Herceg Novi – La pintura del Adriático

En Marka Cara, una de las calles que ver en Herceg Novi (Montenegro)

Sentada en mitad de la calle, una pintora recogía sobre el óleo las formas y colores del casco antiguo de Herceg Novi. Allí con la magia de su pincel, hacía lo que a mí me gustaría hacer con este relato: demostrarte lo preciosa que es la ciudad montenegrina. Así que déjame que te cuente todo lo que hay que ver en Herceg Novi.

En Marka Cara, una calle que ver en Herceg Novi (Montenegro)

Antes de comenzar con este relato viajero, sí que me gustaría apuntar que tenido la suerte y el placer de visitar Montenegro en años diferentes con grupos diferentes. Fui por primera vez con mis amigos, volví con mi pareja y repetí con un grupo de aficionados a la fotografía. Eso me ha permitido ver este lugar en contextos y momentos diferentes. Y este artículo es resultado de todas esas experiencias. Experiencias que siempre han comenzado en Herceg Novi.

Todos mis post sobre Montenegro

Cómo ir a Herceg Novi

Ubicado a la entrada de la bahía de Kotor, Herceg Novi es la primera ciudad costera con interés turístico de Montenegro si entras desde Croacia. De hecho, el aeropuerto más importante cercano es el Dubrovnik porque, aunque la localidad montenegrina de Tivat también tiene, allí no llega ningún vuelo directo desde España. Una vez en Dubrovnik, puedes gestionar un taxi directamente desde el aeropuerto (unos 60 euros) o coger un autobús en la ciudad. En temporada alta salen varios al día y cuestan unos 20 euros. Puedes mirar horarios y comprar billetes en la página de Omio.

En la estación de autobuses de Herceg Novi (Bosnia)

En mi caso, siempre he ido ahí desde Dubrovnik y, aunque es poca distancia, hay que tener en cuenta que cruzas frontera (tristemente, en Los Balcanes sigue habiendo muchas) por lo que es difícil preveer cuanto rato te llevará el trayecto. En verano se suelen montar allí buenas colas por el control de pasaporte, algo que puede alargarse aún más si vas en un autobús con otros viajeros. Así que, ese día, mejor no hagas muchos planes. Por supuesto, un coche de alquiler te reducirá tiempo.

Ver coches de alquiler en Montenegro

Por cierto, actualmente NO es obligatorio estar vacunado contra la COVID para entrar en Montenegro, aunque, si no lo estás, tendrás que presentar los resultados de una PCR hecha, como mucho, 72 horas antes. Tampoco es obligatorio el seguro de viaje, pero, en los tiempos que corren, yo no puedo dejar de recomendarlo, especialmente alguno que cubra gastos derivados del coronavirus como el de Chapka.

7% de descuento en seguro de viaje de Chapka

Cruzando la frontera de Croacia a Montenegro

Dónde dormir en Herceg Novi

Aunque es una ciudad pequeñita, Herceg Novi es un buen lugar para dormir y disfrutar de su encanto también por la noche. De hecho, uno de los mejores recuerdos que guardo de allí es el de recorrer a última hora su largo paseo marítimo. Si te apetece repetir esta experiencia, aquí te dejo algunas recomendaciones de alojamiento.

  • Una opción económica y bien ubicada es la Guest House Tomanovic donde podrás dormir con tu pareja por poco más de 20 euros.

Ver Guest House Tomanovic

  • Por 50 euros la doble puedes tener una bonita experiencia en la Vila Stari Grad, un alojamiento precioso en pleno casco antiguo.

Ver Vila Stari Grad

  • Una alternativa de categoría es el Lazure Hotel & Marina, un edificio construido en el siglo XVIII como hospital y que fue reformado recientemente. Uno de los hoteles más bonitos en los que he estado nunca.

Ver Lazure Hotel & Marina

Jardín del Lazure Hotel Marina en Herceg Novi (Montenegro)

En nuestro primer viaje tuvimos la suerte de alojarnos en la casa de un lugareño. Zorán, presidiendo la foto, nació, creció y vivió en la extinta Yugoslavia hasta que huyó a China cuando comenzaron las tensiones bélicas. 20 años desplazado, huyendo de una guerra que todavía hoy no entiende ni acepta. Para él Bosnia, Serbia, Montenegro, Eslovenia, Croacia y Macedonia siguen siendo un mismo país, su país. Un sentimiento que comparte mucha gente en Los Balcanes y que demuestra, una vez más, que las fronteras no sirven para nada.

Breve historia de la ciudad montenegrina

Y es que es difícil hablar de Los Balcanes sin hablar de la guerra, un mal con el que este pedazo de mundo ha tenido que convivir con frecuencia a lo largo de la historia. Por suerte, la guerra yugoslava, la más actual, no se libró en Montenegro, por lo que este país ha podido conservar buena parte de su patrimonio.

Un señor mayor dibuja en el salón de su casa en Herceg Novi (Montenegro)

De hecho, solo hay que dar una vuelta por el casco antiguo de Herceg Novi para comprobar de que la importancia de esta localidad viene de lejos, algo lógico por su ubicación a la entrada de la bahía de Kotor. Aunque por allí ha habido vida desde antes de Cristo, el origen de esta ciudad nos lleva hasta el siglo XV, momento en el que se empezó a amurallar y a desarrollar lo que antes solo era un pueblo pesquero. Desde entonces fue pasando de una mano a otra: otomanos, venecianos, austrohúngaros, rusos, franceses… incluso españoles, aunque nuestra presencia allí fue anecdótica. Lo que no es nada anecdótica es su belleza.

En la habitación del Lazure Hotel Marina de Herceg Novi (Montenegro)

Foto de Roberto Tomás

Qué ver en Herceg Novi

Cuando llegamos por primera vez a Herceg Novi, en 2015, estábamos cansados, sudados hambrientos y con el único objetivo de bañarnos en la playa. Y es que, como no teníamos ninguna información del lugar, tampoco espérabamos encontrar nada interesante. Sin embargo, poco tardó la ciudad montenegrina en atraparnos entre sus fortalezas, sus callejones y sus escaleras y demostrarnos que hay mucha que ver en Herceg Novi.

Stari Grad de Herceg Novi: el casco antiguo

Y es que Herceg Novi parece un pueblo turístico de costa cualquiera hasta que pisas su casco antiguo. Porque nada tiene que ver su parte “moderna”, desilachada y justa de encanto con su pequeña, pero lúcida, zona histórica.

Foto nocturna de la calle Nikola Djurkovic, uno de los sitios que ver en Herceg Novi (Montenegro)

La calle y la plaza Nikola Durkovic

Nuestra ruta (y probablmente la tuya) empezó por la calle Nikola Durkovic, un héroe yugoslavo que da nombre a esta vía comercial

Turistas paseando por la calle Nikola Djurkovi de Herceg Novi (Montenegro)

y a la plaza contigua. Allí se concentran un puñado de tiendas, bares y restaurantes con sus respectivas terrazas. Y, alzándose sobre todos ellos, uno de los símbolos de Herceg Novi.

Nikola Djurkovic, una plaza que ver en Herceg Novi (Montenegro)

Sahat Kula, la torre del reloj

Pocos lugares destacan tanto en Herceg Novi como su fascinante torre del reloj. Este precioso edificio fue erigido a 16 metros del suelo por los turcos en siglo XVII y es la entrada al casco antiguo. Su importancia es tal que protagoniza el escudo y el emblema de la ciudad montenegrina.

Torre del reloj (Sahat Kula) en Herceg Novi (Montenegro)

Belavista, una plaza que ver en Herceg Novi

Cruzada la puerta bajo la torre del reloj, llegamos enseguida a la plaza Belavista, otro de los rincones que ver en Herceg Novi. Allí está la iglesia ortodoxa del arcángel San Miguel. Este templo, construido a principios del siglo XX, muestra en su arquitectura influencias del gótico, románico, bizantino e, incluso, islámico. ¿Quién dijo que la mezcla de culturas no es maravillosa?

Iglesia del arcángel San Miguel en la plaza Belavista, uno de los sitios que ver en Herceg Novi (Montenegro)

La plaza San Jerónimo

Otro de los puntos para ver de Herceg Novi es la plaza San Jerónimo, apodada así por la iglesia que alberga, casi un siglo más experimentada que la anterior.

Fachada de la iglesia de San Jerónimo en Herceg Novi (Montenegro)

Pero lo mejor de esta plaza no es la iglesia, sino la vista que nos ofrece de la bahía y de algunos de sus edificios amurallados.

Fuerte en la plaza san Jerónimo de Herceg Novi (Montenegro)

Kanli Kula y Forte Mare, dos fuertes que ver en Herceg Novi

Y es que, una de las particularidades de Herceg Novi es que contiene varias fortalezas en poco espacio, una buena muestra de su importancia estratégica. En lo alto del pueblo se encuentra el Kanli Kula (Torre Sangrienta), levantada por los otomanos con fines bélicos, pero utilizada en la actualidad como espacio de eventos.

Kanli Kula, una fortaleza que ver en Herceg Novi (Montenegro)

Foto de Wikipedia

En el otro lado, junto al agua, está el Forte Mare, una fortaleza del siglo XIV en primera línea de playa. Por su ubicación, esta ha sido uno de los principales bastiones de defensa de la ciudad, razón por la cual ha dañado y reconstruido en más de una ocasión. Hoy en día es visitable.

Forte Mare desde lejos, Heceg Novi (Montenegro)

Otras calles del casco antiguo para ver

Pero si de algo he disfrutado cada vez que he estado en Herceg Novi es de recorrer las calles y callejones del casco antiguo.

Marka Cara, una de las calles que ver en Herceg Novi (Montenegro)

No son muchas, no son largas, pero esa combinación de fachadas de piedra con ventanas y puertas de color aguamarina me engatusa cada vez que la veo. En una de estas fue, precisamente, donde me encontré a la pintora con la que he abierto este post.

Pintora en el Stari Grad de Herceg Novi (Montenegro)

No dejes que las escaleras te paren y déjate engatusar tú también.

En un callejón del Stari Grad de Herceg Novi (Montenegro)

Playas que ver en Herceg Novi

Aunque el casco antiguo sea lo más especial de Herceg Novi, como te comentaba, nosotros llegamos ahí buscando la playa y la encontramos.

Bañistas en la playa Lazure, una de las playas que ver en Herceg Novi (Montenegro)

Ahora bien, no te voy engañar: ni aquí ni en ningún otro punto de la bahía de Kotor vimos playas de arena, sino, más bien, de cantos rodados o de piedras del tamaño de un menhir. Tampoco el agua tiene una temperatura caribeña, pero una maravilla ver como se cuela el mar Adriático en ese paisaje montañoso.

En la playa de Herceg Novi (Montenegro)

A lo largo del paseo marítimo de Herceg Novi hay bastantes rinconcitos preparados para el baño y, aunque ninguno es especialmente confortable, te aseguro que bañarse en una de las bahía más bonitas del mundo no tiene precio.

En un espigón en Herceg Novi (Montenegro)

El paseo marítimo

Siguiendo con la costa, como adelantaba, un largo paseo marítimo conecta Herceg Novi con otras localidades vecinas. Nosotros recorrimos parte y comprobamos que ninguna de estas tiene el encanto de la primera, pero caminar un rato por allí al atardecer y parar a repostar en uno de sus restaurantes fue un verdadero planazo. Y es que, con esas vistas, todo sabe mejor.

Rocas junto al mar en Herceg Novi (Montenegro)

Porque, por encima de todo, Herceg Novi es la puerta de entrada a uno de los paisajes más fascinantes de Europa. Porque tanto los que deambulaban por allí hace miles de años, como los que empezaron a poner las primeras piedras de esta localidad hace algo menos, sabían lo que se hacían.

Ventana al mar en Herceg Novi (Montenegro)

Quizá Herceg Novi no tenga el encanto de su vecina Kotor, pero tiene la suerte de que todavía no le miran tantos ojos. Y cuando nadie nos ve es cuando mostramos nuestra verdadera esencia, ¿no? Ahora, acompáñame a descubrir Perast, el pueblo más bonito de Montenegro.

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes gratuita sobre Los Balcanes

Herceg Novi


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comments (9)