5. Essaouira – La gaviota y la cámara

Viendo la medina desde el castillo de Essaouira (Marruecos)

No tendría más de diez años cuando la primera cámara digital llegó a mis manos. La calidad de aquel aparato dejaba muchísimo que desear, pero ese día nació en mí esta atracción por capturar los momentos que vivo. Hoy, casi 20 años después, esa inquietud se ha convertido en mi forma de vida y, en lugares como Essaouira, solo puedo agradecer que aquella obsoleta cámara apareciera un día por mi casa.

Viendo la medina desde el castillo de Essaouira (Marruecos)

La última vez que hablamos acababa de pasar unos días entre playas y piscinas en Agadir, una ciudad de vacaciones del sur de Marrueco. Mi periplo por la costa oeste marroquí seguiría un poco más, aunque esta vez me llevaría a un lugar con mucho más encanto: Essaouira.

Todos mis posts sobre Marruecos

Cómo ir a Essaouira

Essaouira (Esauira en español) es una ciudad marítima de 70.000 habitantes ubicada a unos 200 kilómetros de Marrakech. Por esta razón, la opción más sencilla para llegar hasta allí suele ser desde la ciudad roja, desde donde salen muchos tours de día…

Ver tour a Essaouira desde Marrakech

Motorista en el puerto de Essaouira (Marruecos)

…o desde donde puedes agarrar algún bus con destino a esta localidad. En mi caso, fui directamente desde Agadir a través de la serpenteante carretera que conecta estos dos puntos. Si te mareas fácil, te recomiendo tomarte algo e ir con los ojos bien abiertos. 80 dírhams pagué por viajar de nuevo con CTM, una de las compañías de buses más decentes de Marruecos.

Estación de autobuses de Agadir (Marruecos)

Por si te lo estás preguntando, no hay posibilidad de ir en tren hasta Essaouira. Así que la opción más rápida y confortable es alquilar tu propio coche, lo que además te permitirá parar donde quieras. Créeme, tentaciones no te van a faltar.

Ver coches de alquiler en Marruecos

Cabras en lo alto de un árbol del argán en el camino a Essaouira (Marruecos)

Dónde dormir en Essaouira

Pese a que Essaouira no es muy grande, la ciudad tiene un enorme gancho turístico, por lo que la oferta hotelera es amplia. La mayoría de alojamientos se encuentran en la medina o junto a la playa.

  • Si te apetece dormir en casa de locales, Airbnb ofrece muchos apartamentos de este tipo.

25€ de regalo en Airbnb

  • Una buena opción para presupuestos ajustados es el Youth Hostel, donde la cama en habitación compartida cuesta 6 euros.

Ver Youth Hostel

  • Si buscas algo económico para ir con tu pareja, Dar El Paco es una buena opción. 35 euros cuesta la habitación doble en este bonito Riad.

Ver Riad Dar El Paco

  • Yo tuve la suerte de dormir en el Riad Mimouna, un precioso alojamiento en plena medina. Muy muy top.

Ver Riad Mimouna

Habitación del riad Mimouna en Essaouira (Marruecos)

Tras un breve refrigerio en el hotel, puse rumbo a la conquista de Essaouira.

Essaouira, la antigua Mogador

Es muy difícil entender esta ciudad sin la fortificación que rodea su medina, dándole ese aspecto tan formidable. Y es que la historia de Essaouira es la de sus murallas, empezadas a levantar en el siglo XVI por los portugueses con el objetivo de proteger este cotizado asentamiento.

Calle Skala en Essaouira (Marruecos)

Pero sus primeros pasos se remontan a tiempos de los fenicios, quienes se asentaron en un pequeño archipiélago ubicado a pocos metros de la playa de Essaouira. Allí los fenicios utilizaban organismos marinos para producir un colorante, práctica por la cual se bautizó a este como el archipiélago de las Islas Púrpuras.

Atardecer en Essaouira (Marruecos)

Desde entonces hasta hoy, Essaouira ha ido cambiando de “propietarios”, aunque su mayor esplendor lo viviría durante el siglo XVIII bajo el mandato del sultán Sidi Mohamed ben Abdallah. Este monarca tomó tres decisiones fundamentales en el desarrollo de Essaouira: encargar un plan de urbanismo al arquitecto francés Théodore Cornut, potenciar la llegada los judíos a la ciudad y convertirlo en el único puerto de Marruecos abierto al comercio europeo.

Viendo sandalias en el zoco de Essaouira (Marruecos)

Tras esta época dorada, a principios del siglo XX la ciudad fue perdiendo brillo conforme su vecina Casablanca crecía en importancia y la comunidad judía abandonaba la ciudad.

Marroquí pasea cargado en una de las calles de la medina de Essaouira (Marruecos)

Tras un período de letargo, hoy el turismo empieza a devolverle su esplendor de antaño. La catalogación de su medina como patrimonio de la Humanidad por la Unesco y su aparición en Juego de Tronos la han vuelto a convertir en un objeto de deseo. Y con razón, porque te aseguro que hay mucho para ver en Essaouira.

Qué ver en Essaouira

Al igual que me ocurrió con Chefchaouen, no me gustaría venderte Essaouira como un lugar al que ir a ver cosas y ya. Al margen de su playa

Vista de la medina desde la playa de Essaouira (Marruecos)

… que la tiene y es de tamaño considerable…

Durmiendo en la playa de Essaouira (Marruecos)

… la magia de Essaouira se encuentra al otro lado de la muralla. Basta con cruzar esa puerta y dejarte llevar.

Flores junto a la muralla de Essaouira (Marruecos)

La medina de Essaouira

No está pintada de azul…

Gente pasea por la avenida Istiqlal en la medina de Essaouira (Marruecos)

… ni la rodea un paisaje de ensueño.

Torre de la mezquita Ben Youssef en Essaouira (Marruecos)

A veces huele a agua estancada y a pescado podrido.

Gato y gaviota en el puerto de Essaouira (Marruecos)

Es imperfecta y está desgastada…

Calle con fachadas azules en Essaouira (Marruecos)

… pero la medina de Essaouira es una absoluta maravilla. Me atrevo a decir, sin miedo a equivocarme, que este es uno de los rincones más fotogénicos en los que he estado en mi vida.

Casi cualquier paseo que se precie dará comienzo en Bab Moulay Youssef, una de sus puertas más famosas.

Avenida Istiqlal en la medina de Essaouira (Marruecos)

De ahí adelante tu caminata se convertirá en una ruta entre puestos callejeros

Puesto de telas en el zoco de Essaouira (Marruecos)

mercados interminables…

Comprando pescado en la lonja de la medina de Essaouira (Marruecos)

tiendas de cualquier cosa…

Pinturas en el zoco de Essaouira (Marruecos)

gatos jugando al escondite…

Gato en la mesa de una terraza de Essaouira (Marruecos)

… y calles a ninguna parte.

Callejón junto a la calle Chbanate de la medina de Essaouira (Marruecos)

Como ocurre en Fez, Rabat o casi cualquier medina de Marruecos, basta con alejarte de sus vías más turísticas y comerciales…

Calle Derb Laalouj en la medina de Essaouira (Marruecos)

… para trasladarte a otro tiempo

Calle Chbanate en la medina de Essaouira (Marruecos)

… a otro mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nada Incluido (@nada_incluido) el

Así que no hagas lo que todos hacen…

Reflejo de un puesto de frutas en el puerto de Essaouira (Marruecos)

… y no veas solo lo que todo el mundo ve en Essaouira. Elige tu propia aventura.

Pintura de la "Skala" del puerto de Essaouira (Marruecos)

El puerto de Essaouira

Más allá de su medina, si algo pude disfrutar en Essaouira es su puerto

Turistas junto a las barcas azules del puerto de Essaouira (Marruecos)

… el lugar en el que los turistas, las gaviotas

Gaviota en el puerto de Essaouira (Marruecos)

… y pescadores confluyen en armonía. Reconforta ver cómo, pese a la creciente dependencia del turismo en el porvenir de la ciudad, Essaouira no abandona sus raíces pesqueras.

Pescadores en el puerto de Essaouira (Marruecos)

Y es que no se puede entender Essaouira sin este muelle donde el aroma a pescado lo impregna todo.

Puesto de venta de pescado en el puerto de Essaouira (Marruecos)

Donde la banda sonora se compone de graznidos.

Gaviotas sobre Essaouira (Marruecos)

Allí hay barcas azules a orillas de grandes murallas.

Muchos barcos en el puerto de Essaouira (Marruecos)

La «Skala» del puerto de Essaouira

Donde termina la medina y empieza el puerto se encuentra un acceso oficial a la muralla portuaria.

Barcas junto al castillo de Essaouira (Marruecos)

Un euro cuesta la entrada a ese punto que te ofrece algunas de las fotos más típicas de Essaouira…

Vista de Essaouira desde una ventana del castillo (Marruecos)

… aunque puedes tratar de innovar con otros puntos de vista.

En el castillo de Essaouira (Marruecos)

Allí también podrás ver una amplísima colección de cañones, una muestra de que, años atrás, los visitantes no venían a Essaouira a hacer turismo.

5% de descuento en seguro de viajes

Cañones del castillo de Essaouira (Marruecos)

En la misma muralla se encuentra una torre igualmente visitable

En la torre del castillo de Essaouira (Marruecos)

… desde la cual tendrás una vista privilegiada de los encantos de esta ciudad portuaria.

Vista de Essaouira desde la torre del castillo (Marruecos)

La muralla de Essaouira

Como comentaba previamente en el post, el recinto amurallado que rodea Essaouira empezaron a levantarlo los portugueses

Puerta sobre la muralla de Essaouira (Marruecos)

… aunque la obra se terminó durante el mandato del mencionado sultán Sidi Mohamed ben Abdallah.

Puesto del mercado junto a la muralla de Essaouira (Marruecos)

Hoy en día la finalidad defensiva de esta muralla ha pasado a un segundo plano, pero es uno de los mejores rincones para ver en Essaouira.

Junto a la "skala" del puerto de Essaouira (Marruecos)

Ver el atardecer en Essaouira

Por su orientación hacia el oeste, Essaouira es un punto perfecto para contemplar un buen atardecer. Casi cualquier rincón con vistas al mar puede ser una buena opción en este sentido…

Atardecer desde la muralla de Essaouira (Marruecos)

….aunque el puerto es uno de los mejores. Desde la muralla portuaria tendrás un asiento en primera fila, así que acomódate y disfruta del espectáculo.

Turistas fotografiando el atardecer de Essaouira (Marruecos)

Así lo hice yo, aunque también aproveché las últimas luces del día…

Pareja paseando al atardecer junto a la muralla de Essaouira (Marruecos)

… para acercarme a la enorme muralla que rodea la medina y robarle las penúltimas fotos a esa ciudad.

Viendo el atardecer en la muralla de Essaouira (Marruecos)

La noche también tiene su aquel en la medina de Essaouira…

Zoco de la medina de Essaouira por la noche (Marruecos)

… pero la luz del candil no realza todas su virtudes.

Calle de Essaouira por la noche (Marruecos)

A la luz del candil terminó mi paseo turístico por esta urbe costera. Como te decía, para mí Essaouira ha sido una de las ciudades más fotogénicas en las que he estado nunca, así que espero haber transmitido con mis palabras y fotos todo lo que allí sentí. De ti para mí, lo mejor es que vayas y lo descubras con tu propia cámara. Mientras tanto, ¿te vienes a Fez?

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes online sobre Marruecos.

(Post publicado originalmente el 02/04/18 y actualizado el 10/05/20).

Essaouira


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (22)

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes