3. Y de repente… Bosnia

Puente derrumbado sobre el Río Neretva (Jablanica, Bosnia)

Si os pregunto por Bosnia, ¿qué es lo primero que os viene a la cabeza?: ¿guerra? ¿pobreza?, ¿Mostar?, ¿pero ahí hay algo que ver? Lo reconozco, cuando nosotros organizamos la “ruta” de este viaje no nos esperábamos para nada que Bosnia fuera un país tan espectacular, tan verde, tan puro y con tanto para ver. Descubrirlo ha sido una verdadera sorpresa para nosotros. Ahora, dejadme que os sorprenda yo a vosotros. Bienvenidos a Jablanica, Travnik y otros pueblos cercanos a Mostar. Bienvenidos a Bosnia.

Puente derrumbado sobre el Río Neretva (Jablanica, Bosnia)

(26-06-15) La última vez que hablamos acabábamos de dejar Dubrovnik (Croacia) rumbo a Mostar, de lejos el lugar con más gancho turístico de Bosnia. Hasta allí llegamos tras un precioso viaje de autobús recorriendo parte de la costa del Adriático. El único “pero” es que a lo largo del trayecto nos pidieron hasta cuatro veces el pasaporte, en cada una de las entradas y salidas de aduana. Pero llegar, llegamos. Sobre todo lo acontecido en esa ciudad hablo largo y tendido en mi post sobre qué ver en Mostar.

En el Stari Most (Puente VIejo) de Mostar (Bosnia)

(27-06-15) A primera hora de la mañana, cuando terminaban de poner las calles en Mostar, salimos en búsqueda de nuestra meta logística del día, el alquiler del coche. Bueno, realmente salieron mis amigos, porque yo me quedé haciendo asuntos de blog. Poco rato después el objetivo había sido satisfecho con creces y bien ajustado a nuestro muy apretado presupuesto. Si queréis agilizar trámites, nuestra recomendación es que lo reservéis por la web.

Ver coches de alquiler en Bosnia

Alquilando un coche en Mostar (Bosnia)

Seis días de coche tendríamos por delante para llegar a cualquier rincón de Bosnia. Para favorecer este turismo sobre ruedas dedicamos un tiempo previo a marcar una gran cantidad de lugares por el mapa (según recomendaciones) y así tener más o menos claro hacia dónde ir dando los pasos. Lo que no sabíamos es Bosnia iba a tener tanto que enseñarnos como Medjugorje, el pueblo que se ha convertido en un centro de peregrinación cristiana por las supuestas apariciones de la Virgen. Puedes leer esta curiosa historia en mi artículo sobre Medjugorje.

Grupo rezando junto a la estatua de la Virgen en la colina de las apariciones (monte Podbrdo) de Medjugorje (Bosnia)

Blagaj

La siguiente etapa de nuestro road trip fue Blagaj, un pequeño pueblo de piedra embellecido por la cuenca que forma el río Buna a su paso por la zona.

El río Buna a su paso por Blagaj (Bosnia)

Una región rodeada de montaña, agua y vegetación que lo convierten en un punto perfecto para los amantes de la acampada. Nosotros no hicimos noche ahí pero sí que nos calzamos nuestro bañador y chancletas para darnos un chapuzón en el río.

Botas junto al río Buna en su paso por Blagaj (Bosnia)

Un chapuzón que no fue tal cuando nos dimos cuenta de que por cada centímetro de tu cuerpo que metías en el agua salía presentando síntomas de congelación. Solo los más fuertes consiguieron aguantar un par de minutos a remojo. Con la circulación recuperada para toda la vida, volvimos al coche rumbo a nuestro siguiente destino. Pocitelj es uno de los pueblos con más encanto que hemos encontrado, por ahora, en Bosnia. Aquí te dejo el artículo sobre este maravilloso lugar.

Vista desde el castillo de la Mezquita Ibrahim-Paša de Pocitelj (Bosnia)

Jablanica

Tan pronto como llegamos a Jablanica lo primero que hicimos fue encontrar la cena (pizza y helado por 3 euros por persona) y cama más barata de todo el viaje (30 euros los cuatro una casa entera), aunque en vistas de lo cutre que era el hospedaje poco más habríamos estado dispuestos a pagar. Pero a estas alturas de nuestras aventuras ya estamos más que curados de espanto: cualquier colchón es una buena cama, incluso aquellos que huelen como si alguien se hubiera escondido a fumar dentro.

Habitación de un Sobe de Jablanica (Bosnia)

(28-06-15) Iluminados por la luz del sol, pudimos ver con más claridad lo que ya nos veníamos oliendo desde el día anterior, que en Jablanica había poco que ver más allá del sobrecogedor enclave natural sobre en el que se encuentra. Las llanuras mediterráneas del principio del viaje por Bosnia habían dado paso a espectaculares composiciones de montañas, bosques y caudalosos ríos.

Tren decorativo en Jablanica (Bosnia)

Rebuscando en la zona sí que dimos con un lugar que bien merece una vista: un puente hundido sobre el río Neretva durante la Segunda Guerra Mundial.

Puente hundido sobre el río Neretva en Jablanica (Bosnia)

En realidad este puente no es el original, sino una recreación que hicieron del mismo para rodar una película en los años 60  y cuyo decorado dejaron ahí como homenaje. No es un lugar tan atractivo que merezca que vayas de propio a verlo, pero si estás por la zona sí que te recomiendo hacerte unas fotos.

En el puente derribado sobre el río Neterva en Jablanica (Bosnia)

Cuando terminamos con lo poco que Jablanica tenía para ofrecernos, nuestra ruta siguió en dirección al norte, aunque en nuestro camino un par de lagos nos robaron varios pedazos de tiempo.

En el lago Boracko Jezero (Bosnia)

Es increíble la gran cantidad de lagos, ríos y otros accidentes geográficos acuáticos que atraviesan Bosnia por casi cualquier rincón. Por muchos que hemos visto ya, no creo que dejen de impresionarnos a lo largo de todo el viaje. Por cierto, si como a nosotros os gusta saliros de las rutas marcadas, os recomiendo que viajeis con algún seguro que os cubra de los posibles percances del aventurero.

5% de descuento en seguro de viaje de Iati

Escalera en el lago Boracko Jezero de Bosnia

A mediodía pusimos fin a nuestra ruta entre lagos con una parada en la ciudad de Travnik.

Travnik

Como os he comentado al principio de la publicación, de cara a organizar la ruta de viaje en coche por Bosnia hicimos un rastreo rápido por muchas páginas webs en busca de lugares para visitar. La idea fue estupenda, el único problema es que nos limitamos a marcar dichos nombres en el mapa sin mirar realmente qué había en cada uno de esos lugares. Travnik fue producto de una de esas confusiones.

Vista de Travnik desde lo alto de la fortaleza (Bosnia)

No es que Tavnik fuera especialmente feo, que lo era, ni que tuviera nada para ver, que no lo tenía, es que el ambiente que se respiraba en la ciudad era deprimente. En las dos horas que estuvimos paseando por la ciudad apenas vimos a nadie sonreír. El atractivo del pueblo se concentraba en sus alrededores, como casi cualquier lugar en este impresionante rincón de Bosnia

Vista de Travnik desde lo alto (Bosnia)

… pero dentro del poblado poco había para ver, quizá su fortaleza.

Stari Grad, entrada de la fortaleza de Travnik (Bosnia)

Después del tropezón Travnik levantamos el “flow” rápido a nuestra llegada a Jacje, que sin ser tampoco un lugar de cuento… tenía mucho más que ofrecernos. Pero para descubrirlo tendréis que esperar a la próxima publicación. De momento espero que, como nosotros, estéis bastante impresionados de lo que habéis visto. ¿Verdad que no os esperabais que esto estuviera aquí? Pues así es, esta es la magia de viajar a lugares no turísticos, que lo disfrutas mucho más porque además te sorprenden. Es como recibir un regalo bonito un día que no es tu cumpleaños. De momento solo os he enseñado Mostar, Medjugorje y Pocitelj, una parte de lo mucho y muy bonito que Bosnia ofrece. Pero todavía va a haber más… e igual de bueno. Se abren los comentarios.

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes sobre Los Balcanes

Medugorje, Pocitelj, Travnik


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comments (38)

  • Qué sorpresa! La verdad es que no creía que Bosnia tuviera tanto que ofrecer, incluso los edificios acribillados por la guerra esconden tanta historia, que los hace imprescindibles en la ruta turística a visitar por Bosnia, lo cual impacta bastante.

    En cuanto a vuestro viaje, veo que no descartáis ningún tipo de actividad; misa, baño en el río Buna, visita a escenarios de rodaje… me dejo algo?!? Jeje

    Espero que sigáis encontrando tantas buenas sorpresas como hasta ahora!! 😉

  • Magnifico relato, Sergio. Como siempre al leerlo, invita a viajar y adentrarte en mas rincones…. no es si no la primordial intención de un blog de viajes el incitar al descubrimiento y a la exploración de fantásticos lugares y rincones no descubiertos por el turismo de masas? En este aspecto, prueba conseguida.
    Y en cuanto a las fotografías, espectaculares. Cuando a través del visor aparecen escenarios semejantes, paisajes de ensueño y situaciones excepcionales, la edición posterior es estéril. Las fotos “hablan” por sí solas. Eso se siente. No hay disfraz, ni truco. El ojo del fotógrafo ve, domina ante tan hondas escenas y cumple la norma no escrita número uno del fotógrafo: si una foto es lo suficientemente buena y transmite, déjala estar. Cualquier cosa que hagas después con ella, solo servirá para que hable con otro lenguaje.
    Así que, felicidades por buen escriba y buen documentalista. Suerte y disfrute a toda la cuadrilla.

    • Hola Luis!! Gracias por dejarnos un comentario tan elaborado… y amable :). Verdaderamente el proyecto de Nada Incluido está cogiendo mucho cuerpo y publicación tras publicación disfruto más con ello. Creeme que cada post lleva muchísimo trabajo detrás pero merece la pena por el buen feedback que recibo y porque sé que consigo transmitiros lo que busco. Con respecto a lo de la fotografía… creo que en eso estamos de acuerdo 🙂 No soy tan de la “vieja escuela” como tú, pero intento tocar lo menos posible las fotografías para que no se pierda nada en el camino… ¡Un abrazos a todos!!

  • Me gustaron mucho las fotos de Croacia, pero me han sorprendido los paisajes de Bosnia y todo lo que nos has enseñado,muchos nombres me suenan mucho desgraciadamente de escucharlos durante la guerra, incluido ese puente tan precioso,que salia partido en dos,da alegria ver lo bien que lo han reconstruido.
    Que lo paseis muy bien y cuidaos mucho . muchisimos besos

    • Hola, Mari Carmen!! Desde luego, como dices de Bosnia la mayoría de información que conocemos hasta ahora es de las noticias, y rara vez bueno. Pero ha sido un agradable descubrimiento ver qué rápido han salido adelante y lo bonito que está todo! Gracias por escribirnos 🙂 Un abrazo!

  • jo, que bonito, cuanto bosque y río y los pueblecillo mu bonicos…sigues escribiendo igual de divertido, me encanta tu estilo Sergio. Pena de los salvajes que lo acaban destrozando todo.
    Alé, que sigáis disfrutando como hasta ahora, que os va todo rodado!

  • Jo, que pasada, nunca imaginé que Bosnia pudiera tener unos paisajes, tan impresionantes.

    Una pena el haberos perdido esa acampada, pero sin duda tendréis otra oportunidad similar a la vuelta de la esquina.

    Mucho ánimo para el resto del viaje y que lo que queda por ver sea como mínimo igual de impresionante, sino más.

    Saludos desde la ciudad Infernal (hoy 40ºC).

    P.D: Queremos más anecdotas de las “hazañas” de Víctor jejeje.

    • Gracias Jorge, la verdad es que Bosnia es realmente increíble, tiene una gran variedad de paisajes y todos espectaculares, es un país muy recomendable para hacer turismo, sobre todo ahora que no esta sobreexplotado.
      saludos

    • Hola, Jorge! Desde luego, nosotros tampoco, Bosnia ha sido una sorpresa para todos 🙂 Gracias por escribirnos y por el apoyo… y mucho ánimo con los calores! Por aquí no nos podemos quejar, la verdad, al menos de momento.

      P.D. Víctor es un generador de hazañas!!! Seguro que tiene mucho que contaros a la vuelta

  • Victor!!!
    Nos hemos acordado de tus vacaciones y aquí nos tienes leyendo vuestras aventuras y viendo las fotos.
    ¡¡ Que envidia nos estais dando!!, parece un lugar increibe para descubrir y disfrutar.

    Te mandamos un abrazo desde la Unidad de Formación del Servet, uno no…varios abrazos para que los puedas compartir con tus amigos.
    Si lo lee… otro abrazo para Otegui padre.

  • Hola Sergio! Estaba buscando información sobre Mostar y he acabado en tu blog de casulidad y oye, me ha gustado bastante!! 🙂
    Te quería preguntar si sabes cómo podría viajar hasta Mostar, ya que tengo pensado ir allí el año que viene y no sé muy bien cómo hacerlo (he visto vuelos a Sarajevo por casi 300€, cosa que me parece carisiiiiiisima. ¿Qué me recomiendas hacer? Sabes de más ciudades que hagan escala con Mostar y sean más económicas?
    Muchas gracias y a seguir con el blog!! 🙂

    • Hola, Víctor! Me alegro de que te guste el blog. Si quieres más información sobre Bosnia te recomiendo leer nuestra publicación sobre qué ver en Bosnia 🙂 ¡Es un país interesantísimo! Te cuento nosotros fuimos a Bosnia vía Croacia, cogimos un avión de Barcelona a Dubrovnik y de ahí un autobús a Mostar. El avión nos salió por unos 40 euros y el bus a Mostar no recuerdo, pero calculo unos 20. ¡Gracias por escribirnos! 🙂

  • Estuve por esos lares, aunque no tanto como ustedes, Me sorprendió también Bosnia. Muy buen relato, es todo tal cual. Extraño esas tierras y me gustaría volver para viajar en tren desde Mostar hasta Sarajevo. Perdí de conocer esta ciudad, una pieza de historia única, a raíz de que el ferry a Italia salía de Split, Croacia, y no hacíamos tiempo de llegar en el auto que usábamos. Gracias por tus impresiones. Un gran saludo. Julio

  • Hola Sergio, la verdad te felicito!! muy bueno el blog y esta info de Bosnia.
    Estoy yendo el fin de semana del 14 de octubre. Aterrizamos en Dubrovnik y alquile un coche para salir tipo 10am para bosnia previo paso por Ston que he visto que parece interesante. Y despues pasar a Bosnia.
    Primera pregunta: Con el carnet de conducir español se puede conducir sea en Croacia como en Bosnia, no?
    Luego como te contaba iremos primero a Medugorje dado que tenemos muchas ganas de conocer ese lugar y luego a Mostar. Haremos noche ahí y al otro día vuelta a Dubrovnik a conocer esta ciudad.
    Segunda pregunta: Veo que fueron de Dubrovnik a Mostar en bus. A que hora salen (si te acuerdas), desde donde y cuanto cuesta?
    Espero tus respuestas si puedes y sino muchas gracias igual!!
    un abrazo y estamos en contacto!

    • Hola, Guido! Muchas gracias por tu mensaje 🙂 Te cuento, con el carnet español se puede conducir por los Balcanes, sí. Con respecto al autobús, las horas no recuerdo, la verdad, pero es cuestión de que cuando lleguéis preguntéis. Aquí tenéis la ubicación de la estación en el mapa. El precio del ticket tampoco os lo puedo decir exacto, pero me suena que eran unos 15 euros. El viaje se hace algo largo porque pasas por varias aduanas.

      ¡ Disfrutar mucho del viaje!

  • Mauricio Peña Olaya

    Sergio, me gustó mucho tu blog…soy de Colombia y espero llegar a Madrid en septiembre, alquilar un auto y arrancar para donde sea…. incluido Medjugorje…muy vacano el nombre…nada incluido.
    Así es mi viaje, solo incluye a mi esposa…je je…