1. Rumaños, de viaje a Rumanía

Con nuestras mochilas de viaje en la terminal 2 del Aeropuerto de Barcelona (España)

Ha costado, pero por fin hemos conseguido hacer un viaje de amigos a un solo país. 21 días dentro de las mismas fronteras, escuchando el mismo idioma, pagando con la misma moneda, mezclándonos con la misma gente. Nada Incluido evoluciona y atrás quedaron los viajes de 7 países y 10000 kilómetros recorridos en un mes. Ahora es momento de viajar con calma para descubrir mucho de algo. Ya no somos turistas, ahora somos viajeros. Y Rumanía va a ser nuestro próximo destino.

Con nuestras mochilas de viaje en la terminal 2 del Aeropuerto de Barcelona (España)

En menos de 24 horas sale un avión de Zaragoza con destino a Cluj-Napoca. Cluj es una de las ciudades más importantes del país y, aparentemente, una de las más interesantes a ojos del turista.

Cluj-Napoca (Rumanía)

21 días más tarde, otro avión con nuestros nombres saldrá de esa misma ciudad para devolvernos a casa. Por medio, 3 semanas para descubrir un nuevo país del que mucha gente viene y pocos van, pero los que lo hacen siempre quedan encantados.

Monasterios pintados de Bucovina (Rumanía)

¿Y cuál será nuestro plan durante ese tiempo? Pues sinceramente… no lo sé, porque como viene siendo tradición cada vez preparamos menos nuestras aventuras. De momento todo lo que os puedo decir de Rumanía es que en este mapa hemos indicados algunos de los puntos (aparentemente) más destacados del país…

Posible ruta de viaje Nada Incluido por Rumanía

(Clicar sobre la foto para ampliar)

… y que, en la medida de lo posible, haremos por ir a verlos.

Cruzando un charco en Río Celeste, en el Parque Nacional del Volcán Tenorio (Costa Rica)

Efectivamente, en la medida de lo posible. Como buen viaje Nada Incluido, las rutas son puramente teóricas y hay tantas posibilidades de que veamos eso como de que hagamos cualquier otra cosa. Porque Nada Incluido es un proyecto abierto y flexible, donde lo único innegociable es que todo puede ser negociable.

Tres mochilleros pasean por las calles de Dubrovnik (Croacia)

Más allá de eso, a día de hoy poco más puedo contaros de Rumanía. A bote pronto, que mide más o menos la mitad de España, que tiene 20 millones de habitantes, que su capital es Bucarest, su moneda el Leu, que limita con el Mar Negro y que el personaje en que se inspiraron para crear a Drácula fue Vlad Tepes, un príncipe rumano del siglo XV.

Castillo de Bran (Rumanía)

También sabemos que Transilvania debe de ser una de las regiones más impresionantes del país y que es atravesada por la Transfagarasan, una de las carreteras más espectaculares de Europa…

Carretera Transfagarasan (Rumanía)

… que la naturaleza y los paisajes protagonizan muchos de sus rincones…

Vista de Rasnov (Rumanía)

… y que muchas de sus ciudades y pueblos están cargados de interés histórico y cultural.

Castillo de Corvin (Rumanía)

Además, parece ser un país sobrado de atractivos turísticos y con un nivel de vida asequible para nuestro ajustado presupuesto. Y, sobre todo, un país desconocido, fuera del foco del turista medio, con mucho para sorprendernos.

Monasterios de Bucovina (Rumanía)

¿La filosofía? La de siempre: 20 euros diarios, una cámara en la mano, una mochila en la espalda, poca preparación, pocos planes y mucha improvisación. Os puedo asegurar que, una vez más, el tiempo que hemos dedicado a la preparación del viaje ha sido poco, muy poco, o nada.

Hamaca en el Hostal Aracari Garden en Tortuguero (Costa Rica)

También os digo que llevamos ya tantos viajes encima (ocho quien os escribe, cinco el resto del grupo) qué, aún sin organización aparente, en el mismo momento en el que nuestro avión aterrice en Rumanía vamos a saber lo que tenemos que hacer para aprovechar al máximo esta nueva experiencia.

Diego hace un espectáculo de magia en los jardines del Gran Palacio de Bangkok (Tailandia)

¿Y quiénes vamos? Pues sí, los cuatro de siempre: el informático, el furgonetas, el jefe de caja y el que tarda mucho en hacer las fotos. Víctor, Diego, Álvaro y Sergio. Por quinto año consecutivo, no sin esfuerzo, hemos conseguido poner en orden nuestro calendario laboral/personal/social/familiar y hemos sacado unos días para respirar nuevos aires.

Parque Plivsko Jezero, molinos de agua a las afueras de la ciudad de Jajce (Bosnia)

Pero no, no ha sido fácil. Está claro que hacerse mayor es inversamente proporcional a lo de escaparse tres semanas con los amigos. De momento este año lo hemos conseguido, aunque todo indica que en el futuro va a haber que buscar nuevas fórmulas. Pero no hay problema porque como ya he dicho, Nada Incluido es un proyecto abierto.

Lima, Jicamarca (voluntarios y niños)

Abierto también a vosotros, a nuestros seguidores. De nada sirve contar nuestras aventuras si no hay nadie que las escuche. Por suerte, sois muchos los que estáis al otro lado y cada día más. El blog ya supera los 30000 visitantes diferentes al mes y recibe una gran cantidad de interacciones a través de las redes y los comentarios. Os animo a que sigáis plasmando vuestro cariño por escrito porque los viajes son más viajes si estáis al otro lado. Ya sabéis que a través de los comentarios de cada publicación o en nuestra página de Facebook y Twitter, podéis dejar vuestras impresiones, quejas o sugerencias.

Un mono Carablanca observa con curiosidad un teléfono móvil en el Parque Nacional de Manuel Antonio (Costa Rica)

Como en aventuras anteriores, si la logística lo permite trataré de actualizar el blog cada 4 o 5 días, y lo más diariamente posible a través de las redes. Pero si en algún momento tardo más no os preocupéis, seguramente sea por una buena razón.

Canales de Tortuguero

No puedo terminar esta publicación sin dar las gracias a todos aquellos que nos estáis haciendo llegar información y contactos en el país, y a los que os estáis ofreciendo para alojarnos o sacarnos a dar una vuelta. También aprovecho para dar las gracias a nuestros amigos de la tienda online de ropa Treboli, que nos han regalado una bonita camiseta para el viaje que prontito descubriréis. Ahora sí que sí, doy el viaje por presentado. Ya sólo queda coger el avión, aterrizar en Cluj-Napoca y empezar a fluir.

En el lago Boracko Jezero (Bosnia)

Vuelven las habitaciones compartidas, las duchas con chancletas, los trayectos interminables de tren, los encuentros multiculturales, los pomelos que no son naranjas, los bocatas de chocolate en el parque, los dibujos en la libreta, las camisetas empapadas, las noches en ninguna parte, los debates sobre cualquier cosa. Vuelve Nada Incluido. ¿Nos acompañáis?

Todas las publicaciones de nuestro viaje por Rumanía


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (15)

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes