Vistas del cementerio Kovaci desde el Yellow Fortress de Saravejo (Bosnia)

Sarajevo – El avispero de Europa

He consumido más de 10 horas de podcast y tropecientos artículos antes de (re)escribir este artículo; y todavía me quedan ganas de seguir profundizando. Y es que Bosnia en general y Sarajevo en particular me tienen fascinado. Porque no se puede entender la historia contemporánea de Europa sin conocer la de la capital balcánica. Sobre eso y sobre qué ver en Sarajevo hablo en este post.

Continuar leyendo

Parque Plivsko Jezero, molinos de agua a las afueras de la ciudad de Jajce (Bosnia)

4. Banja Luka y alrededores – Hasta el final

Imaginaos por un momento que en la delicada situación económica de España actualmente, varias Comunidades Autónomas deciden independizarse de manera unilateral (sin acuerdo) como solución al problema. El resto no comulgan con la idea, las negociaciones se complican y estalla una guerra interna. Varios años de conflicto y miles de muertos después, España desaparece como Estado y nacen 17 países independientes, uno por Comunidad Autónoma. Suena terrible, ¿verdad? Pues esto que parece imposible en España, ocurrió hace nada en los Balcanes. Nuestro viaje por Banja Luka y otros rincones de Bosnia ha sido una brillante lección de historia, cultura y geografía que queremos compartir con vosotros.

Continuar leyendo

Puente derrumbado sobre el Río Neretva (Jablanica, Bosnia)

3. Y de repente… Bosnia

Si os pregunto por Bosnia, ¿qué es lo primero que os viene a la cabeza?: ¿guerra? ¿pobreza?, ¿Mostar?, ¿pero ahí hay algo que ver? Lo reconozco, cuando nosotros organizamos la “ruta” de este viaje no nos esperábamos para nada que Bosnia fuera un país tan espectacular, tan verde, tan puro y con tanto para ver. Descubrirlo ha sido una verdadera sorpresa para nosotros. Ahora, dejadme que os sorprenda yo a vosotros. Bienvenidos a Jablanica, Travnik y otros pueblos cercanos a Mostar. Bienvenidos a Bosnia.

Continuar leyendo

Paseando por Cesis (Letonia)

1. Balcaciones, de viaje a los Balcanes

Entre plato y plato. Mientras esperábamos en aquel restaurante a que nos trajeran la comida les conté a mis amigos: “He visto un blog de un chico que lleva un año viajando de mochilero por Europa gastando muy poco dinero”. Luego les expliqué cómo lo hacía y propuse “¿Y si hacemos un viaje así a la Eurocopa de Polonia y Ucrania?”. Y allí empezó todo, hace casi cuatro años, y con la misma ilusión que entonces volvemos a agarrar la mochila. Esta vez, rumbo a los Balcanes: Croacia, Bosnia, Montenegro, Serbia, Kósovo y Macedonia en el horizonte.

Continuar leyendo