las entradas.

Borobudur – El templo budista más grande del mundo

Casi nada, ¿eh? En una religión donde los récords están a la orden del día (el Buda tumbado más grande del mundo, el Buda sentado más grande, el de oro…), te puedes imaginar que un hito así no es fácil de alcanzar, más aún teniendo en cuenta que se cree que fue levantado entre los siglos VIII y IX después de Cristo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nada Incluido (@nada_incluido) el

Sin embargo, en el XIV los intereses religiosos del país viraron hacia el islam, haciendo caer este templo en el olvido. Un olvido en el que se mantendría por más de 300 años, hasta que un gobernador británico (en el poco tiempo que mandaron en la isla) “redescubrió” el monumento, recubierto entonces de vegetación y cenizas.

Vistas de dron del templo Borobudur (Java, Indonesia). Foto de vivirparaviajar.com

Foto de Javier Godínez, blog vivirparaviajar.

Desde entonces hasta ahora, numerosas restauraciones han ido dándole a este lugar sagrado el aspecto con el que hoy cuenta, especialmente gracias a la labor de la Unesco entre 1975 y 1982, tras la cual fue distinguido como Patrimonio de la Humanidad. Sin duda, una distinción acorde a la belleza y la importancia de este espacio.

Viendo el amanecer en el templo Borobudur (Java, Indonesia)

Más de 100 metros mide cada uno de los lados de este inmenso recinto con forma de gran estupa (un tipo de edificio budista dedicado al culto religioso), aunque considerado como templo por sus dimensiones.

Estatuas en el templo Borobudur (Java, Indonesia)

Repartidos por algunos de sus rincones se localizan diversos caños (desagües para la lluvia) con forma de gárgola, además de varios miles de relieves con funciones tanto narrativas (episodios del karma, por ejemplo) como decorativas.

Relieves en las paredes del templo Borobudur (Java, Indonesia)

Tampoco faltan estatuas de Buda, colocadas estratégicamente en diversos puntos del templo.

Estatuad de Buda en el templo Borobudur (Java, Indonesia)

En líneas generales el templo, como todos los de esta religión, representa un viaje a través de los tres niveles de cronología budista, un viaje por el que te guía a través de sus distintas plantas y escaleras.

Escaleras en el templo Borobudur (Java, Indonesia)

Reconozco que la parte el alta del templo fue la que más nos impresionó, y en la que invertimos casi toda nuestra energía fotográfica. Todo lo que allí se encuentra conforman una experiencia única.

Disfrutando del templo Borobudur (Java, Indonesia)

El amanecer en Borobudur

Aunque ya lo habrás podido intuir por las fotos, nosotros conseguimos llegar a Borobudur al amanecer (levantándonos a las 3 de la mañana), pero la lluvia nos privó de una experiencia perfecta.

Como comentaba más arriba, el precio de la entrada a Borobudur es más alto si quieres visitar el templo durante el amanecer, así que te recomiendo lo valores bien según veas el clima. Eso sí, con la salida del sol paró la lluvia, la luz se puso bien bonita y, gracias al madrugón, no tuvimos que “compartir” el escenario con mucha gente. Mereció la pena el esfuerzo.

Ver tour a Borobudur al amanecer

Amanecer en el templo Borobudur (Java, Indonesia)

El templo Prambanan

Con más de 1000 años en su haber, Prambanan es un conjunto de templos dedicados a los tres dioses más importantes del hinduismo: Shiva, Bisnú y Brahma.

Frente a ellos, otros tres templos de menor dimensión representan los animales que hacen de montura de estos Dioses.

Templo de Nandi en Prambanan (Java, Indonesia)

A los lados, decenas de mini-templos franquean los cuatro costados de Prambanan. En total, más de 200 edificios de diferente envergadura conforman esta maravilla arquitectónica, aunque se cree que en su inicio estos superaban el millar. Con semejantes dimensiones, se entiende que ésta sea una de las obras hinduistas más grandes de todo Asia.

Vista aérea del templo Prambanan (Java, Indonesia). Foto de vivirparaviajar.com

Foto de Javier Godínez.

Varios de esos templos, los más amplios, son visitables por dentro

Entrada del templo de Shiva en Prambanan (Java, Indonesia)

… aunque son los exteriores lo que te robaran la mayor parte de las fotos. Al igual que su amigo Borobudur, este conjunto arqueológico también vivió durante muchos siglos en el ostracismo, llegando a sufrir un importantísimo deterioro con un terremoto en el siglo XVI.

Indonesias descansando en el templo Prambanan (Java, Indonesia)

Hubo que esperar al año 1918 para que se iniciara una importante labor de restauración del conjunto monumental, una labor que todavía hoy perdura y se hace necesaria. Pero la suma de todos estos esfuerzos ha conseguido recuperar un espacio único en el mundo también incluido en la lista Unesco.

En la entrada del templo Prambanan (Java, Indonesia)

El atardecer en Prambanan

En el caso de Prambanan, lo que hicimos, y lo que se suele hacer, es visitarlo durante el atardecer, aunque el cielo tampoco puso de su parte. Además, el templo cierra antes de las 6, la hora de la puesta del sol, por lo que nos sacaron del recinto en el mejor momento.

Atardecer en el templo Prambanan (Java, Indonesia)

Ahora bien, la luz a esas horas del día siempre es una maravilla por lo que, solo por eso, compensa visitarlo a la tarde. Además, en este caso, no tienes que pagar más por ello.

Ver tour por Yogyakarta, Borobudur y Prambanan

Atardecer en Prambanan (Java, Indonesia)

Gereja Ayam – La iglesia del pollo

Aunque es un tanto irónico hablar de una iglesia así en el mismo post en el que comparto las maravillas de Borobudur y Prambanan, no quería dejar de dedicarle un espacio a Gereja Ayam, popularmente conocida como “Chicken church” (la iglesia del pollo).

Vista aérea de la "Chicken Church" (Gereja Ayam) de Java (Indonesia). Foto de vivirparaviajar.com

Foto de Javier Godínez.

Aunque podéis leer más sobre esta “marcianada” en el post anterior, solo decirte que este templo “aviar” está cerquita de Borobudur, por lo que, si has ido hasta ahí en transporte propio, igual te apetezca hacer una parada. Curiosa es cuanto menos.

5% de descuento en seguro de viajes

Fachada de "Chicken Church" (Gereja Ayam) en Java (Indonesia)

Iglesias del pollo aparte, Borobudur y Prambanan fueron las dos últimas paradas de este primer viaje por Indonesia, dos guindas de excepción para un pastel maravilloso. Indonesia, ese país al que nos llevó el azar y un proyecto de turismo sostenible

Basura en la playa de Gili Air (Indonesia)

… pero en el cual también pudimos disfrutar de una ruta excepcional. Una ruta que comenzaría con el parque nacional de Komodo, uno de los espacios naturales más bonitos que he visto en mi vida…

Isla paradísiaca en el parque nacional de Komodo (Indonesia)

… apuntalada con una semana por la siempre perfecta Bali

… y condimentada con una pizca de las islas Gili, ese paraíso en peligro de extinción.

Viendo el atardecer en islas Gili (Indonesia)

En total, cerca de un mes de viaje tomando contacto con una pequeña parte de Indonesia, el país de las 17.000 islas. 17.000 islas de las que no vimos más de 10, por lo que se me ocurren 16.990 razones para volver. Así que no creo que tarde en compartir una nueva ruta contigo. De momento, espero que hayas disfrutado de ésta tanto como yo.

Ver todos los posts sobre Indonesia.

Borobudur, Java, Prambanan, Yogyakarta


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (6)

  • Hace mucho tiempo que tengo fichado ese destino. Gracias por todos los consejos! Es cierto que las visitas de los templos en Asia en general son bastante caras en comparación con la economía del país, ¿verdad? Al final te salen por un pico…

    Qué curiosa la iglesia en forma de pollo, esa no la había escuchado nunca!
    Por cierto, el proyecto sostenible me parece fabuloso… Es una pena que estemos destruyendo esos paraísos… qué poca consciencia de todo. 🙁

    • ¡Hola, Naiara! Gracias por tu comentario :). Sí, los templos en Asia a veces tienen precios un poco exagerados si los comparas con el resto del continente, especialmente los muy turísticos. Pero bueno, son lugares únicos que merece la pena visitar… La iglesia del pollo es muy curiosa, la verdad, aunque bonita bonita… no es jaja. Pronto escribiré un artículo sobre el proyecto de turismo sostenible, a ver si os gusta lo que hicimos. ¡Un abrazo!

  • Pues a pesar de que no es una zona que me llame demasiado la atención, has conseguido que lea el post con detenimiento y he de decir que me ha encantado todo lo que he visto. Lo que más, la zona de arriba de Borobudur, no me extraña que gastaseis las energías fotográficas en ella. Prambaan, también me ha parecido chulísimo y la Chicken church super original jjjj.

    • ¡Hola, Carmen! Pues me alegra haberte despertado el interés :). Hay tantos lugares como tipos de viajeros, así que es normal que a cada uno le despierte el interés una u otra cosa. A mí si que me llamaba mucho Indonesia y la verdad es que estuvo a la altura de lo esperado. ¡Un abrazo!

  • Qué pasada de templos, es increíble que el de Borobudur estuviera 300 años en el olvido, con lo grande que es. Sí que es verdad que los precios que dices para poder visitarlos son algo elevados, pero si estuviera allí lo pagaría con los ojos cerrados. En cuanto a la iglesia del pollo, aunque no sea comparable, me parece tan surrealista que sí o sí iría a verla 😂

    ¡Un saludo!
    Eva

    • Pues sí, dejar en el olvido algo así tiene tela… Pero bueno, por suerte ahora es perfectamente disfrutable :). Y lo de la iglesia del pollo desde luego, además está al lado de Borobudur por lo que apenas te desvías jaja. ¡Un mundo aparte!

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes