7. Macedonia (I), un nuevo pasado

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Viaje a los Balcanes

Junto al Museo Arqueológico Nacional de Skopje (Macedonia)

Lo siento, me ha vuelto a pasar. Siempre digo que esta vez no, que actualizaré en cuanto llegue a España… pero no, siempre que terminan mis viajes y aterrizo en casa se mezcla en mi interior una extraña combinación de nostalgia, caos, pereza y exceso de trabajo me impide tocar el blog durante unos días. Pero por fin me he sentado conmigo mismo y he podido poner en orden nuestros días en Skopje y Ohrid, Macedonia.

Reflejo de la "Gate of Macedonia" (Puerta de Macedonia) en un charco de Skopje

La última vez que hablamos, si no recuerdo mal, contaban horas para abandonar Montenegro. Desde Podgorica, la fea capital de ese bonito país, pusimos rumbo en bus a Skopje, la capital de Macedonia. Otro de esos interminables y agotadores trayectos en autobús que, sin embargo,  son parte de la esencia de viajar con lo puesto.

Cruzando en autobús la frontera de Kosovo y Macedonia

Skopje

Tras varios cientos de miles de paradas para estirar las piernas o, en su defecto, cruzar aduanas, llegamos a Skopje, cansados y hambrientos… donde NO nos esperaba nuestro anfitrión de AirBnb del día. Aunque habíamos quedado con él al punto de la mañana, una serie de catastróficas desdichas hicieron que ingresáramos en el piso 4 horas más tarde de lo acordado. En condiciones normales nos habría dado igual pero tras semejante viaje a las espaldas, nos tocó un poco la moral. Pero nunca es tarde si la ducha es buena y, al margen del todo, el apartamento cumplió con lo previsto. Tras asearnos, comer y dormir un poco, salimos a recorrer la ciudad. Pero no estaríamos solos, Blagica, la chica que sale en la foto que encabeza esta publicación, nos haría de guía. Bueno, de guía y de mucho más… porque todos nuestros días en Skopje estuvieron, de una forma u otra, iluminados por su sapiencia.

Puesto de libros en la calle de Skopje (Macedonia)

Qué ver en Skopje

Seamos sinceros: Skopje no es especialmente bonita, ni especialmente especial… pero es una ciudad cuanto menos curiosa si conoces la apasionante historia que tiene a sus espaldas.

Parte trasera de la estatua de "Alexander The Great" en Skopje (Macedonia)

Todo empezó cuando hace 9 años, Nikola Gruevski fue elegido como Primer Ministro de Macedonia. Con más o menos acierto este político empezó a tomar una serie de decisiones que cambiaran el rumbo de la capital de Macedonia y con ella el resto del país. Una de las principales, y la que más interesa en un blog como éste, es el proyecto Skopje 2014.

Fachada del palacio presidencial de Skopje (Macedonia)

¿Y eso qué es? Aunque tenga nombre de programa de la Nasa, Skopje 2014 es un plan por el cual el ayuntamiento (con apoyo del gobierno central) decidió darle a la capital un aspecto más “histórico”. A pesar de que Macedonia es el lugar donde nació Alejandro Magno y con él todo su imperio, la capital apenas guardaba monumentos pasados en su haber, sobre todo a raíz de un devastador terremoto que arrasó mucho a su paso en 1963 dejando atrás una bonita ciudad.

Foto de Skopje (Macedonia) antes de ser muy dañada por el terremoto de 1963. Vía Wikipedia

(Foto extraída de Wikipedia)

Al terremoto le sucedió una época donde le hormigón era el principal material de construcción y la funcionalidad el único objetivo, dando lugar a una ciudad muy poco atractiva. Así que de un año para otra se propusieron crear historia a golpe de talón. Y vamos que si lo hicieron. Hasta que Blagica no nos explicó la historia del lugar, nosotros dábamos por hecho que estábamos caminando entre monumentos y edificios con varios puñados de siglos a sus espaldas.

Vista de Skopje desde el Puente de Piedra (Macedonia)

Pero no. La mayoría lo que vais a ver a continuación empezó a ser construido en el 2010. Así que no os dejéis engañar más de lo debido. Nuestra ruta comenzó en el Parque de los Héroes Caídos de Macedonia

Parque "Fallen Héroes of Macedonia" en Skopje

… un parque situado a lado de la Puerta de Macedonia (Gate of Macedonia), un primo muy lejano del Arco del Triunfo que da entrada a la Plaza de Macedonia, el centro del centro urbano de la capital.

Gate of Macedonia, la "Puerta de Macedonia" en Skopje

Plaza de Macedonia

Con 24 metros de altura la estatua “Warrior on horse” preside dicha plaza, el nombre de pila otorgado a este espectacular monumento en honor a Alejandro Magno. Para los que no estéis muy actualizados en temas de historia deciros que Alejandro el Magno fue el rey de Macedonia cuando este país era un imperio que dominaba tanto el sur de Europa como buena parte de Asia, casi cuatro siglos antes de Cristo.

Estatua Alejandro Magno, Skopje

Con semejantes credenciales es entendible que Alejandro Magno tenga un nombre en este país. Más allá de la estatua y de los numerosos guerreros que la asedian desde la columna, la plaza termina en un lugar con un poco de pasado real a sus espaldas: el Puente de piedra, construido en el siglo XV. El puente se levanta sobre el Vardar, un río poco caudaloso que divide la ciudad en dos mitades y en cuyas orillas construyeron el año pasado una playa.

Estatua de bañistas en el Puente de piedra de Skopje (Macedonia)

Pero no, el proyecto no cuajó porque la gran cantidad de porquería que arrastraba el agua a su paso no terminaba de convencer a los bañistas. Al lado izquierdo del río (según se mire) se han levantado algunos de los edificios que particularmente más me gustaron. El Museo Arqueológico Nacional

En el museo arqueológico nacional de Skopje (Macedonia)

… y la ópera, tan espectacular de día…

Fachada de la ópera de Skopje (Macedonia)

… como de noche.

Fachada de la ópera de Skopje (Macedonia) de noche

Bazar Viejo de Skopje

Cruzando el mencionado Puente de piedra y después de pasar otras cuantas estatuas y fuentes del tamaño de Godzilla, terminas por llegar al Old Bazaar (el Viejo Bazar), el lugar con más historia de la capital de Macedonia.

Paseando por el Bazar antiguo de Skopje (Macedonia)

De hecho la construcción de este Bazar se remonta al siglo XII y fue obra del Imperio Otomano, siendo por aquel entonces el centro comercial de la ciudad. Bueno, en aquella época y ahora, porque es allí donde se concentra la mayor extensión de tiendas que al menos pudimos ver en Skopje. Entre tanto comercio destaca la Calle del Oro, una calle atestada de joyerías que ofrecen este metal como el plato estrella de su menú.

Calle del oro en el Bazar antiguo de Skopje (Macedonia)

Nuestro camino por el bazar nos llevó hasta la Mezquita Mustafa

Mezquita Mustafa Pasha en Skopje (Macedonia)

… y termino en la Fortaleza Kale, un recinto amurallado cuya primera construcción data del siglo VI pero que ha sido víctima de numerosas derrumbamientos y reconstrucciones a lo largo de su historia.

Muralla de la Fortaleza Kale de Skopje (Macedonia)

Termino la ruta turística por Skopje con lugares que vimos de una forma u otra pero no accedimos como son la Cruz del Milenio…

Vista de lejos de la Cruz del Milenio de Skopje (Macedonia)

… una cruz con 66 metros de altura, y el Museo de la Madre Teresa de Calcuta

En el Museo de la Madre Teresa de Calcuta, Skopje (Macedonia)

… un centro cultural en honor a esa importantísima monja católica nacida hace más un de un siglo en esta ciudad. Como veis, Skopje es una ciudad curiosa, una especie de parque de atracciones de la historia. Particularmente me gustó lo que vi y creo que la inversión acometida en la ciudad ayudará al crecimiento turístico de la misma. Ahora bien, nada tiene que ver mi opinión con la de Blagica u otros lugareños, fuertemente en contra de este proyecto. El principal motivo de conflicto es la poca transparencia que hay en la cuentas. Por lo que he podido leer, el gobierno asegura que el gasto en este “lavado de cara” no supera los 80 millones de euros, pero muchas instituciones aseguran que la cifra ronda los 500 millones de euros. Probablemente en el punto medio esté la virtud, pero sea el dinero que sea, los macedonios no entienden por qué se invierte tanto dinero en eso y no en desarrollo del mercado laboral, en un proyecto educativo o sanitario de mayor calidad. Os animo de verdad a que os leáis esta publicación sobre Skopje 2014, que explica estupendamente bien lo acontecido en esta ciudad y así seis vosotros los que saquéis vuestras propias conclusiones.

Cogiendo el bus al aeropuerto de Skopje (Macedonia)

Volviendo a nuestro día a día, en esta misma ciudad Álvaro puso fin a su viaje. Un año más, nuestro afable compañero tuvo que poner fin a la aventura una semana antes de que el resto, dejando ese tradicional nostálgico regusto. Gracias por tanto otro viaje más. Pero los que nos quedábamos, todavía tuvimos tiempo de descubrir la noche de Skopje y continuar nuestro viaje por Macedonia.

 Iluminación nocturna del Museo Arqueológico Nacional de Skopje (Macedonia)

Ohrid

(12-07-15) A media tarde de un tremendamente caluroso 12 de julio iniciamos la segunda etapa de nuestra ruta por Macedonia: el Lago Ohrid.

Vista de Ohrid desde lejos (Macedonia)

Os los aseguro: viajar así… cansa. Cuando estas cerca de un mes improvisando cada día y moviéndote de un lado al otro resulta agotador. Conocedores de este bendito problema, desde hace unos viajes tratamos de reducir el ritmo en la última semana. Esa es la razón por la que terminamos en Ohrid, una población del sur de Macedonia (al lado de la frontera con Albania) a la vera de un lago de 350 kilómetros cuadrados. En un país sin mar en ninguno de sus costados, el Lago Ohrid cumple esta veraniega función y es el destino más turístico de este país. En el papel, un buen lugar para recargar las pilas.

Un grupo de jóvenes salta desde un acantilado al Lago Ohrid (Macedonia)

Con este objetivo, plantamos campamento durante 3 días en el Sunny Lake Hostel, de lejos el hostal con mejor ambiente en el que hemos estado en todo el viaje y desde ahí iniciamos una agradable rutina vacacional.

Jugando con una tortuga junto al Lago Ohrid (Macedonia)

Por las mañanas, madrugar (poco) y bañar nuestros blanquecinos cuerpos en alguna de las numerosas playas que se forman junto al lago.

Un perro se baña junto a una barca en el Lago Ohrid (Macedonia)

Chapuzones agradables en un agua fresquita, calmada y más o menos transparente.

Bañándose en el Lago Ohrid (Macedonia)

Al mediodía, comer en el restaurante “de siempre”, Kaneo, un sitio de mantel de tela, copa y cubiertos con vistas al lago pero al precio de un Kebab en España.

Gato sobre el menú del Restaurante Kaneo en Ohrid (Macedonia)

Por las tardes, paseos turísticos el entorno de Ohrid.

Qué ver en Ohrid

Aunque más allá del lago, y todo lo mucho que eso conlleva, no es un sitio con demasiado para ver…

Barco con músicos en el Lago Ohrid (Macedonia)

… si rascas un poco en Ohrid puedes encontrar bastantes rincones con encanto. Toda ruta que se precie pasará tarde o temprano por el Bulevar, la calle más transitada de la ciudad donde tanto de día…

Calle principal de Ohrid (Macedonia)

… como de noche, se concentra la mayor parte de la actividad comercial y de ocio de la zona. Además de ser un sitio estupendo para comprar algún recuerdo, te animo fervientemente a que no te vayas de Ohrid sin probar un helado de cucurucho. Y no es que estén especialmente buenos, que lo están, es que un helado de dos bolas apenas cuesta 50 céntimos de euro.

Calle principal de Ohrid de noche (Macedonia)

Este bulevar desemboca en lo que podríamos llamar el paseo “laguítimo”, que es un larguísimo recorrido junto al lago desde el que puede tener unas bonitas vistas del pueblo, especialmente al anochecer.

Vista nocturna de Ohrid desde lejos (Macedonia)

Si andas en dirección contraria a este paseo, te metes en el casco urbano de la ciudad donde además de numerosas tiendas de recuerdos y restaurantes está la iglesia Holy Mary Plerybeptos.

Iglesia Holly Mary Perybelptos de noche en Ohrid (Macedonia)

St John at Kaneo

Unos minutos de caminata después comienza un empedrado asfalto que te lleva al lugar más atractivo de la ciudad, la iglesia de St John At Kaneo…

Iglesia de St John at Kaneo, junto al lago Ohrid (Macedonia)

… un sitio ideal para ver la caída del sol en el Lago Ohrid…

Atardecer en el Lago Ohrid (Macedonia)

…hasta dejar paso a una bonita iluminación nocturna de la mencionada iglesia.

Iluminación nocturna de la Iglesia de St John at Kaneo de noche, Ohrid (Macedonia)

El sendero continua a través de un espectacular pinar junto al lago…

Pinar junto al Lago Ohrid (Macedonia)

…que te lleva al punto más alto del pueblo, el Samuel’s Fortress (Fortaleza de Samuel)…

Fortaleza de Samuel en Ohrid (Macedonia)

… una fortaleza medieval desde donde hay unas buenas vistas del pueblo.

Vista desde lejos de Ohrid junto al lago del mismo nombre (Macedonia)

Turisteando por estos rincones pasamos nuestras tardes. Las noches las dedicamos a asuntos sociales propios de un hostal y a asistir a alguno de los espectáculos del Ohrid Summer Festival (Festival de Verano de Ohrid). Durante más de un mes las calles de Ohrid se convierten en una sala de variedades donde por las noches caben espectáculos de todo tipo…

Carmina Burana actuando en el Festival de Verano de Ohrid 2015 (Macedonia)

… habiendo espacio para conciertos de música clásica, óperas e incluso unas extrañas obras de teatro en macedonio. Menos mal que nos pusieron subtítulos.

Obra de teatro serbia en el festival de verano de Ohrid (Macedonia)

(14-07-15) Entre playas, tours y festivales fueron pasando nuestros días en Ohrid, hasta que nuestra última jornada en aquel lugar decidimos romper con nuestra agradable rutina y pusimos rumbo al Monasterio St Naum.

Monasterio de San Naum

A 30 kilómetros al sur de Ohrid, al ladito de la frontera con Albania, 1000 años atrás un escritor, erudito y religioso, el Santo Naum, decidió levantar un monasterio ortodoxo.

En el monasterio de San Naum, junto al Lago Ohrid (Macedonia)

El tiempo no ha pasado en balde por esta edificación religiosa y aunque imagino habrá sido restaurado en numerosas ocasiones, el desgaste es más que evidente en su interior.

Interior del Monasterio de San Naum (Macedonia)

Aunque ese aire tan desgastado es uno de sus principales atractivos, más allá de la ostentosa decoración tan propia de lo ortodoxo que reviste aquel lugar.

Interior del Monasterio de San Naum (Macedonia)

Al margen el edificio en sí, los jardines que lo rodean…

Fuente en los jardines del Monasterio de San Naum , junto al Lago Ohrid (Macedonia)

… y la fauna que allí convive otorgan un mayor encanto a este rincón.

Pavo real en los jardines del Monasterio de San Naum (Macedonia)

Iglesia de St. Petka

Muy cerquita del mecionado edificio está la pequeña pero encantadora iglesia de San Petka…

En la Iglesia de San Petka en el Monasterio de San Naum (Macedonia)

… cuyo animadísima decoración interior…

Interior de la Iglesia de San Petka (Macedonia)

… le da a uno ganas de hacerse ortodoxo.

Iglesia de St Petka, interior

Al igual que todo en esta zona, el monasterio fue construido a las orillas del Lago Ohrid, así que nosotros no desaprovechamos la oportunidad de darnos un refrescante chapuzón en tan místico lugar.

Fuente en el Monasterio de San Naum con vistas al Lago Ohrid (Macedonia)

En ese momento playero coincidimos casualmente con dos de los compañeros de nuestro hostal: Daniel y Boaz, quienes tienen una curiosa historia de amistad a sus espaldas.

En el lago Ohrid

Daniel, brasileño residiendo en Irlanda, dejó su trabajo y se embarcó rumbo a Nepal a ofrecer sus manos para ayudar tras el reciente devastador terremoto. Podéis leer algo de información sobre este viaje en su página de Facebook. Precisamente en ese viaje a Nepal conoció a Boaz quién tras terminar su periodo militar en Israel (la mili allí todavía es obligatoria) inició un largo viaje por el mundo. Ambos hicieron buenas migas en ese primer encuentro y, tras separarse temporalmente, decidieron volver a verse en Ohrid. Y allí, nos encontramos con ellos, compartiendo una verdaderamente agradable tarde que pondría fin a nuestra satisfactoria estancia en el sur de Macedonia.

Ventana en el Monasterio de San Naum, con vistas al Lago Ohrid (Macedonia)

Y hasta aquí puedo leer. La próxima vez que escriba será para dar por terminado nuestro viaje a los Balcanes. Quedan poquitos días que contar pero ya sabéis que cuando vas con una mochila a espalda siempre pasan muchas cosas. De momento, espero que os haya gustado lo que os hemos enseñado de Macedonia con nosotros. Todavía queda un último empujón. Se abren los comentarios 🙂

Más información de utilidad en nuestra guía de viajes gratuita sobre Los Balcanes

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (3)

  • Domi

    |

    Hola Sergio, muchas gracias por el relato.
    Te quería hacer una pregunta: con un día en Skopje y dos en Ohrid estará bien?
    o dos días es mucho en Ohrid?

    Te agradecería mucho la ayuda, saludos!

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      Hola, Domi! Skopje sí que puedes verlo en un día siempre y cuando llegues a primera hora de la mañana. Y con respecto a Ohrid, dos días está bien. Yo haría uno para el propio pueblo y el lago y otro para hacer alguna excursión por la zona. ¡Disfruta del viaje! 🙂

      Responder

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies