1. Costa Rica by myselfie

Navegando en barca por los canales de Tortuguero (Costa Rica)

La vida da muchas vueltas. Topicazo, pensaréis. Y sí, lo es, pero no por ello deja de ser verdad. Tal día como hoy hace un año preparaba un viaje a Perú con mi (ex)pareja durante ocho años y algunas amigas suyas. Hoy, cojo un avión a Costa Rica, solo, y sin novia. Y diréis, ¿qué ha pasado en ese tiempo? Muchas cosas, muchas más de las que haya sido capaz de entender, muchas más de las que tenga o deba contar en este blog. Simplemente decir que creo que hay puertas que no se deberían abrir. Pero no os preocupéis, nada de eso me ha quitado las ganas de sonreír… y de seguir viajando. Y Costa Rica se va a enterar bien de ello.

Vistas de la subida al Machu Picchu desde Wayna Picchu (Perú)

Si todo va como debe, y mis amigos de American Airlines me dejan de tocar las narices, mañana a las 21:00 de la noche (hora de allí, 7 horas más en España), aterrizaré en San José, capital de Costa Rica. Eso sí, previa escala en el temible aeropuerto de Miami…

Puerta de embarque del aeropuerto de Miami

¿Temible, por qué? Para los que sois nuevos simplemente deciros que en el comienzo de nuestro viaje a Perú estuvimos 36 horas atrapados en el aeropuerto de Miami gracias, entre otras cosas, al pésimo servicio de atención al cliente de la ya mencionada compañía. Tan mal lo hicieron que tras presentar una reclamación nos concedieron un jugoso descuento para gastar en un vuelo con su compañía. “Premio” que estoy usando, muy a su pesar, para costearme esta nueva aventura.

Avión de American Airlines de Lima (Perú) a Miami (Estado Unidos)

Aventura que, como digo, comienza en San José y continúa… ¿Dónde? No lo sé. Aunque la improvisación es parte de la filosofía de viajes de Nada Incluido, esta vez roza el exceso, tal y como expliqué en la entrevista en Aragón Radio. Tanto es así que a día de hoy ni siquiera tengo algo parecido a una ruta, sino que todo lo que tengo es un conjunto de lugares de interés marcados en un mapa.

Puntos de interés en Costa Rica(Clicar sobre la foto para ampliar)

Lo único que sé por ahora es que Costa Rica tiene muchísimo para ofrecerme, sobre todo a nivel de naturaleza, con sus espectaculares parques naturales (Tortuguero, Monteverde, Manuel Antonio, etc.)…

Catarata

… sus habituales y (espero) tranquilos volcanes (Arenal, Poas, Tenorio, etc.)…

Volcán Costa Rica

… sus playas de postal (playa de Malpaís, de Santa Teresa, Tambor, etc.)…

Manuel Antonio, Costa Rica

… su exclusiva fauna (con permiso de las arañas gigantes)…

Tucán

… o la múltiple oferta de actividades disponibles: senderismo, surf, buceo, rafting o el curioso canopy.

Canopy

Y de todo lo mucho que hay, más o menos creo que sé lo que me gustaría ver y hacer, pero tampoco me voy a agobiar demasiado. Lo que llegue, llegará. En este sentido ayuda que Costa Rica es un país pequeño, diez veces menos que España, por lo que en el mes que voy a pasar  me puede dar tiempo a mucho. Y recuerdo en este punto que viajo solo. Hombre, pero con alguien irás. No, solo. ¿Y no te da miedo? No, ninguno. La única inquietud que me produce esta circunstancia es pensar en cómo me voy a organizar. Como ya sabéis, y si no os lo cuento, yo suelo viajar con amigos, y en esa circunstancia cada persona del grupo tiene asignada una misión: blog, gestión de alojamiento, cocina, compras, dinero… Esta vez no voy a tener esa posibilidad, por lo que todo recaerá sobre mí.

Recorriendo Phuket (Tailandia) en moto alquilada

Como también caerá más peso en mi mochila, porque en los viajes con amigos repartimos equipaje para intentar compensar. Esta vez todo lo que traiga tendrá que ir sobre mi espalda, aunque lo peor que me puede pasar es que acabe aprendiendo a vivir todavía con menos. Al margen de estos dos pequeños “peros”, viajar solo es algo que me motiva mucho y creo que estoy perfectamente capacitado para ello. De hecho si algo quiero conseguir es mezclarme al máximo con los lugareños y los viajeros que se crucen en mi camino, y que sus recomendaciones se conviertan en mi próximo paso.

Regalando una cinta de la virgen del Pilar en una aldea necesitada de Camboya

Lo demás se mantiene igual que en viajes anteriores: improvisación total y tratar de mantenerse en los 20 euros de gasto diario. Me aventuran desde aquellas tierras que no me va a resultar fácil mantenerme en esas cifras, porque es un país cargado de tentaciones para el turista. Se hará lo que se pueda pero si se me terminan por complicar mucho las cuentas no descarto hacer una escapada a Nicaragua, país vecino, pero con un nivel de vida mucho más reducido. Pase lo que pase seréis los primeros en enteraros.

“Presentado” el viaje, es momento de comentaros, a los nuevos, que ésta será mi quinta aventura Nada Incluido. En verano de 2012 comenzó esta locura tras lanzarnos con lo puesto de viaje a la Eurocopa de Polonia y Ucrania, donde acabamos viendo todos los partidos invitados por la familia de los jugadores. Un verano después conquistamos fuimos a Laponia con chancletas, entrando en casa del verdadero falso Papá Noel. En 2014 salimos del viejo continente, llegando a Perú en febrero y Asia lo desconocido en verano: un viaje por Malasia, Tailandia y Camboya. Cuatro aventuras con final feliz que os animo a ir leyendo mientras esperáis mis noticias. Si todo va como debe, cada 3 o 4 días apareceré por el blog para resumiros mis andanzas. Si pasa más tiempo, no os preocupéis, eso es que estaré disfrutando demasiado para escribir.

Haciendo sandboarding en el desierto de Ica (Perú)

Para los que agradecéis recibir noticias de mí con mayor frecuencia, intentaré hacéroslas llegar diariamente, en la medida de mis posibilidades, a través de la página de Facebook de Nada Incluido (que os animo a seguir y compartir si no lo habéis hecho ya), de Google +,  o a través de mi cuenta personal de Twitter. Si queréis que de manera automática os avisemos con cada nueva actualización del blog, podéis suscribiros introduciendo vuestra dirección de correo en la barra lateral derecha de la página de inicio de este blog de viajes. Aprovecho este momento red social para deciros que desde que naciera esta página hace un año, hasta hoy, el proyecto de Nada Incluido no para de crecer. Y seguirá haciéndolo en la medida que vosotros nos ayudéis con la difusión del contenido o dejándonos comentarios en las publicaciones. Insisto especialmente en este punto ya que, en este viaje que hago solo, agradeceré infinitamente tener noticias del otro lado. Porque sé que sois muchos los que disfrutáis leyéndome, pero yo también disfruto mucho leyéndoos a vosotros.

Restaurante típico de Estonia en Tallín

Sin más preámbulos doy por inaugurado este nuevo viaje, bautizado como Costa Rica by myselfie. ¿Qué por qué by myselfie? Pues un sencillo juego de palabras entre “By myself” (en inglés, por mi mismo, por mi cuenta), y “Selfie” (autofoto en plan moderno). Y es que si viajando con amigos ya me resulta complicado conseguir fotos de mí, no quiero ni imaginarme lo que voy a tener que ingeniar para conseguirlas esta vez. Pero que todos los males sean así. Qué bien nos lo vamos a pasar.

Más información de interés en nuestra guía de viajes gratuita sobre Costa Rica

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (23)

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes