Mal de altura, ¿qué es y cómo evitarlo?

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Consejos de viaje, Guía de viajes Perú

Vaya por delante que esta publicación es por y para viajeros, no para escaladores ni gente de alta montaña. Y es que, el objetivo de este post es hablar sobre el mal de altura del viajero, aquel que está asociado a visitar puntos turísticos ubicados a muchos metros sobre el nivel del mar.

Una turista haciendo fotos con el móvil desde lo alto del Machu Picchu

(Post also available in English)

¿Qué es el mal de altura?

Lo primero, decir que el mal de altura, mal de montaña o soroche es un problema de adaptación del organismo a la falta de oxígeno propia de la altitud. Los síntomas son variados pero los más frecuentes son el cansancio físico y mental, dolores de cabeza, mareos, malestar general y la sensación de ahogo. Ocurre normalmente pasados los 2000 metros por lo que hay varios lugares turísticos en el mundo en que puedes enfrentarte a este fenómeno: China, Nepal, India, Argentina, Bolivia, Perú…

Montaña Verónica, Perú

En mi caso particular, mi experiencia se concentra en este último, un país con mucho desnivel donde gran parte de sus puntos de interés se encuentran muy elevados: El Lago Titicaca y alrededores, Arequipa y el Cañón de Colca, Cuzco…

Vistas desde la parte alta de Cuzco (Perú)

Lo segundo, decir que yo soy viajero y comunicador, pero no médico, por lo que las recomendaciones que voy a dar en esta publicación no tienen ninguna validez científica sino que se apoyan en mi experiencia personal. Aclarado esto, vamos ya con la lista de consejos para evitar el mal de altura:

Dos viajeras cerca de la cima del Wayna Picchu, en la ciudad sagrada del Machu Picchu (Perú)

Cómo evitar el mal de altura

1) Planifica bien la ruta

Para mí, una ruta bien planificada es lo más importante de todo. Casualidad o no, ninguno de los cinco que estuvimos en Perú nos enfrentamos a ningún problema serio de mal de altura, y eso que estuvimos en alguno de los puntos más altos del país como Puno y sus 3800 metros de altitud. ¿Cómo lo hicimos? Pues planteamos el viaje a Perú por etapas y ascendimos progresivamente. Si tu próximo destino está a 4000 metros pero ahora estás en la costa, no subas todo de golpe, tarda dos o tres días. En este sentido, no ayudan nada los tours organizados ya que un día estás en la playa y esa misma tarde te suben en avión hasta el punto más alto del país. No hay cuerpo que soporte eso.

Wayna-Picchu,-cartel-(L,L,O,M;M)

2) No fuerces tu cuerpo

Para antes de estar cansado, come antes de tener hambre y bebe antes de tener sed, una de las máximas del viajero. En las zonas donde falta oxígeno, tu cerebro funciona a menos ritmo y puede que tardes más en ser consciente de lo que tu cuerpo necesita. Es decir, puedes estar físicamente deshidratado pero mentalmente no ser consciente. Por esta razón, en estas situaciones hay que tratar de forzar el físico lo menos posible, y anticiparte a las necesidades que tu cuerpo vaya a tener. Si estás acostumbrado a comer cada 3 horas, sigue haciéndolo aunque todavía no tengas sensación de hambre.

Unas viajeras descansan en el camino de Santa Teresa a la Hidroeléctica, con destino final en Machu Picchu

3) Remedios naturales para el mal de altura

Observa a los lugareños. Aunque las personas que viven día a día en estos sitios acaban adaptando su cuerpo al contexto, es frecuente que sean los primeros que conozcan remedios naturales contra el mal de altura. En el caso de Perú, en las zonas de montaña son grandes consumidores de hoja de coca. Es muy frecuente ver como toman infusiones de esta planta o directamente se meten la hoja en la boca. No la tragan sino que mantienen un bolo junto a la mejilla hasta que se les adormece ligeramente la boca. La hoja de coca favorece la absorción de oxígeno en la sangre y es por esto que se considera un buen remedio natural contra el mal de altura. No es el único. Así que estés donde estés, pregunta a los lugareños que ellos sabrán mejor que nadie. Aunque no te lo creas todo.

Un local esotérico en el centro de Cuzco (Perú)

4) Medicina para el mal de altura

Allí donde no llegue la sabiduría popular, llegará la medicina. Los tratamientos médicos más conocidos contra el mal de altura, al menos en Perú, son las botellas de oxígeno (presentes en muchos hoteles y farmacias) o la Sorochina (y derivados) unas pastillas que ayudan a la absorción de oxígeno en la sangre. Es fácil encontrarlas porque las anuncian y venden en muchos puntos del país. Aunque también puede servirte el Ibuprofeno (o derivados).

Tablón de precios en un consultorio médico de Jicamarca, uno de los barrios más pobres de Lima (Perú)

5) Si todo lo anterior falla, desciende

Poco más se puede decir a este respecto.  Y es que hay cuerpos que en poco tiempo no pueden adaptarse la escasez de oxígeno, por lo que si ninguno de los remedios anteriores te ayuda, lo mejor es que avances o retrocedas a otro punto de menor altitud.

Grupo de turistas bajando del Wayna Picchu (Machu Picchu, Perú)

6) Mejor con seguro de viajes

Un episodio grave de mal de altura puede llevarte al hospital, y cualquier utilización de las instalaciones sanitarias en un país que no es el tuyo puede salirte caro si no estás asegurado. Por éste, y por cualquier otro percance propio del viajar, te recomiendo que antes de cualquier aventura te hagas un seguro de viajes. Mi recomendación, la compañía IATI Seguros, especialistas en viajeros. Además, por ser nuestro lector tienes un 5% de descuento.

5% de descuento en seguro de viaje de Iati

En resumen,  si viajas a un país montañoso o de grandes desniveles es probable que el mal de altura aceche en algún punto de tu aventura. Pero como veis, remedios hay de sobra aunque para mí no hay nada más efectivo que viajar con calma y plantear los ascensos por etapas. Que nada detenga tus ganas de recorrer el mundo.

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes online de Perú

Descárgate la guía de Perú y Machu Picchu en PDF

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (8)

  • Julio

    |

    Hola a todos. Quería contar mi experencia por si a alguien le sirve.

    Estaba bastante preocupado por si me fuera a dar el soroche, cosa que al final pasó.

    Llegamos a Cuzco a mediodía, en avión desde Lima. Y la sensación durante la tarde y hasta que nos fuimos a domir fue buena. Pensaba que iba a ser así todos los días, pero no.

    A mitad de sueño, las 3 – 4 de la mañana, me desperté con un dolor de cabeza terrible. Él soroche había llegado.

    La doctora del centro de vacunación internacional, habia estado en Cuzco, y me recomendó que llevara ibuprofeno por si me daba el soroche. Así que lo tenía preparado en la maleta, ya así estuve un par de días. Cada 8 horas. La última hora, que me empezaba a dejar de hacer efecto, me sentía raro.

    Luego ya, el resto de los días, muy bien, ya hecho a la altura.

    También tenía hojas de coca, aunque la verdad, no me aliviaba tanto como quería. Prefería la infusión (un “matesito” de hoja de coca).

    También conviene saber que Machu Pichhu está a menor altitud que Cuzco.

    Saludos.

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      Hola, Julio! Gracias por compartir la experiencia con nuestros viajeros, seguro que a más de uno le resulta de utilidad. Lamento mucho que el soroche se te presentará… Personalmente en mi grupo no tuvimos ningún problema con el mal de altura. Creo que nuestro truco fue que estuvimos bastante tiempo de viaje por Perú y fuimos dando cada paso lentamente. No hacíamos grandes subidas de altitud de un día a otro. Como dices, Machu Picchu está a menos altitud que Cuzco y ahí no se suele tener problemas de este tipo. ¡Un saludo!

      Responder

  • Victor hugo

    |

    Soy de LIMA quisiera saber si da mal de altura (soroche) En Arequipa

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      Hola, Víctor! En Arequipa no, pero si subes desde ahí al cañón de Colca si que es habitual el mal de altura. Un saludo.

      Responder

  • Cecilia

    |

    Por si acaso, si empiezan a sentir un ligero dolor de cabeza o cansancio mejor tomen ya un par de capsulas hechas de hojas de coca, hojas de muña, jengibre y guaraná, son ideales para aliviar el mal de altura.

    Responder

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Miembro de:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies