Parque nacional de Minneriya – Safari entre elefantes

En un safari en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

Si algo tenía marcado en el calendario de mi primer viaje por Sri Lanka era la visita a Minneriya. Y es que no todos los días se tiene la oportunidad de hacer un safari y ver animales salvajes en libertad, algunos tan majestuosos como el elefante. Y aunque el aguacero que nos cayó nada más entrar al recinto parecía que iba a arruinar la experiencia, fue, por el contrario, un aliciente más. Así fue nuestro safari por el parque nacional de Minneriya.

En un safari en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

La última vez que hablamos acabábamos de recorrer en bicicleta Polonnaruwa, una de las antiguas capitales de Sri Lanka. Ese mismo día, pero unas horas más tarde, encaramos la visita a Minneriya, un parque nacional de 9000 hectáreas que fue distinguido como tal en 1997.

Todos mis post sobre Sri Lanka

Minneriya, uno de los parques nacionales más populares de Sri Lanka

El parque nacional de Minneriya se ubica en pleno Triángulo Cultural de Sri Lanka, una región del centro del país en la que se encuentran varios de sus emblemas: Sigiriya, Polonnaruwa, Anuradhapura, Kandy y Dambulla. Esta oportuna localización hace de Minneriya uno de los parques más visitado del país, incluido en la mayor parte de itinerarios.

Cómo ir al parque nacional de Minneriya

Con estos antecedentes es lógico imaginar que llegar a Minneriya es sencillo desde casi cualquier lugar. La opción más económica es contratar un tuktuk desde alguna de las localidades cercanas ya que es demasiado complejo y costoso (que no caro) tratar de llegar en transporte público. La alternativa más cómoda es reservar un tour, algunos de los cuales combinan esta actividad con Polonnaruwa (más información aquí) u otros lugares cercanos.

Reserva aquí un tour por Minneriya desde Sigiriya o Dambulla

Turistas en el jeep durante un safari en Minneriya (Sri Lanka)

Y, como siempre, la apuesta más flexible y con más posibilidades es hacerte con tu propio vehículo para recorrer el país. El alquiler de tuktuks está a la orden del día para viajar por Sri Lanka, aunque, si no te de reparo lo del conducir por la izquierda, rentar un coche es un planazo, siempre y cuando hayas obtenido previamente el carnet de conducir internacional.

Ver coches de alquiler en Sri Lanka

Con un lugareño junto a una señal de tráfico de elefantes cerca de Minneriya (Sri Lanka)

¿Cuánto cuesta visitar el parque?

Si vas a llegar hasta ahí por tu cuenta y no en algún tour, entonces te tocará desembolsar en la puerta el coste del safari. Para que vayas preparando tus ahorros, calcula que la entrada al parque cuesta unos 30 euros por persona, a lo que hay que añadirle el precio del jeep, que dependiendo el estado del mismo y tu capacidad de regateo, no debería salirte por más de 20 euros a dividir entre todos los que os subáis (máximo 6). Ten en cuenta que también se suele dejar propina al conductor a la salida, así que échale unos 5 euros más por barba.

Jeeps de safari junto al mirador del parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

Dónde dormir cerca del parque nacional de Minneriya

Por el mismo motivo que el presentado más arriba, también es fácil encontrar alojamiento no muy lejos del parque. Entre todas las opciones que hay, aquí te dejo una selección.

  • Un hospedaje económico es el Seyara Holiday Resort, donde encontrarás habitaciones dobles por unos 12 euros la noche.

Ver Seyara Holiday Resort

  • Por 45 euros la habitación doble tienes el Giritale Hotel, un alojamiento bastante apetecible.

Ver Giritale hotel

  • Nosotros nos quedamos en el “The Deer Park Hotel”, un precioso resort enclavado junto al lago Giritale que no pudimos disfrutar tanto como nos hubiera gustado por lo mucho que nos llovió ese día.

Ver The Deer Park hotel

Jardín del hotel Deer Park junto al lago Giritale (Sri Lanka)

Safari en el parque nacional de Minneriya

Dejando a un lado la información logística, voy ya con la que fue mi experiencia en el parque nacional de Minneriya, sin duda, una de las más estimulantes de mi garbeo por Sri Lanka. Por recordar el contexto, mi viaje fue parte de un famtrip organizado por la oficina de turismo del país, por lo que esta y el resto de actividades las compartí con otros creadores de contenido de viaje; todos salimos igual de entusiasmados.

Creadores de contenido españoles en Minneriya (Sri Lanka)

¿Cuál es el mejor momento para hacer el safari por Minneriya?

Y eso pese a que el acceso al recinto coincidió con un aguacero de estos asiáticos que parece que no van a parar nunca. Nosotros estuvimos por ahí los últimos días de abril, coincidiendo, más o menos, con el final de la temporada de lluvias. Si puedes elegir y quieres aprovechar al máximo esta experiencia, lo mejor es ir a Minneriya en temporada seca, entre mayo y octubre, sobre todo los dos últimos meses, ya que, cuanto más seco esté el terreno, más fácil será ver elefantes.

¿Demasiada lluvia? 5 % de descuento en seguros IATI

Senderos anegados por la lluvia en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

¿Y eso por qué? Pues, básicamente, porque cuando escasea el agua, se produce un fenómeno apodado como The Gathering (la reunión), en la que decenas de elefantes se juntan al atardecer en torno al embalse de Minneriya. Así que, esos días, el éxito está garantizado.

Un elefante bebiendo agua cerca del parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

El embalse de Minneriya

Por cierto, por alusiones, el embalse de Minneriya es de origen artificial y es consecuencia de una presa que construyeron en el siglo III d.C. De hecho, de aquella misma época son muchos de los lagos que te encuentras a cada rato en Sri Lanka. Este, en concreto, fue ordenado por el rey Mahasen, quien levantó unos cuantos durante su reinado.

Embalse en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

¿Qué animales se pueden ver en el parque nacional de Minneriya?

Volviendo a nuestro safari, como decía, nuestra entrada al parque coincidió con una lustrosa tormenta, tan fuerte que hasta podía reducir nuestras posibilidades de ver elefantes, ya que se mueven menos si tienen agua a disposición en cualquier lado. Un dato: estos bichitos pueden llegar a andar hasta 30 kilómetros diarios en busca de bebida o alimento.

Elefante bajo la lluvia en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

Pero más allá de los paquidermos sobre los que hablaré a continuación, en el parque conviven una veintena de especies de mamíferos, otras tantas de reptiles y peces, además de unas 160 especies de aves. Aunque no es comparable a lo que puedes encontrar en un gran safari por África, con un poco de suerte, en Minneriya puedes ver búfalos de agua, chacales, monos, ciervos, garzas, pavos reales, águilas, pelícanos, lagartos de todo tipo… y, por supuesto, elefantes.

Águila azor sobre un árbol del parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

El elefante de Sri Lanka

Y es que, si hay alguna razón de peso, nunca mejor dicho, para visitar el parque nacional de Minneriya, es poder ver de cerca las manadas de elefantes. A nosotros nos costó bastante empezar a verlos y, al principio, aparecían con cuentagotas y escondidos entra la vegetación. Pero conforme el chaparrón fue amainando, estos simpáticos mamíferos se animaron a desfilar cerca de nosotros.

Manada de elefantes en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

El elefante de Sri Lanka es una de las tres especies que hay de este animal en Asia. La principal diferencia de los de este continente con los de África es que son más pequeños y la mayoría no disponen, para su “suerte”, de colmillos. Los de Sri Lanka, en concreto, son algo más grandes que la media asiática y tienen un color más oscuro. Otras particularidades son que pueden vivir tanto como un humano y que alcanzan a comer hasta 250 kilos de verde al día, algo entendible si tenemos en cuenta que pueden llegar a las cinco toneladas de peso y a los tres metros y medio de altura. Pero más allá de datos y palabrería, te aseguro que la sensación de tenerlos ahí, tan cerca, es maravillosa.

Un elefante durante el safari en el parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

El conflicto entre elefantes y humanos en Sri Lanka

Bueno, supongo que eso de maravillosa es matizable, ya que lejos de su innegable majestuosidad, en Sri Lanka hay una auténtica guerra entre elefantes y humanos, una batalla que, este año, se ha cobrado la vida de un animal por día y un humano por cada tres. Y es que, hasta el siglo XIX, los paquidermos campaban a sus anchas a lo largo de la isla, pero durante la colonia británica empezaron a ser vistos como un vecino incómodo.

Señal de tráfico de elefantes junto al parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

Durante muchos años lo de matar elefantes no solo no estaba mal visto, sino que hasta se incentivaba desde el propio gobierno. Poco a poco se fue menguando su población y se les fue arrinconando, pasando de casi 20000 a los menos de 2000 que llegó a haber a finales de siglo XX. Por suerte, la cordura llegó a tiempo y el gobierno de Sri Lanka empezó a protegerlos, hasta el punto de que, hoy en día, quien mata a un elefante puede ser condenado a pena de muerte.

Elefante en la carretera cerca de Dambulla (Sri Lanka)

Sin embargo, los siguen aniquilando, y mucho, aunque no los cazadores furtivos (recuerdo que la mayoría no tienen colmillos), sino los agricultores y campesinos en defensa propia o cuando los elefantes invaden “su propiedad”. Ahora bien, lo de la propiedad es muy relativo, ya que, como digo, los elefantes han acabado tan arrinconados que, especialmente en épocas de sequía, no tienen comida suficiente en su hogar forzoso y tienen que salir a buscarla fuera.

Elefante cruza la carretera del parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

Turismo responsable con elefantes

Y llegado a este punto, igual te preguntas: ¿y a mí por qué me sueltas este rollo? En realidad, lo hago porque creo que es un tema interesante y también, porque nosotros, como turistas, podemos contribuir en la causa. Por supuesto, no hablo de ponernos en modo justiciero y vengar a los elefantes caídos, pero sí que puedes evitar que se agrave el problema participando en actividades turísticas RESPONSABLES con elefantes.

Jeep en un camino del parque nacional Minneriya (Sri Lanka)

¿Y eso en qué consiste? Aunque, por suerte, en Sri Lanka no se machaca tanto a este animal como en otros países de Asia (Tailandia, como en el ejemplo de la siguiente foto), malas prácticas las hay y, muchas veces, somos nosotros, como viajeros, los que favorecemos que se extiendan. Por ello te animo a que, si vas a ver elefantes en Sri Lanka o cualquier animal a cualquier otro destino, participes solo en actividades de avistamiento en libertad, pero NUNCA en aquellas donde estén en cautiverio o impliquen algún tipo de contacto. Y hablo de darles de comer, bañarlos, montarlos, jugar con ellos o ir a visitarlos a una jaula, entre otras. Aunque pueda parecer que no, nuestras demandas como turistas pueden condicionar mucho la oferta de los destinos.

Turista subido a un elefante en Phuket (Tailandia). Práctica NO recomendada.

Foto tomada en Phuket (Tailandia) en 2014. Por favor, NUNCA realices prácticas de este tipo.

Y con esta pequeña moralina, doy por zanjado este post, remarcando que realizar un safari en el parque nacional de Minneriya es uno de los planes más bonitos que ofrece Sri Lanka. Si ha quedado cualquier tema en el tintero, los comentarios del blog están a tu disposición.

Más artículos sobre el país en mi guía de Sri Lanka.

Minneriya, Turismo sostenible


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (4)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *