5. Cuzco, NONG

Desde la llegada a Cuzco, las cosas no han salido como esperábamos, desgraciadamente. Hoy la publicación va a ser un poco diferente, porque no tengo tanto viaje que contar. Sin embargo, sí que me gustaría aprovechar para aclarar algunas cosas… y para pedir perdón. Hay veces que se toman decisiones que pueden afectar a los demás, y hay que saber cuándo agachar las orejas y reconocer tu culpa. Hoy es ese día.

Continuar leyendo

4. Arequipa, Puno y lago Titicaca, bien de altura

Más de uno y más de dos nos pusieron sobre aviso de que en Perú, por el hecho de ser españoles, podríamos tener problemas. Alegaban que, por razones históricas (Cristobal Colón y su pandilla), los peruanos tienen muy mala consideración de nosotros y en su posición de ventaja se aprovecharían. Pues nada, otro mito que se cae. Todavía no ha habido quien, por el hecho de ser de donde somos, haya reaccionado con recelo o maldad aparente. Más bien todo lo contrario. Me atrevería a decir que nos aprecian bastante, que hablan con cariño y añoranza de España e incluso son fervientes seguidores de nuestra liga de fútbol (y no sólo del Madrid o Barca). Así que habrá que seguir viajando para continuar desmontando tanto mito. Y más después de estos maravillosos días por Arequipa, Puno y el lago Titicaca.

Continuar leyendo

Corriendo en el desierto de Ica (Perú)

3. Lima, Ica y Nazca, arena en los bolsillos

Es curioso porque antes de venir a Perú nos imaginábamos que las carreteras del país serían lamentables, que los baños públicos serían agujeros en el suelo, que compartiríamos los autobuses con gallinas y cabras y que a la vuelta de cada esquina habría alguien buscando la manera de engañarnos. No podíamos estar más equivocados. Perú tiene un sistema de carreteras más que aceptable, los baños públicos tienden a estar bastante limpios (aunque tienen un extraño problema con el papel higiénico que algún día os contaré), hay compañías de autobuses de un nivel altísimo a precios asequibles y a la vuelta de la esquina hay gente que generalmente trata de ayudarte. Y es que, occidentales de nosotros, tendemos a construirnos nuestras opiniones a través de juicios infundados, de lo que dice la televisión o la vecina de una amiga que tiene un cuñado que una vez vio un documental de Perú. Y, de repente, viajas y te limpias, y descubres que hay mundo más allá y que mola bastante. Y que gracias a este blog de viajes puedo compartirlo con vosotros.

Continuar leyendo

1. MIRchu Picchu, presentación del viaje a Perú

Fin-de-éxamenes

Hace poco más de una semana, Marta (x2), Laura (x2) y Alicia ponían fin (en principio) a una de las etapas más intensas de su vida académica: el examen del MIR. Por si hay algún despistado, el MIR (Médico Interno Residente) es el examen que hacen los estudiantes de medicina para sacar plaza en hospital.
Y pensaron que un viaje solidario podría ser un buen broche final a esta etapa académica.¿El destino? Perú. Desde el momento en el que me comentaron la idea, me apunté y mientras ellas estudiaban yo me puse a organizar el viaje.

Continuar leyendo