4. Banja Luka y alrededores – Hasta el final

Parque Plivsko Jezero, molinos de agua a las afueras de la ciudad de Jajce (Bosnia)

Imaginaos por un momento que en la delicada situación económica de España actualmente, varias Comunidades Autónomas deciden independizarse de manera unilateral (sin acuerdo) como solución al problema. El resto no comulgan con la idea, las negociaciones se complican y estalla una guerra interna. Varios años de conflicto y miles de muertos después, España desaparece como Estado y nacen 17 países independientes, uno por Comunidad Autónoma. Suena terrible, ¿verdad? Pues esto que parece imposible en España, ocurrió hace nada en los Balcanes. Nuestro viaje por Banja Luka y otros rincones de Bosnia ha sido una brillante lección de historia, cultura y geografía que queremos compartir con vosotros.

Molinos de agua a las afueras de la ciudad de Jajce (Bosnia)

La última vez que hablamos acabábamos de llegar a Jajce, después de nuestros primeros días descubriendo la sorprendente Bosnia. A Jajce llegamos a última hora del día, con el tiempo justo para buscar alojamiento, comprar algo y poner a Víctor a pelearse en la cocina mientras el resto hacíamos otros menesteres logísticos. Instalados, fuimos a dormir temprano.

Guillotina en la fortaleza de Jajce (Bosnia)

(29-06-15) Al punto de la mañana nos despertaron las dulces vibraciones provocadas por un taladro tratando de agujerear la pared contigua a nuestra habitación. Ideal para despertarse con una sonrisa. Todo lo rápido que pudimos abandonar aquel lugar que iba camino de convertirse en una batidora gigante, salimos a dar un paseo por Jajce y a descubrir por qué habíamos marcado ese punto en nuestro mapa. A diferencia de otros lugares, éste nos mostró enseguida sus virtudes. En primer lugar, como otros tantos sitios que hemos visitado en Bosnia, una fortaleza en lo alto del pueblo que nos conformamos con verla desde fuera. Después de tantas, ésta ya nos daba bastante pereza económica.

Torre en la fortaleza de Jajce (Bosnia)

Y después de casi ver la fortaleza decidimos dirigirnos al río, donde encontramos el  principal motivo de atracción turística de Jajce: su catarata.

Catarata de Jajce (Bosnia)

A la salida del pueblo, el río forma una sobredimensionada y estruendosa cascada que te moja solo de verla. Personalmente, no es la cascada más bonita que he visto (en Costa Rica andan sobrados) pero el hecho de estar en el propio pueblo juega a su favor.

En la catarata de Jajce (Bosnia)

Húmedos, iniciamos nuestra ruta en coche hacia Zelenkovac, nuestro próximo destino, aunque ésta se vio interrumpida momentáneamente por una buena razón: el Lago Pliva. Por cierto, para llegar a la mayoría de los lugares de los que hablo en este post es necesario ir con vehículo propio, por lo que os recomiendo que os miréis algún coche de alquiler. En la web de Rentalcars podéis encontrar buenas ofertas.

Ver coches de alquiler en Bosnia

Canoa navegando en el Lago Pliva (Bosnia)

Otro de los muchos preciosos lagos de Bosnia, ubicado en un entorno natural envidiable, pero con un atractivo añadido: los molinos de agua.

Molinos de agua a las afueras de la ciudad de Jajce (Bosnia)

Esto que parece una aldea de Hobbits es un conjunto de molinos de madera construidos junto al río, en perfecta consonancia con el paisaje, convirtiendo este lugar en uno de los más bonitos por los que hemos podido pasar a lo largo de nuestros días en Bosnia. Y tras esta obligatoria parada, iniciamos ya sin remedio nuestro viaje hacia Zelenkovac. Y ahora, me vais a permitir que deje a un lado la narración cronológica simplemente para hablaros de este impresionante proyecto.

Zelenkovac

Al noroeste de Bosnia, cerquita de la frontera con Croacia, vivía Borislav Jankovic con su familia.

Con Borislav Jankovic, principal responsable del Zelenkovac Ecovillage (Bosnia)

Un día el padre de Borislav falleció y dejó en herencia a su hijo un molino en medio de un espectacular bosque.

Senderos en Zelenkovac (Bosnia)

Desde entonces, y eso ya fue hace unos cuantos años, Borislav ha ido levantando con sus manos y la de varios colaboradores una (eco) aldea desde cero…

En el Zelenkovac Ecovillage (Bosnia)

…que ahora mismo cuenta ya con unas 8 o 9 casas, un edificio central (bar-recepción-museo), el molino heredado, un aserradero y algunas otras cabañas de uso por ahora desconocido para mí.

Recepción del Zelenkovak Ecovillage (Bosnia)

Todas las casetas tienen todo lo necesario para vivir con normalidad: electricidad, agua caliente, baño, cocina, salón y habitación. Y allí es posible alojarse a través de la web de AirBnb.

Interior de una caseta de madera en el Zelenkovac Ecovillage (Bosnia)

Zalenkovac es un lugar increíble que demuestra que pocas cosas son más poderosas que el convencimiento y la pasión de un hombre.

Caseta de Borislav Jankovic en el Zelenkovac Ecovillage (Bosnia)

Actualmente Borislav no gestiona solo la aldea, sino que otros “locos” de la naturaleza se han aliado a la causa. Nosotros lo encontramos casi por accidente pero si alguno de los que nos estáis leyendo tenéis la intención de daros una vuelta por Bosnia… os animo con todas mis fuerzas a que paséis alguna noche (si no varias) por allí. En Zelenkovac tan solo pasamos un día por preturas del calendario pero de haberlo sabido seguro lo habríamos organizado de alguna otra forma. Algo de nosotros se quedó ahí. Varios años más jóvenes, el día siguiente recuperamos nuestra dura vida de nómada y nos dirigimos al Parque Nacional Una.

En el Zelenkovac Ecovillage (Bosnia)

Parque Nacional Una

(30-06-15) En uno de nuestros habituales malentendidos informativos, nuestra visita a este parque natural no fue todo lo digna que podría haber sido. Lo primero porque por cuestiones de carreteras nos costó llegar a nuestro destino bastante más de lo previsto. Lo segundo porque, ilusos de nosotros, pensábamos que el Parque Nacional sería un recinto más o menos pequeño donde resultaría sencillo encontrar los puntos de interés turístico. Pero no, el Parque Nacional Una es una zona de considerables dimensiones e ir ahí sin información fue un gran error. Prueba de ello es que estuvimos todo el rato yendo de un lugar a otro sin ir a ninguno. Aunque entre tanto caos algún punto de interés turístico se nos cruzó por el camino.

Catarata en Martin Brod (Bosnia)

Martin Brod

Esta población con nombre de bebida alcohólica es en realidad uno de los puntos logísticos más transitados en esta zona. Martin Brod es especialmente conocido por sus cataratas.

Catarata en Martin Brod (Bosnia)

Esta cascada sí que me impresionó bastante tanto por sus dimensiones y su fuerza, como por la belleza del paisaje que lo rodea.

En la Catarata en Martin Brod (Bosnia)

Salimos de Martin Brod y seguimos dando palos de ciego hasta que vislumbramos un castillo a las lomas de una altísima colina que en algún momento nos pareció buena idea subir. Tan pronto como la carretera que llevaba ahí empezó a convertirse en un camino no apto ni para cabras (mirad como acabó el coche) …

Coche de alquiler en el Parque Nacional Una (Bosnia)

… empezamos a pensar que igual no había sido tan buena idea subir. Hasta que de repente…

Vistas desde lo alto del Parque Nacional Una (Bosnia)

Amigos, esto es Bosnia. Impresionante, ¿verdad? Solo por poder pasar este rato con aquellas vistas mereció la pena haber organizado tan mal el día. De ese momento de retiro espiritual regresamos a nuestra ruta del azar con intención de buscar una ciudad donde pasar la noche. Nuestro primer objetivo fue Bihac, otro de los puntos marcados en nuestro mapa, pero después de un largo viaje en coche nos dimos cuenta que ahí poco o nada había que hacer. Así que tan pronto como pudimos nos pusimos en marcha hacia Banja Luka, una ciudad casi al lado de donde habíamos iniciado el viaje ese día.

Vistas desde lo alto del Parque Nacional Una (Bosnia)

Banja Luka

Allí llegamos a última hora de la tarde, como acostumbramos, con tiempo más que para buscar alojamiento, cenar algo, dormir y conocer a Archie el simpático perro que guardaba la puerta de nuestro hostal esa noche. ¿Donde podéis alojaros vosotros?

  • Una opción económica es el Hostal Monaco Dreams, donde encontrarás una habitación doble por 20 euros.

Ver Hostal Monaco Dreams

  • Si buscáis algo de más categoría, poco más de 50 euros cuesta la habitación doble en el Hotel Villa Viktorija.

Ver Hotel Villa Viktorija

Perro en las puertas del Hostal City Smile de Banja Luka (Bosnia)

(01-07-15) Todo lo temprano que los asuntos propios del blog lo permitieron, salimos a conocer la Banja Luka, la segunda ciudad más grande de Bosnia.

Murallas en Banja Luka (Bosnia)

Como tantos otros lugares de este país, destaca su fortaleza como uno de los principales elementos de atracción turística.

Murallas en Banja Luka (Bosnia)

El paseo por la muralla terminó en el mercado, donde pudimos asomarnos al día a día de los lugareños. Un rincón tan poco turístico que por ello tenía encanto.

En el mercado de Banja Luka (Bosnia)

Nuestra tercera parada fue la Iglesia Ortodoxa Hram Hrista Spasitelja, imponente tanto por fuera…

En la Iglesia Ortodoxa Hram Hrista Spasitelja en Banja Luka (Bosnia)

… como por dentro.

Bóveda de la Iglesia Ortodoxa Hram Hrista Spasitelja en Banja Luka (Bosnia)

Como ya pudimos concluir en nuestro paso por Kiev, el oro (o elementos de aspecto similar) es uno de los principales materiales utilizados en las construcciones religiosas ortodoxas. Nuestra ruta express por Banja Luka terminó en el Museo de la República de Sprska donde vimos una exposición de cuadros de artistas nacionales. Sin entender nada de arte, y menos de pintura balcánica, resultó cuanto menos agradable a la vista.

En el Museo de la República de Sprska, Banja Luka (Bosnia)

Tras tomar nuestra píldora de cultura bosnia y comer algo típico, volvimos a la carretera y pusimos rumbo a la capital, la última parada de nuestro road trip por este país. En este post os cuento qué ver en Sarajevo y os hablo sobre la fascinante historia de esta ciudad.

Vista desde lo alto de Sarajevo y de un cementario musulmán en la capital de Bosnia

Y en este punto termina nuestra estancia en Bosnia. Desde luego a todos nos va a costar olvidar lo vivido y visto estos días. Bosnia, un país al que en nuestra ruta inicial no pensábamos dedicarle ni tres días, ha acabado por atraparnos y no dejar de sorprendernos durante más de una semana. Bosnia, el centro geográfico de una región del mundo que ha ido encadenando años y años de sufrimiento bélico, y que, sin embargo, ha tirado hacia delante apoyándose en el pasado como motor de cambio y nunca como fuente de ira y venganza. Lo confieso, antes de venir me esperaba encontrar una sociedad mucho más pobre, bélica, cerrada y hundida. Pero como me pasa siempre que viajo… bofetada de optimismo y realidad. Así que a todos los que estéis leyéndonos, la próxima vez que penséis en Bosnia no penséis en la guerra y en sus consecuencias, sino pensad en un país precioso con infinitas ganas de luchar por salir adelante. Hasta el final. Hoy os escribimos desde Montenegro y pronto tendréis más noticias nuestras. Pero ahora, os toca hablar a vosotros 🙂

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes gratuita sobre Los Balcanes

Banja Luka, Bosnia, Jajce, Zelenkovac


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comments (22)

  • Que chuuulo!! a veces en las visitas menos planeadas te encuentras rincones que merecen la pena, aunque no sean “puntos de interes turistico”! me encanta la ecoaldea, jeje, y las calles empinadas del casco de Sarajevo. Por otro lado buena lección de historia Sergio.
    Muchos besos y que sigáis disfrutando de la compañía y el camino!

    • Lara!! Creeme que cuando pasamos por la ecoldea nos acordamos muchísimo de ti! Si alguien encaja en un sitio así, eres tú 🙂 Desde luego cuando uno viaje sin rumbo es fácil llevarse muchas agradables sorpresas. Gracias por escribirnos, como siempre. Un abrazo!!

  • Lo primero enhorabuena por vuestra formar de viajar y sobre todo por contárnoslo. Este verano nos vamos por algunos de los lugares que habéis visitado y supongo que otros que visitaréis. Me gustaría haceros algunas preguntas de tipo práctico. A diferencia de vosotros, nosotros sí llevamos una ruta predeterminada y alojamiento contratado. Espero que sigais contando cosas. En Montenegro queremos visitar el cañón del río Tara y tenemos poca información. Espero leeros pronto. Saludos.

    • Hola, Paz. Lo primero muchas gracias por escribirnos y por tus buenas palabras. Te cuento, nosotros en este viaje finalmente vamos a visitar Bosnia, Montenegro y Macedonia, aparte de la ciudad Dubrovnik (Croacia). Con respecto a tu duda concreta, nosotros no vamos a ir al cañón de Tara porque andamos juntos de tiempo en Montenegro… pero todo el mundo lo recomienda. Es fácil llegar porque Montenegro es un país muy pequeño (600 mil habitantes todo el país). En todas las ciudades te ofrecen tours al río de Tara así que no tendrías porque tener ningún problema. Si podemos ayudarte con cualquier otra cosa ya nos dirás. A día de hoy tenemos mucha información de Dubrovnik, Bosnia y de la costa de Montenegro, si te vale. Un saludo!

  • Gracias por la rapidez en tu respuesta. Cómo habéis ido desde Bosnia a Montenegro?. Nosotros estamos valorando ir en autobús desde Sarajevo a Kotor (que es donde vamos a tener la base en Montenegro) pero tenemos un poco de lío con qué autobús coger porque debe haber 2 estaciones y los horarios no los vemos claros. Ya en Kotor la idea es ver el fiordo y hacer una excursión a Tara y Monasterio de Ostrog. Habéis cambiado moneda o se puede pagar en euros? Gracias y seguid disfrutando.

    • Hola, Paz! Para ir de Bosnia a Montenegro cogimos un autobús desde Mostar (Bosnia) hasta Herzeg Novi (Montenegro) que costó cerca de 20 euros y fueron como 3 o 4 horas de trayecto. Herzeg Novi es un pueblo costero de MOntenegro muy bonito, y muy tranquilo (publicaré esta semana sobre él) así que os lo recomiendo. Luego dentro de Montenegro nos estamos moviendo haciendo autostop, pero hay autobuses con bastantes frecuencias. En Bosnia la moneda es la Kuna y en Montenegro se paga en Euros. En Montenegro hay mucho tour organizado dese cualquier ciudad así que no tendréis problemas para llegar a cualquier ciudad. Un saludo!

  • Chicos!!! Qué envidia!!! ¡Cómo se nota que os lo estáis pasando genial! Ya me ha llegado alguna anécdota que otra, pero nada como ver las fotos para ver lo mucho que estáis disfrutando.
    Ah y la de la guillotina es buenísima, no sé cómo Álvaro se fío de Víctor en ese momento! 😛
    ¡En fin chicos, os queda la última etapa, pero seguro que le sacáis el jugo como hacéis siempre! ¡Hasta pronto!

    • Hola, Bea! Una alegría tenerte aquí, como siempre. Sin duda, esta primera etapa del viaje por Bosnia ha sido increíble. El coche de alquiler siempre es una ayuda, desde luego 🙂 Con la guillotina puedes estar tranquila, Víctor es bastante torpe pero en el fondo es un bonachón… jaja. Un abrazo Bea!! Gracias por escribirnos 🙂

  • hola chicos !!! increíble viaje se estan pegando !! me dan sana envidia ,ansioso por escuchar anecdotas y dispuesto a hacer unas pizzas caseras y ver fotos .un abrazo grande.nos vemos!!