El parque nacional Durmitor – Chocolate con vistas

En el lago Negro del parque nacional de Durmitor (Montenegro)

Tomarme un chocolate caliente al anochecer contemplando el lago Negro, uno de los paisajes más bonitos que he visto nunca. Un recuerdo para toda la vida que dejó mi paso por el parque nacional Durmitor, uno de los mayores regalos que la naturaleza ha hecho a Montenegro.

En el lago Negro del parque nacional de Durmitor (Montenegro)

La última vez que hablamos de Montenegro fue sobre la bahía de Kotor, el alucinante accidente geográfico que decora su costa. Y aunque la mayoría de viajeros limitan su ruta por este país a la zona litoral, la realidad es que en su interior hay mucho para ver. Y como muestra: el parque nacional Durmitor.

Todos mis post sobre Montenegro

Cómo llegar al parque nacional Durmitor

Desde el momento en el que me planteé visitar Durmitor sabía que, la mejor opción, iba a ser hacerlo en coche. Y aunque ese deseo nos surgió de un momento a otro (como mandan mis viajes), en Kotor conseguimos alquilar uno rápidamente. Desde allí son cerca de 3 horas llegar al norte, un trayecto que, pese al pésimo estado de las carreteras en algunos puntos, no se nos hizo pesado. Normal pudiendo parar a estirar las piernas en parajes como el lago Salado (slano Jezero).

Ver coches de alquiler en Montenegro

En coche de alquiler junto al lago Salado (slano Jezero) de Montenegro

Si decides ir hasta ahí en transporte público, hay minibuses a Zabljak, la localidad más cercana al mencionado parque, que salen desde Podgorica o Niksic. Aunque no los he probado en mis propias carnes, me aventuro a que se te puede hacer algo más cansino. Pero merecerá pena: palabra de Sergio.

Transcurso del río Tara en el parque nacional Durmitor (Montenegro)

Žabljak, el pueblo de referencia para visitar Durmitor

A lomos de una nada lujoso Dacia llegamos a Žabljak al mediodía, comprobando, al instante, que la oferta gastronómica del norte es muy diferente a la de la costa montenegrina. Y aunque junto al Adriático no comimos nada mal, en las montañas lo hicimos de maravilla y a mejor precio. Uno de los placeres de viajar a Montenegro.

Comiendo goulash en un restaurante de Zabljak (Montenegro)

Esta villa de menos de 2000 habitantes es el lugar de asueto para los visitantes del parque. Y aunque está enclavada en un paisaje único, no es gran cosa, más allá de la peculiar arquitectura de montaña predominante en sus casas. Parece ser que la abundancia de agua fue la razón por lo que algunos se asentaron allá hace unos 200 años. Sin embargo, a diferencia de las localidades costeras del país, la mayoría de edificios de Žabljak fueron dañados durante la guerra de los Balcanes, por lo que todo lo que se puede ver hoy es nuevo, está restaurado o reconstruido.

Fachada del hotel Polar Star en Zabljak (Montenegro)

Dónde dormir si vistas el parque nacional Durmitor

Debido al empuje turístico que tiene la zona, especialmente en verano, fue relativamente sencillo encontrar alojamiento, aunque es todo bastante más rústico que en otras partes del país. Algunas recomendaciones de alojamiento:

  • Para presupuestos ajustados, el hotel Pavlovic ofrece habitaciones dobles por menos de 50 euros la noche.

Ver hotel Pavlovic

  • Nosotros nos alojamos en el Polar Star, un hotel con mucho encanto por menos de 70 euros la doble. Aviso: está a unos 5 kilómetros del resto del pueblo.

Ver hotel Polar Star

  • Si quieres exprimir al máximo la estancia, el hotel Soa te ofrece un poquito de lujo por 140 euros la pareja.

Ver hotel Soa

Alojados y escoscados, pusimos rumbo al deseado parque nacional Durmitor.

Cartel del parque nacional Durmitor en el sendero al lago Negro (Montenegro)

Durmitor – El parque nacional más grande Montenegro

Cerca de una décima parte del territorio de Montenegro corresponde a sus cinco parques nacionales, siendo Durmitor, con 390 kilómetros cuadrados, el más extenso (y completo). Su nombre viene del macizo Durmitor, un conjunto de montañas pertenecientes a los Alpes Dináricos que se encuentran en la zona. En total hay casi 50 picos por encima de los 2000 metros de altura en esta cordillera. Bobotov, con más de 2500, es el rey de la colina.

Montañas y pinos en el parque nacional Durmitor (Montenegro)

Aparte de montañas, en el parque nacional es posible contemplar hasta 18 lagos de origen glaciar, cuatro cañones de ríos y una inmensa variedad de plantas y animalitos: ¡Lobos y osos incluidos! De hecho, desde mi hotel, juraría que escuché el aullido de algún lobo, a no ser que fuera un licántropo o algún perro muy asilvestrado.

Perro bañándose en el lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

Qué ver en el parque nacional Durmitor

En el momento en el que subes los puertos que separan la costa del interior te das cuenta de que la naturaleza tiene muchas formas de lucirse en Montenegro. Y Durmitor es una de sus mejores obras, tanto que ha sido protegido por la UNESCO desde 1980.

Cartel vacío junto al lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

Presentado el escenario, es hora de recrearse un poquito con algunas de las joyas que conforman el parque. Nosotros le dedicamos una noche y pudimos ver sus principales atractivos, pero, si te planteas alguna ruta senderista, quizá necesites dos o tres.

El lago Negro de Durmitor

Aunque se puede ir andando desde Žabljak (unos 45 minutos), hay un parking junto al acceso, así que nosotros nos decantamos por hacer ese primer trayecto en coche. Ahí pagamos 3 euros por entrar al parque y anduvimos unos 20 minutos por un sendero llano hasta llegar al lago.

Cartel del lago Negro en el parque nacional Durmitor (Montenegro)

He visitado el lago Negro (Crno jezero en montenegrino) en dos ocasiones, una en pleno verano

Sentado en un banco del lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

…y otra, un nebuloso día de otoño. Los dos días terminé boquiabierto.

Pareja camina entre la niebla junto al lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

La primera aluciné con el reflejo de las montañas en las tranquilas aguas del lago, pero también lo hice con cada paso que di por los casi 4 kilómetros de ruta circular que lo rodea.

Luz de atardecer en el lago Negro del parque nacional de Durmitor (Montenegro)

La segunda disfruté de lo bien que le sentaba la niebla a esta composición.

Sendero junto a la orilla del lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

De origen glaciar, el lago Negro es el más grande de Durmitor y está conformado, a su vez, por dos lagos, aunque esa separación solo se hace evidente algunos días del verano. El nivel de estas dos masas de agua de hasta 25 y 50 metros de profundidad, respectivamente, depende de las lluvias, del deshielo y de los ríos subterráneos.

Reflejo de las nubes en el lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

Qué hacer en el lago Negro de Montenegro

Además de la ruta senderista, en el lago Negro también es posible bañarse, aunque es un plan que yo ni me planteé en mi visita estival. Ten en cuenta que está ubicado a 1400 metros sobre el nivel del mar, por lo que hasta en julio y agosto es difícil que la temperatura ambiente supere los 20 grados. Si a eso le añadimos que el agua está a unos cuatro grados menos que el exterior, echa cuentas. Eso sí, si no eres un intolerante al frío como yo, tiene que ser fascinante.

Bañándose en el lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

Una opción para adentrarte en el agua pero sin mojarte (si no eres Moisés), es pagar los ocho euros que cuesta alquilar una barquita de remos durante una hora. El mejor plan para fortalecer parejas o acabar con ellas.

7% de descuento en el seguro de viaje de Chapka

En el muelle del lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

Hagas lo que hagas, no te vayas de ahí sin tomar un chocolate caliente al atardecer en el restaurante que hay allí mismo. Cuando lo probé por primera vez era julio, pero nos habíamos quedado fríos recorriendo el lago. Cuando volví con un grupo de fotógrafos en 2021 hacía como cero cero grados, por lo que casi lloro de la emoción al ver que el restaurante estaba abierto. Independientemente de lo que bueno que esté el chocolate, que lo está, la mezcla es imbatible.

Chocolate caliente en el lago Negro del parque nacional Durmitor (Montenegro)

El cañón del río Tara

Como adelantaba, en la región de Durmitor se pueden ver los cañones de cuatro ríos diferentes: Draga, Sušica, Komarnica y Tara, pero ninguno es tan alucinante como el último, el más profundo de Europa y uno de los más grandes del mundo.

El cañón del río Tara - Parque nacional Durmitor (Montenegro)

El río Tara nace en el sur del país, casi en la frontera con Albania, y discurre durante 145 kilómetros hasta juntarse con otro ya en Bosnia. Más de la mitad de su recorrido lo hace en forma de cañón, alcanzando, en algunos puntos, una profundidad superior a los 1300 metros.

Río Tara a su paso por el parque nacional Durmitor (Montenegro)

Tal es la importancia de esta garganta que en 1977 pasó a ser una de las regiones protegidas por la UNESCO por su diversidad de flora y fauna. Si yo fuera un salmón, también me pediría vivir en un sitio así.

Vistas del río Tara desde el puente Đurđevića (Montenegro)

Puente Djurdjevica – El mejor mirador del río Tara

Aunque hay varios miradores desde donde contemplar esta maravilla, nosotros nos decantamos por el más accesible (y popular): el puente Djurdjevica, situado a escasa media hora de Žabljak. Esta pasarela de más de 350 metros de largo fue levantada en 1940 a 172 metros sobre el río Tara.

Dos años después, fue parcialmente destruido por orden del por entonces comandante Tito para frenar el avance de las tropas enemigas durante la Segunda Guerra Mundial. Esta demolición fue encargada a Lazar Jauković, uno de los ingenieros responsables de su construcción, con idea de que pudiera ser restaurado sin dificultad.

Puente Đurđevića sobre el cañón del río Tara en el parque nacional Durmitor (Montenegro)

Cuando terminó la guerra fue reparado, pero no por Jauković, a quien habían fusilado allí mismo el ejército rival. Hoy el puente es más seguro que en aquella época, pero no olvides que estás junto a la carretera y los montenegrinos no son especialmente cuidadosos al volante.

Fotografiando el río Tara en el parque nacional Durmitor (Montenegro)

Qué hacer en el río Tara

Además de disfrutar la visita que ofrece el puente Djurdjevica, ahí mismo puedes contratar un viaje en tirolina por unos 20 euros.

Tirolina junto al puente Đurđevića del río Tara (Montenegro)

Aunque si hay una actividad por la que es conocido ese río es por el rafting, una de las cuentas pendientes que todavía tengo en Montenegro. Si a ti también te llama, ten en cuenta que en primavera, por el deshielo, lleva bastante más agua que el resto del año, por lo que no es apto para novatos. Por si te apetece probarlo, aquí te doy tres posibles tours, más o menos caro dependiendo de tu lugar de salida: Kotor > Podgorica > El propio puente.

Otros lugares para ver en Durmitor

El lago Negro y el cañón del río Tara son las dos paradas estrella del parque nacional de Durmitor, pero no las únicas. A lo largo de casi 400 kilómetros cuadrados, hay otras rutas y lugares para ver. Ascender al Bobotov, su pico más alto, o visitar alguno de sus otros lagos glaciares como el Zminje jezero puede ser un buen complemento. Nosotros nos “conformamos” con las dos mostradas, pero no descarto volver a seguir explorando.

Ya para terminar, solo espero que este relato y las fotos hayan hecho un mínimo de justicia a Durmitor, porque cuando la belleza abruma es difícil encontrar las palabras. Si tienes cualquier duda o sugerencia, los comentarios están a tu disposición.

Más información en mi guía de viajes sobre Montenegro

Durmitor


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comments (7)