3. Chefchaouen – El príncipe azul de Marruecos

En la mezquita española viendo la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Hay ciudades de rascacielos, de puentes infinitos, de catedrales hasta el cielo. Hay poblaciones llenas de historia, de cultura, de ocio. Hay localidades de rutas de montaña, de playas paradisíacas, de fauna en libertad. Y hay ciudades azules. Es probable que nada de lo que sueles buscar cuando viajas esté en Chefchaouen, pero solo por sumergirte en sus azules habrá merecido la pena esta parada.

En la mezquita española viendo la medina de Chefchaouen (Marruecos)

La última vez que hablamos, acababa de compartir mi completísima experiencia por Rabat, la agradable capital de Marruecos, donde estuve disfrutando de un fantástico curso de árabe. Precisamente, en un par de días libres que tuve durante dicho curso, aproveché para hacer una escapada a Chefchaouen, una de las ciudades con más renombre de esta tierra.

Vistas desde el apartamento de AirBnb en Chefchaouen (Marruecos)

Cómo ir a Chefchaouen en autobús

Depende mucho de donde estés y hacia donde vayas pero, por lo general, la opción más económica para llegar a esta localidad es en autobús desde alguna de las ciudades importantes de Marruecos. El asentamiento grande más cercano es Tetuán, desde donde puede incluso ir en taxi previo pago de 4 o 5 euros. También hay tours privados desde Fez.

Ver tour a Chefchaouen desde Fez

Taxis azules en Chefchaouen (Marruecos)

Sea como sea, no hay opción de ir en tren a Chauen, por lo que, si te decantas por el autobús, el precio y la duración del trayecto dependerá de tu punto de partida. Por si quieres echar cálculos, en mi caso pagué 80 dirhams (8 euros) por ir en un autobús local desde Rabat.

Autobús local en la ruta Rabat - Chefchaouen (Marruecos)

La verdad es que mi primera experiencia de bus en Marruecos no fue demasiado agradable. A día de hoy, no es fácil comprar los billetes por internet (solo en la compañía CTM, y hay que cogerlo con varios días de antelación), por lo que tienes que ir a la estación a por ellos. Y la terminal de buses de Rabat es uno de los lugares más desagradables en los que he estado.

Estación de buses de Rabat (Marruecos)

Por lo visto, muchos marroquíes se ganan la vida intermediando entre los turistas desinformados y los puestos de venta de tickets. Básicamente lo que hacen es llevarte hacia la ventanilla que corresponda y llevarse una comisión por cada billete. Hasta ahí “respetable”, de no ser porque es habitual que se peleen entre ellos por los clientes y/o las comisiones. En la escasa media hora que pasé por allí vi hasta 3 peleas, una de ellas bastante gorda. Así que si usas el bus para viajar por Marruecos, mi consejo es que ignores a todo el que salga a tu encuentro en la estación y trates de llegar tú solo a la ventanilla. Quizá evites un conflicto.

Interior de la estación de autobuses de Chefchaouen (Marruecos)

Al margen de la aventura en la estación, el viaje también fue otra odisea ya que tardamos unas 6 horas en recorrer los 200 kilómetros que separan Rabat y Chefchaouen. Y no fue una cuestión de carreteras, que están bastante decentes. El problema fue que el autobús paraba todo el rato a coger y dejar gente, como si fuera un urbano. Para evitar estas odiseas, te recomiendo las compañías CTM o Supratours, las únicas orientadas hacia el turista (o un coche de alquiler, por supuesto).

Ver coches de alquiler en Marruecos

Autobús en la estación de buses de Chefchaouen (Marruecos)

Los precios de los billetes son un poco más altos, pero suelen ser autobuses más directos. Entre una cosa y otra llegué a Chefchaouen sobre las 8 de la tarde, donde solo me salió a recibir la oscuridad más absoluta. Por fortuna ya había reservado alojamiento.

Invidente en una calle de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Dónde dormir en Chefchaouen

Chefchaouen es una ciudad muy turística, pero bastante pequeña, por lo que según la época en la que la visites es más que recomendable llevar algo reservado previamente. La mayoría de los hospedajes se encuentran en el interior de la medina, el lugar más atractivo de la ciudad. Algunas recomendaciones:

  • Una opción económica es el hostal Dar Basmellah, donde podrás dormir con tu acompañante por 25 euros la noche.

Ver Hostal Dar Basmellah

  • Si buscas un hotel de más calidad tienes el Casa Annasr por 60 euros la doble. ¡Calificado con un 9 en Booking!

Ver Hotel Casa Annasr

  • Si te apetece disfrutar de un buen riad, echa un vistazo al Gharnata. 75 euros vale la habitación doble en este magnífico lugar.

Ver Riad Gharnata

En mi caso eché mano de AirBnb, pero la verdad es que no estuve nada acertado con mi elección. Pasé la noche en el “hostal” Alibabá, muy alejado de la zona turística y bastante destartalado. Lo mejor, que el dueño me recibió con una estufa caliente, un té delicioso y algo de comer. Bueno y un porro, pero esto último lo rechacé gustosamente.

25€ de regalo en AirBnb

Chimenea en un apartamento de AirBnb en Chefchaouen (Marruecos)

(24-03-18) Todo lo prontito que el frío me dejó moverme a la mañana (sí, amigos, en Marruecos hace frío en invierno), salí a descubrir los encantos de la ciudad azul. Y, definitivamente, los tiene.

Pasadizo en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Qué ver en Chefchaouen

Qué maravilla. No sabría ni por dónde empezar. Sé que entre viajeros es muy habitual buscar una lista con los lugares para ver dentro de un determinado destino. Pero creo que en Chefchaouen sería un error encarar el artículo de esta manera.

En la calle Cuesta Zenika de Chefchaouen (Marruecos)

Porque a Chefchaouen no hay que ir a ver cosas. A Chefchaouen hay que ir a ver Chefchaouen. Y nada más.

Rayos de sol entre las nubes sobre la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Algunos cuentan que es para evitar a los mosquitos. Otros dicen que fue una reacción de los judíos contra el predominante verde propio del islam. Sea como sea, uno o varios iluminados tuvieron la ocurrencia de pintar su casa de azul.

Pinturas en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Y así, vecino a vecino, fueron creando una obra de arte con forma de pueblo. Una obra especialmente reflejada en la medina.

Restaurante Al Wiam en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

La medina de Chefchaouen

Y es que, aunque Chefchaouen es algo más que una medina (casco antiguo), la medina es el objeto de deseo turístico por excelencia.

Grupo de turistas en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Allí es donde los azules se vuelven irresistibles.

Gato en las calles de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Al margen de la pequeña curiosidad relativa a los colores de Chefchaouen, detrás de este pueblo se concentran casi 600 años de historia. Fue levantada por judíos y musulmanes exiliados de Al Andalus (ya sabes, la época en la que los musulmanes conquistaron España), y por ello su aspecto recuerda tanto al de muchos pueblos españoles.

Niños en las calles de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Chauen fue durante mucho tiempo una ciudad sagrada en la que no se permitía la entrada a extranjeros, razón por la cual permanece anclada en el tiempo. A principios de siglo XX los españoles estuvimos dando guerra por ahí (literal), otra razón más para que nuestra influencia sea tan palpable.

Hasta las calles están en español.

Cartel del callejón Melah, Chefchaouen (Marruecos)

Pero para no saturarte con historia, la verdadera magia de Chefchaouen está en pasearla…

Plaza en el zoco de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

… de arriba abajo.

Escalera con souvenires en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

La plaza Mohammed V

Los busques o no, casi cualquier paseo que des por Chefchaouen empezará o terminará en la plaza de Mohamed V

Plaza Outa el Hammam en Chefchaouen (Marruecos)

… núcleo duro de tiendas de souvenirs y restaurantes atrapaturistas…

Mujer con burka en la puerta de una mezquita de Chefchaouen (Marruecos)

… y la sede donde se ubica su principal mezquita

Mezquita en la Plaza Outa el Hammam de Chefchaouen (Marruecos)

… y el kasbah, visitable por un euro.

Kasbah en Chefchaouen (Marruecos)

La plaza El Haouta

Otra plaza con mucho encanto es El Haouta…

Plaza El Haouta en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

… mucho menos saturada y maravillosamente decorada con una impresionante fuente.

En la plaza El Haouta de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Pero fuera de estas plazas, los espacios amplios desaparecen…

Tienda de souvenires en el zoco de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

… y comienza el juego de laberintos entre las serpenteantes calles de Chauen.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nada Incluido (@nada_incluido) el

Algunas de ellas icónicas y reconocidas, como la de las flores.

Calle de las flores en Chefchaouen (Marruecos)

El resto, anónimas e imperfectas, como la vida misma.

Calle en lo alto de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Déjate de mapas y de móviles…

Señora en un ventana de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

… y piérdete.

Niños jugando en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Aléjate de las concurridas y preciosas avenidas de la zona baja de la ciudad.

Calle Assaida en el zoco de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Sube escaleras hasta llegar allí donde solo los locales llegan.

En unas escaleras en la parte alta de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Porque tan bonito es azul de la zona baja como el azul de lo alto de Chefchaouen.

5% de descuento en seguro de viajes

Parte alta de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

La muralla de Chaouen

Si subes lo suficiente llegarás hasta la muralla que rodea la medina

Chefchaouen desde lo alto de la muralla (Marruecos)

… un muro de piedra que vista desde lejos impresiona bastante.

En la muralla de Chefchaouen (Marruecos)

Fotografíala y vuelve a entrar.

Puerta colorida en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Y vuelve a perderte sin rumbo por los rincones más azules de Chefchaouen.

Grafitti en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

¿Cuántos azules puedes contar en esta foto?

En el patio de una casa en la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Los lavaderos de Chefchaouen

Más allá de su medina, otra de las puertas de la muralla te llevará a un bonito camino junto al río

Vistas de la medina de Chefchaouen desde el río (Marruecos)

… donde sentirás la fuerza con la que el agua cae por esta zona. Será que tiene ganas de llegar.

Río a su paso por Chefchaouen (Marruecos)

Ahí mismo se encuentran los lavaderos, donde todavía podrás toparte con gente limpiando la ropa a la antigua usanza.

Lavaderos a las afueras de la medina de Chefchaouen (Marruecos)

Pero la magia de Chefchaouen no termina ahí. No te rindas y sigue el sendero que rodea al lavadero. Y empieza a subir. Poco a poco irás tomando distancia y podrás ver el pueblo desde una perspectiva diferente.

La medina de Chefchaouen desde lejos (Marruecos)

La mezquita española – El mejor mirador de Chaouen

Si sigues subiendo terminarás por llegar a la llamada mezquita española, desde donde podrás contemplar el zafiro que tienes delante. Y si lo haces durante el atardecer, la panorámica te volverá loco.

Viendo Chefchaouen desde el mirador de la mezquita española (Marruecos)

Cuando caiga el sol empezarán a irse los turistas. Pero tú no tengas prisa, porque cuando todo sea noche

Vista nocturna de Chefchaouen desde el mirador de la mezquita española (Marruecos)

… Chefchaouen se pondrá su mejor vestido. Y solo para ti.

Noche en Chefchaouen (Marruecos)

Allí fue, precisamente, donde inicié mi camino de regreso a casa

Noche en las calles de Chefchaouen (Marruecos)

… tras cenar un delicioso tajín de cordero.

Comiendo tajín en un restaurante de Chefchaouen (Marruecos)

De mi vuelta a mi fría morada pude verle la cara que se le pone a Chefchaouen cuando reina la luna. Una cara tenue y sugerente, pero menos atractiva que durante el día.

Iluminación nocturna de un callejón de Chefchaouen (Marruecos)

Por la noche, todos los azules son iguales.

Con este buen regusto a azul puse fin a mi preciosa escapada por Chefchaouen. Al igual que a la ida, mi regreso a Rabat tendría que ser en autobús local. Por si tú también tienes que salir de Chauen en bus, te dejo los horarios de las distintas compañías que ahí operan.

Horarios de los autobuses de Chefchaouen a otros destinos (Marruecos)

(Clica sobre la foto para ampliar)

Y aquí lo dejo por hoy. Definitivamente Chefchaouen merece todos y cada uno de los piropos que le echan. Sin duda, una de las localidades más atractivas de Marruecos. Tras verlo con mis propios ojos, solo puedo decirte que le abras la puerta a este príncipe azul. Te va a enamorar. ¿Te vienes a Agadir?

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes online sobre Marruecos

Chefchaouen


Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (20)

Un proyecto de El Fabricante de nubes

En colaboración con Orix Systems

Icono de Facebook para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Twitter para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono de Instagram para las redes sociales de Nada Incluido - Blog de viajes  Icono del mail a Nada Incluido - Blog de viajes