Viajes baratos – Cómo viajar gastando poco dinero

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Consejos de viaje

Lo que voy a contar en esta publicación de la guía de viajes de Nada Incluido no es fruto del azar, ni de decir la primera tontería que se me pase por la cabeza. Este post es el manual de ahorro que los aventureros de esta web hemos desarrollado tras varios años viajando con lo puesto. Aquí van nuestros 30 consejos para viajar barato.

Post con trucos y consejos para viajar gastando poco dinero

Consejos para ahorrar en tus viajes

1. Márcate un presupuesto diario

Fundamental. Si quieres controlar los gastos tienes que establecer unos límites, tener claro hasta donde puedes y quieres gastar. Nosotros viajamos con 20 euros diarios, una cifra que nos da algo de margen pero a su vez nos permite viajar bastante sin gastar mucho dinero ¿Cuánto puedes invertir tú? Divide tu presupuesto entre los días y hallarás la respuesta.

Árbol del dinero en el Dharmikarama Burmese Temple (Penang, Malasia)

2. Controla ese presupuesto diario

De nada te sirve marcarte unos límites si luego los pasas por alto. Hay muchas aplicaciones para móvil y ordenador que te permiten controlar tus gastos fácilmente. De hecho, los mismos bancos tienen herramientas online que suelen ayudarte en esta tarea. Prueba  varias, elige la que más te convenza y sé disciplinado a la hora de dejar anotados tus gatos diarios.

3. Hay países… y países

Puede parecer una obviedad, pero es algo que hay que tener muy en cuenta. Y es que hay países donde por mucho que controlemos el gasto nos va a resultar muy complicado mantenernos en un presupuesto bajo. A nosotros nos pasó en los países nórdicos o en Costa Rica, por ejemplo, donde la vida para el turista es más bien cara. Es importante que tengas eso muy en cuenta antes de elegir un destino y marcarte límites. En este sentido, te recomiendo vivamente que visites la página web de Numbeo que te permite de un simple vistazo comparar el coste de la vida entre la ciudad donde vives y aquella a la que te dirige.

Consejos básicos para hacer viajes baratos

4. Ahorra en el billete de avión

Seguramente, tu viaje dependa de un billete de avión de ida y vuelta al destino elegido. Por suerte, cada vez hay una mayor oferta de vuelos lowcost y ya hay muchas posibilidades de viajar sin gastar mucho dinero. Sin embargo, si el destino que has elegido implica un trayecto de avión largo, una escala, o cruzar el charco, seguramente el precio se dispare un poco. Pero no te preocupes, porque en Nada Incluido hemos preparado una guía paso a paso para conseguir el mejor precio en cualquier billete de avión. Y créeme que si la sigues puedes llevarte sorpresas muy agradables.

Avión de American Airlines de Lima (Perú) a Miami (Estado Unidos)

5. Ahórrate alguno de los gastos básicos

Otra de nuestras claves para hacer viajes baratos. Cuando hablo de gastos básicos me refiero a comida, cama y transporte, aquellos, por así decirlo, innegociables. Sin embargo, si te lo montas bien, es fácil que puedas prescindir de gastar dinero (o al menos de gastar mucho dinero) en alguno de ellos. Por ejemplo, si una noche tienes que dormir por fuerza en un hostal caro, ¿por qué no te mueves mediante autostop? O si por el contrario, un día tienes que coger un billete de tren de mucho precio, ¿por qué no buscas alojamiento gratuito?

6. Transporte gratis mediante el autostop

Aunque hay países donde hacer autostop está muy mal visto o es casi una utopía, en la gran mayoría de destinos para mochileros es una herramienta como cualquier otra. Y ten por seguro que si echas manos del dedo de vez en cuando vas a poder ahorrar mucho dinero. Si quieres iniciarte en este noble arte te recomiendo leerte nuestra guía para hacer autostop con éxito.

Motocarro en Phnom Penh, capital de Camboya

7. Otras herramientas para ahorrar en el transporte

Si el país no lo permite o a ti personalmente no te da confianza el autostop, es fácil encontrar algunas formas de transporte de larga distancia asequibles. Lo ideal, evitar las compañías de autobús o tren para turistas (que en muchos países las hay) y utilizar los métodos de transporte para locales. Otra herramienta que puedes mirar para reducir costes es BlaBlaCar, una web que te permite viajar en coches de particulares a precios asequibles. Si no planeas hacer un trayecto largo y solo buscas un transporte dentro de la ciudad, también hay algunos trucos para ahorrar como utilizar formas de transporte público: autobús, metro… Si, por lo que sea, no te queda más remedio que ir en taxi, asegúrate de que coges un taxi oficial y pídele al chófer que ponga el taxímetro si es que no lo hace.

Ahorrar en el transporte te ayudará a viajar con poco dinero

8. Alójate gratis en casas de locales

Aunque Couchsurfing no es la única web que te permite alojarte gratuitamente en casas de lugareños, sí que es la más famosa. Por si no conocéis como funciona, todo consiste en hacerte un perfil en esta red y solicitar alojamiento en casas de los particulares allí donde vas. Hay países donde este tipo de herramientas está muy extendida y hay otros donde cuesta mucho que te alojen, pero cuando lo consigues merece la pena. Piensa que el alojamiento suele ser el gasto más importante del viajero.

Casa Lukas, Couchsurfing en Klaipeda (Lituania)

9. Otras formas de alojamiento baratas

Si no te atrae Couchsurfing (o similares) o no tienes éxito en tu búsqueda, hay otras maneras de encontrar alojamiento y no pagar mucho por ello. Por ejemplo, al margen del hotel tradicional, las ciudades suelen tener otras ofertas de hospedaje más asequibles para el bolsillo como puede ser un albergue juvenil, un hostal, una pensión, una Guest House… También actualmente están funcionando muy bien webs tipo AirBnb que te permiten dormir en casas de locales a precios (generalmente) asequibles. En esta misma línea también puedes utilizar  comparadores como HundredRooms, que te ayudan a buscar el mejor precio dentro de la amplia oferta de apartamentos turísticos.

Con la familia de Magno en Llachón (Peru)

10. Cómo ahorrar en las comidas

Para terminar con los gastos básicos, el tercero en discordia es la comida. Conseguir comer gratis es algo complicado, aunque si duermes en casas de locales es posible que este milagro en forma de alimento se dé. Pero aunque no consigas comida gratis, es relativamente sencillo reducir este gasto. Para ello prueba a comer en puestos callejeros (hay países muy dados a esto) o en aquellos restaurantes donde van los locales. No te dejas engatusar por los típicos sitios de comidas hechos por y para turistas y déjate caer por aquellos donde veas que frecuentan los lugareños. Y si no, ¿por qué no cocinas tú?

Comiendo con nuestros amigos de Bangkok en un restaurante tailandés (Bangkok, Tailandia)

11. Compra en el supermercado

Aviso, lo de comer de supermercado no siempre sale tan a cuenta, ya que hay países donde la diferencia de precio entre comer en un restaurante sencillo y hacerte tu propia comida es nula (Asia y Latinoamérica, por ejemplo). Sobre todo, si tenemos en cuenta el tiempo que tienes que dedicar a prepararla, siendo éste el bien más escaso de cualquier viaje. Sin embargo, en líneas generales, comprar la comida en el supermercado es una muy buena forma de abaratar costes, sobre todo cuando viajas en grupo porque con poco dinero puede comer mucha gente. Por lo general, los hostales, albergues y demás tienen cocina común de acceso gratuito, lo mismo que encontrarás si te alojas en casas de locales.

Cocinando en la Guest House Anica, en Dubrovnik (Croacia)

12. Evita gastar en los lugares muy turísticos

Si no quieres quemar tu dinero, no comas en el  restaurante de la puerta de Machu Picchu o evita dormir en un hotel con vistas a la Torre Eiffel. Los centros turísticos de los lugares más visitados son una trituradora de plata y cobre. Incluyo también en este punto zonas de costa o capitales, donde los precios suelen ser un tanto más altos. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tus rutas.

13. Lleva provisiones encima

Si no quieres acabar comprando agua en la tienda más cara de todo Venecia, trata de llevar siempre contigo algún básico como puede ser una botella de agua y algún aperitivo para engañar al estómago entre horas.

Trucos para ahorrar en el alojamiento y/o comida para viajar barato

14. Di que sí

Para mí otra de las claves para ahorrar en los viajes: decir que sí. Me explico. Generalmente nuestra cultura y la educación que recibimos suele ir por el camino de rechazar las invitaciones que nos hacen las personas fuera de nuestro entorno cercano. Es decir, tendemos a decir que no si un “desconocido” quiere regalarnos algo, pagarnos una cerveza, invitarnos a comer, ofrecernos cama… Sin embargo, cuando viajas con lo puesto es muy habitual que se den este tipo de situaciones y, en la mayoría de veces, hay que decir que sí. Si alguien quiere invitarte a algo acéptalo, porque él verdaderamente se sentirá bien y a ti te hará un favor. Nosotros en nuestros primero viajes rechazábamos este tipo de cosas, ahora aceptamos casi todas. A cambio, a los viajeros que llegan a nuestro hogar no les falta de nada.

Fiesta internacional en un restaurante indio de Malaca (Malasia)

15. Di que no

¿Primero me dices que diga que sí y ahora me dices que diga que no? Me explico. Cuando hablo de decir que no, me refiero a rechazar aquellos eventos, invitaciones, compras o demás caprichos que si aceptas todos pueden acabar rompiendo tu presupuesto. Ésta es igual una de las reglas más “dolorosas” de las aventuras lowcost ya que más de una vez te harán perderte experiencias bonitas. A cambio, si gastas menos en cada aventura podrás viajar con más frecuencia y durante más tiempo.

Turista pasea en un elefante en Phuket (Tailandia)

16. Sé flexible

Otro de los pilares básicos de los viajes lowcost. Cuando hablo de ser flexible no me refiero solo a temas de fechas, hablo de ser flexible en general, de tener la mente abierta, de salirte del camino marcado si es necesario. Por lo general, los viajes son salidas de nuestra línea de seguridad, y la forma habitual de controlar esa incertidumbre es siguiendo una ruta planificada. Sin embargo los viajes son una fuente continua de oportunidades, y hay que tener los ojos bien abiertos para saber aprovecharlas. Si llego por accidente a un pueblo encantador donde encima no tengo que pagar por dormir, ¿por qué voy a tener que marcharme el día siguiente? Si conozco a alguien muy interesante en el camino pero tiene una ruta diferente a la mía, ¿por qué no voy a unirme a él? El calendario tiene que ser una guía, nunca una obligación.

17. Evita la temporada alta (si puedes)

Vale, ya sé que esto no siempre es una opción. Si tienes un trabajo  común lo más fácil es que tengas tus 15 días de vacaciones y punto. Pero, si no es tu caso, ¿por qué no viajas en fechas diferentes? Es exagerado como aumentan los precios en la llamada “temporada alta”, especialmente en los lugares turísticos, dónde fácilmente si puede llegar a duplicar o triplicar el coste de las cosas. Ten en cuenta que la temporada alta en Europa no es la misma que en otros continentes, por lo que infórmate bien de dónde vas.

El Angkor Wat estaba repleto de turistas en nuestro paso por ahí (Siem Reap, Camboya)

18. Agencias de viaje, ¿sí o no?

Particularmente creo que hay públicos para todo y momentos para cada cosa. Es decir, hay épocas de la vida en la que buscas la tranquilidad o grupos de viajeros que prefieren complicarse lo justo. En ese caso las agencias son una opción ideal para ver mundo sin preocuparse de mucho más. Sin embargo, aunque algunas que ofrecen precios muy competitivos, la realidad es que una agencia de viajes es un intermediario y como tal siempre va a encarecer el precio final del producto. Por lo tanto, si tienes tiempo y paciencia, siempre te va a salir algo más barato organizarte las aventuras por tu cuenta.

Tú actitud es fundamental para viajar con poco dinero

19. Viaja con mochila

Sin duda, la mochila es un complemento ideal para los viajes baratos. Las ventajas logísticas que este medio te proporciona son muchas, pero también puede ser una estupenda herramienta de ahorro. Sin ir más lejos, si tu mochila no es de un tamaño descomunal, es fácil que puedes subirla al avión contigo sin necesidad de facturarla, ahorrándote ya de por sí ese gasto y los consiguientes problemas que muchas veces trae consigo facturar. En este otro post de Nada Incluido te contamos cómo preparar una mochila de viaje.

Mi mochila en el aeropuerto de Barajas (Madrid, España)

20. Viaja con saco de dormir y toalla

Aunque luego no los uses en todo el viaje, la toalla y el saco de dormir son dos “por si acasos” fundamentales para tus viajes. El saco puede servirte de aislante, de colchón, de sábana, de manta incluso de almohada en un momento dado… permitiéndote dormir en casi cualquier lugar. La toalla (de microfibra por supuesto, que no ocupan casi), también es imprescindible porque en muchos alojamientos “lowcost” no te ofrecen o, si lo hacen, a veces te la cobran. No es lo habitual pero no es la primera vez que nos ocurre y da mucho coraje gastar dinero en tonterías así.

Una viajera se acomoda en el maletero de una taxi peruano

21. No le des valor al equipaje

Si sumamos el coste total del material que llevamos en nuestra mochila de viaje difícilmente superará  los 300 euros. Y lo hacemos así es porque cuanto menos valen tus pertenencias, menos quebraderos de cabeza te va a traer. Lo único en lo que compensa invertir algo más de dinero es en comprar un saco pequeño, un buen calzado y una prenda de abrigo de calidad. Imagínate que te pierden la mochila en el aeropuerto, o te la roban en un autobús o duermes en un hostal donde no hay ningún tipo de seguridad. Esas situaciones ocurren, y más fácil será solucionarlas si no llevas en la mochila nada de un valor económico o sentimental incalculable. En nuestro caso viajamos con una cámara de fotos profesional y un portátil, pero estos dos siempre los llevamos encima. Ten mucho cuidado con los aparatos tecnológicos en los autobuses, trenes u otros medios de transporte. Evita dejarlo en el maletero porque muchas veces un mal asfalto puedo acabar rompiendo este tipo de dispositivos.

Equipaje recomendado para viajar gastando poco dinero

22. Utiliza la moneda local

Aunque el mundo es cada día algo más global, y en muchos de los destinos turísticos a los que vamos suele permitirse el pago con las monedas “poderosas” (Euro y Dólar, principalmente), yo recomiendo cambiar tu dinero al del país y usar siempre esa moneda. Generalmente en los lugares concurridos se suele poner precios más altos al pago con dinero extranjero además de que muchos aprovechan la confusión del cambio de divisa para sacarte algo más. Por ejemplo, 1€ = 4 soles peruanos. Si en Perú compras algo que vale 10 soles y lo pagas en euros, es fácil que te cobren directamente 3 euros en vez de 2,5 euros que sería el cambio real. Céntimo a céntimo es fácil perder mucho dinero por el camino.

Algunos de los billetes del colón de Costa Rica

23. ¿En efectivo o con tarjeta?

En líneas generales, yo recomiendo pagar con dinero en efectivo porque es más fácil controlar lo que gastas. Ahora bien, hay quien por seguridad prefiere hacerlo con tarjeta en vez de efectivo. Sin embargo, ten en cuenta que todavía hoy en muchos países del mundo la tarjeta no es algo que esté demasiado extendido y no es raro que no puedas usarla más que en grandes superficies o en multinacionales. De la misma forma, es muy habitual que nuestro banco cobre una comisión por cada operación que hagamos con nuestra tarjeta en el extranjero, y si no las tienes en cuenta puede que al final del viaje se te haya esfumado bastante plata en esta partida. Sin ir más lejos, en nuestro primer viaje, cuando todavía nos engañaban fácilmente, nos dejamos cerca de 25 euros por persona en este tipo de comisiones…

24. Hazte una cuenta de banco sin comisiones en el extranjero

Si aun así te da más tranquilidad pagar con tarjeta que en efectivo, a día de hoy hay una serie de bancos que te cobran muy poco o nada por utilizar la tarjeta en el extranjero. Nosotros tenemos una cuenta en el Evo Banco que te permite sacar 3 veces gratis cada mes y pagando  1 euro a partir de la cuarta. Así es mucho más fácil controlar los gastos.

Cuenta de restaurante en Phnom Penh (Camboya)

25. Un fondo común para todo el grupo

Si viajas en pareja o en grupo, otra buena medida de ahorro es llevar una única cuenta y pagar la mayoría de los gastos con ella: alojamiento, comida, transporte… de esta manera solo tenéis que preocuparos de esa. Además con este sistema se puede encargar a alguien del grupo como responsable de la cuenta y que sea el quién controle que él grupo se mantiene en el presupuesto. Esto no quita que cada uno se lleve algo de dinero aparte, por si quiere comprar regalos, recuerdos o darse un capricho en un momento dado.

26. Regatea

Si eres europeo, no estarás muy habituado a este tipo de prácticas, pero la realidad es que en mucho países el regateo es algo cultural. Evidentemente hay lugares y lugares, y si vas a un hotel de bien o a un supermercado no te vas a poner a regatear. Sin embargo en mercados, tiendas de recuerdos, albergues… es algo habitual y hasta esperan que lo hagas.

Buscando un Tuk Tuk en Khao San Road (Bangkok)

27. Sácate carnets con descuentos

Si eres joven, universitario, jubilado, familia numerosa… o perteneces a cualquier grupo con beneficios, te recomiendo que te saques todos esos carnets que acrediten tu condición. La mayoría de los lugares de interés turístico que requieren entrada suelen tener descuento para estos grupos. Y si no tienes ningún carnet pero tienes cara de joven o de estudiante, échale imaginación y saca el de conducir o la tarjeta de autobús de tu ciudad. A veces funciona ^^

28. Utiliza tarjetas telefónicas locales

Si viajas a otro país y pretendes estar en él un tiempo prudencial, tener una tarjeta de teléfono local te puede sacar de muchos apuros. Por ejemplo, llamar o mandar sms para localizar a un anfitrión o a un hostal para consultar disponibilidad. Las llamadas internacionales son abusivamente caras así que ante estancias prolongadas en un mismo país tener una SIM local es una buena fuente de ahorro.

Varios consejos para aprovechar mejor tu dinero y ahorrar en tus viajes

29. Tira de contactos

En la era digital estamos todos conectados, y por tanto es muy fácil conocer a alguien que conoce a alguien que vive allí donde vas y estará encantado de “cuidar” de ti: alojarte, ayudarte a buscar alojamiento, solucionarte problemas… En mi caso, suelo echar mano del blog para buscar referencias en otros países pero también suelo preguntar a mis conocidos antes de partir. Y funciona de maravilla.

En la puerta del hotel Shakhtar Plaza de Donetsk con Jesús, el hermano de Fernando Llorente

30. Aprende palabras en otro idioma

Si estás visitando un país donde no hablan tu lengua, te recomiendo que te aprendas algo de su vocabulario básico para ser amable con los locales y mostrar interés. El lugareño suele simpatizar rápidamente con aquellos que se esfuerzan en aprender algo de su cultura. Saludarles o darle las gracias en su idioma antes de cualquier compra suele facilitar las negociaciones.

Juego para aprender idiomas en Turkish Airlines

31. Sé amable y mézclate

En estrecha relación con el punto anterior, ser amable, educado y respetuoso siempre te va a abrir muchas puertas. El mostrar interés por las personas que se cruzan en tu camino, tratarles bien, mezclarte con ellos, acercarte… puede dar lugar a gestos solidarios por su parte, como rebajarte el precio de una cuenta, regalarte algún souvenir, alojarte, llevarte a algún sitio…

Pavel, sus amigas y nosotros en una spanish party en Mariupol (Ucrania)

32. No tomes decisiones en condiciones extremas

“Come antes de tener hambre, bebe antes de tener sed y para antes de estar cansado”. Esta regla básica del viajero es aplicable a muchos ámbitos pero es un consejo estupendo si quieres ahorrar. Las peores decisiones se toman en situaciones extremas y si fuerzas tu cuerpo acabarás alojándote en el hostal más caro de la ciudad o comiendo en el restaurante más exclusivo.

Tips para viajar barato

Te lo aseguro, si has llegado hasta aquí ahora estás un poquito más preparado para salir al aventura gastando poco dinero. Como ves esta publicación es la esencia de Nada Incluido, todos nuestros trucos para poder viajar barato por el mundo. Ahora solo te queda salir y ponerlo en práctica, porque la experiencia es lo que te va a permitir aplicar en el momento adecuado cada uno de los consejos de esta publicación.  Antes de terminar, dar las gracias a mis amigos de Guardatodo, líderes en el alquiler de trasteros en Zaragoza, quienes han sido los encargados de hacer los simpatiquísimos dibujos con los que hemos decorado esta publicación. Ya sabes que desde ya los comentarios están abiertos para que nos des tus propios consejos o para que lances tus inquietudes. Ahora solo queda salir y poner a prueba lo aprendido :).

Más información de utilidad para viajeros en nuestra guía de viajes gratuita

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (8)

  • Javier

    |

    Si utilizas redes como couchsurfing, googlea o busca en Facebook a quien te ofrece alojamiento, te dará un poco más de información sobre la persona, su entorno y si puedes compatibilizar o no con ella.

    Responder

  • Julión

    |

    Tendrias que recomendar mucho el uso de redes sociales como couchsurging (enlace) y similares. Se ahorra mucho con ellas y se conoce gente que puede enseñarte el sitio.

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      Hola, Julión! Habló de ella largo y tendido el punto 8. Es una de las máximas de Nada Incluido.

      Responder

  • Analia

    |

    Muy buena la pagina#!!!! Soy de buenos aires

    Responder

  • Andrea

    |

    Muy Buenos Consejos.

    Gracias!!

    Cuando te animes a Colombia con gusto te ayudo.

    Saludo

    Responder

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Miembro de:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies