Guía para viajar a Montenegro

Vistas de la bahía de Kotor desde el castillo de San Giovanni, en Montenegro

Hace tiempo que no hago ruta por Europa, pero reconozco que una parte de mi mente todavía está atrapada en los Balcanes. Concretamente en esos pueblos de cuento que conforman la costa de Montenegro. Y es que, este pequeño país ha sido una de mis grandes sorpresas viajeras. Aunque ya ha pasado un tiempo desde la última vez que nos vimos, hoy he querido volver a escribir sobre él. Aquí dejo algunos consejos si planeas viajar a Montenegro.

Vistas de la bahía de Kotor desde el castillo de San Giovanni, en Montenegro

El clima en Montenegro, ¿cuál es la mejor época para visitarlo?

Aunque suene tópico, casi cualquier estación puede ser buena para viajar a Montenegro dependiendo de cuales sean tus intenciones. Si quieres aprovechar al máximo su zona de costa tendrás que visitarlo a final de primavera o durante el verano, cuando el clima es más estable y caluroso. En época estival la temperatura del agua ronda los 25 grados, por lo que es ideal para un baño refrescante.

Sin embargo, el interior es puro paisaje, por lo que en cualquier ruta por Kotor y Montenegro en otoño o primavera podrás descubrir un entorno muy salvaje. Incluso si te gusta la nieve, en esta zona cae con frecuencia durante el invierno. Sea como sea, sí que te aconsejo evitar la parte más dura del invierno o del verano: puede resultar un mal compañero de viaje.

Gatos se refrescan en un barril de cerveza en Kotor (Montenegro)

Podgorica, la capital de Montenegro

Aunque es Kotor la población que resuena con más fuerza entre turistas, la capital le corresponde a Podgorica, una ciudad que, ya te adelanto, no te va a gustar. Con menos de 200 mil habitantes, esta urbe del interior del país carece de intereses turísticos por lo que, a no ser que tengas que ir allí por algún motivo de fuerza mayor, puedes evitarla.

Haciendo autostop en la ciudad de Cetinje con destino a Podgorica (Montenegro)

Curiosamente, hasta principios del siglo XX la capital no era Podgorica sino Cetinje, una localidad, bajo mi punto de vista, mucho más interesante que su hermana mayor. De hecho, si vas con algo de tiempo, te animo a que hagas una parada en esta excapital, situada cerquita de Budva.

Ministerio de cultura de Cetinje (Montenegro)

Información demográfica sobre Montenegro

Otro dato de interés sobre Montenegro es que es un país de menos de 15 mil kilómetros cuadrados de superficie y apenas 600 mil habitantes. Si te sirve de referencia, tiene una extensión 30 veces menor que la de España, y en este territorio habitan casi 80 veces menos de gente. Sin embargo, su pequeño tamaño hace que, viajar a Montenegro, sea un caramelo turístico muy apetecible.

Subiendo al castillo de San Giovanni, Kotor (Montenegro)

A nivel geográfico tiene dos zonas claramente diferenciadas: la costa y el interior. Junto al mar se encuentran sus principales reclamos: Kotor y Budva, aunque en el interior hay un Montenegro natural menos conocido, pero igual de interesante. Pese a su tamaño hace frontera con Croacia, Bosnia, Albania y Serbia, por lo que es un país de paso casi obligado en cualquier ruta por Los Balcanes.

Torre de la iglesia de Sant Nikolas en Perast (Montenegro)

Transporte en Montenegro – Cómo moverse por el país

Precisamente por una cuestión geográfica, Montenegro es un país que resulta relativamente sencillo recorrer casi de cualquier manera. La forma más barata de llegar ahí suele ser agarrar un avión a Dubrovnik (Croacia), y desde ahí en bus a Herceg Novi o Kotor. Una vez en el país, el coche de alquiler es una opción estupenda para ir de un lado a otro.

Coche antiguo en las calles de Cetinje (Montenegro)

Si no puedes permitirte un vehículo propio y eres aventurero, te gustará saber que el autostop funciona de maravilla debido a que los principales destinos están conectados por las mismas carreteras. No es raro encontrarte con filas organizadas de gente esperando su turno de autostop. Los autobuses también funcionan bien pero, como digo, nada te dará más libertad que alquilarte un coche, sobre todo si pretendes descubrir el país más allá del litoral.

Ver coches de alquiler en Montenegro

Haciendo autostop en Montenegro para la ruta Budva - Cetinje

El coste de vida

Por si no lo sabías, el euro es la divisa utilizada en Montenegro, siendo, curiosamente, uno de los pocos países de los Balcanes en esta situación. Y, pese que a esto ha encarecido el coste de vida en el país, todavía hoy se puede vivir con mucho menos que, por ejemplo, en España.

Un señor mayor dibuja en el salón de su casa en Herceg Novi (Montenegro)

No te voy a negar que en la zona de costa, especialmente en temporada alta, los precios de los alojamientos y comidas no están tan alejados de la parte económica de España. Sin embargo, cuando te alejes del mar verás cómo el coste de la vida cae en picado y no te resultará difícil dormir y comer por menos de 20 euros al día. Sin duda, una de las mayores ventajas de viajar por Montenegro.

Turistas en el Stari Grad de Kotor (Montenegro)

El alojamiento

Conectando con el punto anterior, aprovecho para hablarte del alojamiento. Groso modo decirte que Montenegro no tiene ninguna particularidad con respecto a la mayoría de naciones europeas, por lo que podrás encontrar desde hostales juveniles a hoteles de mucho nivel, pasando por opciones intermedias. Eso sí, como decía, los precios son bastante asequible, especialmente fuera de las zonas marítimas. Nosotros llegamos a dormir por menos de 10 euros en más de un ocasión.

Ver alojamientos en Montenegro con Booking

Habitación del hostel Centrum en Kotor (Montenegro)

Los pisos turísticos también son un recurso habitual en Montenegro, por lo que AirBnb puede ser tu aliado si contemplas este tipo de opciones.

25€ de regalo en AirBnb

La seguridad – ¿Montenegro es un país seguro?

Ya ha pasado mucho tiempo desde que la guerra de los Balcanes hiciera estragos en esta zona y, aunque todavía hoy son palpables los restos de ese conflicto en algunas de sus localidades, Montenegro es actualmente un país tranquilo, al menos para el viajero.

Un muñeco de tiburón en el foso que rodea a la muralla de Kotor (Montenegro)

Desde luego la inseguridad nunca debería ser una razón para no elegir este destino. Eso no quita que viajes como pollo sin cabeza: el sentido común siempre tiene que ir en tu maleta. Tampoco está de más hacerte con algún seguro de viajes: son muy baratos por Europa y te pueden sacar al paso de cualquier percance.

5% de descuento en seguro de viajes

Un perro ladra en la puerta de una casa de Herceg Novi (Montenegro)

La gastronomía en el país montenegrino

Pese a que hace muchos años que los Balcanes son un conglomerado de países independientes, la realidad es que su origen común se hace todavía palpable en algunos aspectos como la gastronomía. Vayas al país que vayas te encontrarás con platos parecidos, aunque varíe el nombre y algún ingrediente. En líneas generales abundan los menús cárnicos por esas tierras, aunque puedes aprovechar la costa de Montenegro para hincarle diente a algún pescado. El japraci, popeci o cufte son algunos de las elaboraciones típicas de la gastronomía montenegrina, todas de carne.

Un restaurante en el Stari Grad de Budva (Montenegro)

El idioma

Como no podía ser de otra forma, en Montenegro se habla el montenegrino, una variante del serbocroata. Aunque en cada país de Los Balcanes hablan ya su propio idioma, el origen de la mayoría es común, por lo que comparten muchas raíces y palabras entre ellos, especialmente entre tierras fronterizas. No obstante el inglés se habla por allí con relativa fluidez, especialmente en las zonas de costa (las más turísticas) o entre la gente joven. Tampoco es raro que entiendan el español ya que consumen muchas series y telenovelas en nuestra lengua. Así que cuidado con lo que dices.

Un cartel de una tienda iluminado en el Stari Grad de Budva (Montenegro)

Lugares para visitar en Montenegro

Aunque ya preparé un post bastante completo con los lugares que puedes ver si viajas a Montenegro, no me gustaría terminar esta publicación sin hacer un repaso a los principales puntos de interés que concentra el país. Cualquier ruta que se precie debería de empezar por Herceg Novi, Kotor y la bahía de mismo nombre, sin duda las zonas más bellas de este país. Puedes ver más en nuestro post sobre la bahía de Kotor.

Vistas de la Bahía de Kotor desde el Castillo de San Giovanni (Montenegro)

Dejo a tu elección pasarte por Budva ya que, al margen de un bello pero diminuto casco antiguo, el resto no es más que un Salou en miniatura, una ciudad costera hecha por y para la fiesta.

Muchas barcas amarradas en el puerto de Budva (Montenegro)

Fuera de la costa puedes aprovechar para visitar Cetinje, la adorable antigua capital del país, y algunos de los enclaves naturales más espectaculares como el Lago Skadar, el Parque Nacional Durmitor y el cañón del río Tara. Pero como digo, aquí os dejo un artículo más extenso con todo lo que podéis ver en Montenegro.

Explicado todo esto, doy por terminada esta guía para viajar a Montenegro. Pese a su pequeño tamaño, el país de la bahía de Kotor es uno de los más interesantes de la zona de Los Balcanes, por lo que te aconsejo vivamente incluirlo en cualquier ruta por la zona. Si aún te queda alguna duda o sugerencia por hacer, los comentarios están a tu disposición.

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes gratuita sobre Los Balcanes

Budva, Cetinje, Herceg Novi, Kotor, Montenegro, Perast


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (20)

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes