9. Hoi An – Just Married

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Viaje a Vietnam

Antes viajábamos muy rápido. Creíamos que veríamos más haciendo menos, pero en realidad estábamos viendo menos por tratar de hacer más. Ahora tratamos de que sea un único país, una estancia larga, más tranquila, más profunda. Vietnam lo hemos recorrido con cierta calma, y Hoi An ha sido uno de los grandes beneficiados. Tres días completos para recorrer una ciudad maravillosa. La joya de Vietnam, la Venecia de Asia, ¿hace honor a su nombre? Ya lo creo.

En el puente cubierto japonés de Hoi An vestidos con ropa tradicional de Vietnam

(15-10-17) La última vez que hablamos acabábamos de pasar unos días entre inundaciones en Ninh Binh, una preciosa región situada a pocos kilómetros de Hanoi. Precisamente desde la capital de Vietnam emprendimos nuestra nueva etapa, esta vez en avión.

Avión Hanoi – Da Nang

Aunque desde hace unos días ya teníamos cogido otro “fantástico” viaje de tren entre Hanoi y Da Nang (¡¡16 horas!!), una revisión de último minuto nos permitió encontrar un billete de avión de ¡¡¡20 euros!!! para hacer el mismo trayecto. Por lo que, como comprenderas, entre pasar 16 horas en un tren cama o 1 hora en un avión por el mismo precio… nos decantamos por la opción aérea.

Aviones de Vietnam Airlines en el aeropuerto de Hanoi (Vietnam)

Una vez más, volamos con la compañía Vietnam Airlines que, pese a no ser una aerolínea lowcost, esconde muchas veces grandes ofertas. Así que nunca descartes esa opción.

Ver transporte de Hanoi a Da Nang

Interior del avión de Vietnam Airlines que cubre la ruta entre Hanoi y Da Nang (Vietnam)

Sobre las 8 de la mañana estábamos en Da Nang, donde solo teníamos intención de pasar el tiempo suficiente para coger un taxi hasta Hoi An. Aunque no le dedicamos ni un minuto de viaje, Da Nang se ha convertido en el Benidorm de Vietnam, por lo que no deja de ser una ciudad de playa, restaurantes y grandes hoteles. Como eso no va mucho con nosotros, decidimos ir directamente desde el propio aeropuerto de Da Nang hasta Hoi An, situada a apenas 50 minutos de este lugar. Este trayecto es posible hacerlo en un bus lanzadera (sale un autobús cada hora y el precio es de unos 6 euros por billete) o en taxi. El precio del taxi está estipulado, 400.000 dongs (15 euros), por lo que siendo 4 nos salía incluso mejor que el bus.

Salida del aeropuerto de Da Nang (Vietnam)

Dónde dormir en Hoi An

Sobre las 10 de la mañana estábamos en Hoi An, donde lo primero era encontrar un hospedaje adecuado. En este caso, y como broche final a este bonito viaje, decidimos estirar un poco el bolsillo y pagarnos la estancia en el hotel Phu Thin, un agradable complejo de 4 estrellas cerquita del centro.

Ver Hotel Phu Thinh

Habitación del hotel Phu Thin, en Hoi An (Vietnam)

40 euros la noche cuesta la habitación estándar en este hotel con piscina, aunque desafortunadamente en nuestra estancia la piscina estaba en obras. Y no hay obra que valga sin un taladro neumático que lo acompañe. Y sí, ese taladro estaba justo debajo de nuestra habitación. Pero gracias a esta desgracia, el personal decidió compensarnos ofreciéndonos una nueva habitación mucho más grande e infinitamente más tranquila. Aunque es una buena opción para hospedarse, aquí te dejo otros alojamientos interesantes.

  • 7 euros cuesta la cama en el Hostal Tipi, en el centro de Hoi An.

Ver Hostal Tipi

  • Por 60 euros la pareja podéis acceder al hotelazo Lasenta Boutique, valorado con más de un 9 en booking tras más de 1000 opiniones.

Ver Hostal Lasenta

  • AirBnb también ofrece opciones interesantes en Hoi An. Aquí te dejo un buen descuento para tu primera reserva.

25€ de regalo en AirBnb

Vista nocturna del Ancient Town de Hoi An (Vietnam)

Qué hacer en Hoi An

Hoi An fue la ciudad a la que más tiempo dedicamos en este viaje, por lo que pudimos descubrir muchos de sus secretos. Aunque la misma urbe tiene material sobra, en nuestra prolongada estancia también nos dio tiempo a conocer sus alrededores. Así que, con tu permiso, vamos a empezar por ahí.

Campesino vietnamita trabajando en un cultivo ecológico cerca de Hoi An (Vietnam)

Santuario de My Son

Nuestra primera excursión en el centro de Vietnam nos llevó hasta el Santuario My Son, un conjunto de templos hindúes en ruinas situados a unos 40 kilómetros de Hoi An. Aunque cuesta llegar ahí casi una hora, ésta es una de las escapadas más habituales para hacer desde Hoi An o Da Nang.

Entrada del Santuario My Son, en el centro de Vietnam

Por una cuestión física, para llegar ahí necesitas algún transporte motorizado, así que lo mejor es hacerlo en moto de alquiler, taxi o en formato tour. Nosotros lo contratamos a la empresa Hoi An Express. Aquí te dejo un enlace para reservar este tour por solo 9 euros.

Ver tour al Santuario My Son desde Hoi An

Minivan de la agencia Hoi An Express, en Vietnam

Como iba contando, la minivan nos recogió en Hoi An y nos llevó hacia la entrada del tempo. El precio del ticket es de unos 4 euros por barba (100.000 VND), aunque en nuestro caso estaba incluido en el precio del tour.

Templos a la entrada del Santuario de My Son (Vietnam)

Una vez dentro, lo primero fue ver un curioso espectáculo de música y baile hindú que homenajeaba alguna de las celebraciones propias de la cultura que allí residió.

Un grupo baila una danza tradicional hindú en el Santuario My Son (Vietnam)

Y es que, y sin abrumarte con la historia, My Son Temple es un yacimiento arqueológico levantado entre el siglo IV y XIV por los reyes Champa, una antiguo estado hinduista que vivió muchos años entre el sur y el centro de Vietnam. Todavía hoy perviven algunas personas pertenecientes a la cultura Cham.

Detalle de Shiva en las paredes de uno de los templos de My Son (Vietnam)

Dicho esto, todos y cada uno de los edificios allí presentes

Templos en el Santuario de My Son (Vietnam)

… en mejor o peor estado…

… son templos hindúes…

En uno de los templos del Santuario de My Son (Vietnam)

levantados en honor al Dios Shiva.

Estatua de Shiva en el interior de uno de los templos de My Son (Vietnam)

En sus buenos tiempos, este lugar llegó a concentrar más de 70 edificios de este tipo, pero el paso del tiempo y los bombazos de los amigos estadounidenses durante la guerra de Vietnam, dejaron el recinto muy tocado.

Tejado de uno de los templos del Santuario de My Son (Vietnam)

Sea como fuere, la realidad es que es una visita interesante, aunque también os digo que nadie de nosotros salió especialmente entusiasmado. Tampoco ayudaban las hordas de turistas que visitaban el yacimiento.

Grupo de turistas a las puertas de uno de los templos de My Son (Vietnam)

En bicicleta por los alrededores de Hoi An

Así como nuestra caminata por el Santuario My Son no nos robó a nadie el corazón, sí que lo hizo, y de qué manera, una ruta en bicicleta por los pueblos de las afueras de Hoi An.

Ruta en bicicleta por los campos de Hoi An (Vietnam)

La bicicleta es un método de transporte estupendo para Hoi An y alrededores, ya que es una zona bastante llana y con mucho encanto. Casi todas las agencias de viaje, oficinas turísticas, hoteles y demás ofrecen alquiler de bici, por lo te recomiendo hacerte con una y salir a pedalear.

Eso, o contratar algún tour de bicis. En nuestro caso contactamos con la empresa Grasshopper Adventures, de la que verdaderamente solo podemos decir cosas buenas. Y es que, desde el primer momento, se mostraron muy atentos y profesionales, algo que también se deja ver en la calidad del equipo material y personal que manejan.

Paseando en bicicleta por los alrededores de Hoi An con Grasshopper Adventure (Vietnam)

Con el bueno de Thanh como guía, y con la única compañía de un afable británico, hicimos una ruta inolvidable por varias de las aldeas que rodean Hoi An.

¿Necesitas seguro de viaje? 5% de descuento en seguros de Iati

Tour en bicicleta con Grasshoppers Adventures por los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Nuestro viaje comenzó visitando un pequeño puerto pesquero en el que descubrimos algunas peculiaridades de los pescadores vietnamitas, entre ellas que todos pintan unos ojos en la parte delantera de sus barcos por la creencia de que esto les protege de los monstruos y espíritus del agua.

En un Puerto pesquero en los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Más adelante también paramos en un caótico aserradero

Barco en construcción en un astillero de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… donde se daba vida a muchos de los barcos que surcan las aguas de Hoi An.

Trabajando en un astillero cercano a Hoi An (Vietnam)

Aquí la pesca es el principal sustento de muchas familias.

Barcos en el río Thu Bon, Hoi An (Vietnam)

La pesca y el arroz, y es que, como no podía ser de otra forma, el cultivo y la explotación de este cereal es también la forma de vida de otros tantos apellidos vietnamitas.

Granero en una aldea en los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Y es que del arroz se aprovecha todo. Además del arroz como tal, este ingrediente es la base del popular Banh Dap, una masa de arroz molido…

Moliendo arroz en una aldea de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… que se cocina en un horno de leña…

Preparando Banh Dap, comida típica de la zona, en un horno de leña de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… y se come aplastado entre dos tortas y acompañado de alguna salsa.

Comiendo en un aldea de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

De esta mismo cereal se obtiene también a el licor de arroz

Arroz fermentando en una destilería de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… una bebida fortísima que muchos vietnamitas preparan en su propia casa, ya sea para consumo interno o para la venta.

Bebiendo licor de arroz en un destilería a las afueras de Hoi An (Vietnam)

El momento más bonito de la jornada fue el que compartimos con un anciano nonagenario que sobrevivió, y de qué manera, a la guerra de Vietnam.

Un anciano vietnamita nos cuenta su historia en una aldea en los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Y es que, este experimentado vietnamita pasó buena parte de su juventud encerrado en la cárcel y torturado por sus ideas.

Foto de un vietnamita cuelga en la pared de su casa en los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Un sufrimiento que todavía se le refleja en los ojos.

Anciano vietnamita en una aldea cercana a Hoi An (Vietnam)

Algo más positiva fue una de las últimas paradas de nuestra vuelta ciclista, en la que conocimos a una familia dedicada a la fabricación de “colchones” vietnamitas.

Y es que una buena parte de la sociedad local no duerme en colchones “látex natura” ni “viscoelastic”, sino que lo hace en estas especies de esterillas de fabricación artesana. Hasta tres diarias hacían en esta casa. Un trabajo de… vietnamitas.

Una familia vietnamita prepara colchones en una aldea a las afueras de Hoi An (Vietnam)

Desconozco si son cómodos o no, aunque ya te adelanto que los vietnamitas son capaces de dormir en cualquier circunstancia.

Dos conductores duermen en su tuc tuc en Hoi An (Vietnam)

Estas son las historias que se cruzaron en nuestro camino a lo largo de nuestro alucinante paseo en bici…

Recorriendo la zona de campo de Hoi An en bici (Vietnam)

… por los alrededores de Hoi An. Historias tan maravillosas…

Un vietnamita visita a su vecino en una aldea de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… como el paisaje…

Recorriendo los alrededores de Hoi An en bicicleta (Vietnam)

… que decoraba nuestras pedaladas.

Ruta en bici por Hoi An y sus alrededores (Vietnam)

Pueblos…

Mi reflejo en un espejo de una casa humilde de los alrededores de Hoi An (Vietnam)

… ríos…

… y bellos arrozales. Ni la insistente lluvia nos quitó la sonrisa.

Paseando en bicicleta bajo la lluvia por los alrededores de Hoi An (Vietnam)

Una excursión de 10 que puedes reservar en el siguiente enlace.

Ver tour en bici por los alrededores de Hoi An

Muelle de Hoi An (Vietnam)

Qué ver en Hoi An

Dejamos ya los alrededores de Hoi An para meternos, una vez más, en el interior de esta maravillosa urbe.

Paseando en bicicleta por las callejuelas de Hoi An (Vietnam)

Pero antes de contarte lo que vimos, me vas a dejar que te cuente cómo lo vimos. Y es que, como te explicaba al principio, a nuestra llegada contactamos con Hoi An Express, una de las agencias más importantes de la ciudad. Y fueron ellos quienes, en algún momento de inspiración, concluyeron que dábamos la talla. Literalmente.

Hablando con el dueño del restaurante Field de Hoi An (Vietnam)

Así es, por lo que sea, se les ocurrió que podíamos ser unos buenos modelos para vestirnos con un Ao Dai, un traje tradicional vietamita, y sacarnos a pasear por la ciudad.

Paseando en pareja por Hoi An con traje tradicional Ao Dai

De esta guisa, no voy a negar que estábamos “tuanis”…

… salimos a lomos de un tuc-tuc

Paseando por la ciudad de Hoi An en Tuc Tuc (Vietnam)

… a descubrir, fotografiar…

Haciendo fotos en la Asamblea Cantonesa de Hoi An con el traje tradicional Ao Dai (Vietnam)

… y a ser fotografiados en los rincones de Hoi An.

El equipo de Hoi An Express nos fotografía y nos graban desde un coche eléctrico en Hoi An (Vietnam)

Y es que, tanto los turistas como nuestro propio fotógrafo (sí, teníamos fotógrafo) no podían resistirse a nuestros encantos.

Un guía de Hoi An Express nos enseña una foto con nuestro traje tradicional Ao Dai (Vietnam)

Hasta la televisión vietnamita se apuntó a la fiesta.

Una cadena de televisión vietnamita nos entrevista en la puerta de la Asamblea Cantonesa de Hoi An (Vietnam)

Dicho esto, y tratando de dejar de lado nuestra vestimenta, te cuento que Hoi An es actualmente (y merecidamente) una de las ciudades más turísticas de Vietnam…

Turistas coreanos esperan en su tuc tuc en Hoi An (Vietnam)

… pero desde su origen, hace más de 2000 años, ha sido un importantísimo asentamiento para comerciantes.

Fachada iluminada de la tienda Tong en Hoi An (Vietnam)

Su buena ubicación fluvial y marítima la han posicionado como un enclave cotizado, hasta el punto de que chinos, japoneses, indios y franceses llegaron a convivir en ella.

Niña come en la puerta de su casa en Hoi An, Vietnam

Aunque su atractivo principal, hoy en día, es la excelente conservación de su casco antiguo, el lugar donde se concentra todo lo que hay que ver.

Farolillos en el old town de Hoi An (Vietnam)

Ancient Town de Hoi An

Pasear sin rumbo por el casco viejo de Hoi An es uno de los planes imprescindibles. No es que sea muy grande, pero está lleno de rinconcitos de gran belleza.

Calle de Hoi An en un día soleado, Vietnam

Además es uno de los pocos lugares de todo Vietnam donde no pueden entrar las motos (solo tuc-tucs)…

Paseando por Hoi An en Tuc Tuc (Vietnam)

… por lo que es el de los pocos sitios donde tu vida no corre continuamente peligro. Aprovecho para comentarte que varios de los edificios turísticos de la ciudad tienen un coste de entrada, y que puedes pagar cada uno por separado o comprar el Old Town Ticket. Este billete turístico cuesta poco más de 4 euros y te permite acceder hasta en 5 de estos lugares.

Puente cubierto japonés

El puente cubierto japonés es el emblema de la ciudad, y no es para menos.

Iluminación nocturna del puente cubierto japonés de Hoi An (Vietnam)

Este imponente puente fue construido por mercaderes nipones en el siglo XVI con el objetivo de unir las dos partes de la población hasta entonces separadas por el río.

Interior del Puente Cubierto Japonés de Hoi An (Vietnam)

La Pagoda de Hoi An

También conocido como la Sala de Asambleas Cantonesa.

Foto de grupo en la Asamblea Cantonesa de Hoi An vestidos con el traje tradicional Ao Dai (Vietnam)

Este bonito edificio fue levantado a finales del siglo XVIII

… y desde entonces ha funcionado como lugar de veneración de varios dioses.

Una ofrenda sobre el altar de la Asamblea Cantonesa de Hoi An (Vietnam)

La casa Tan Ky

En centro antiguo de Hoi An tiene una arquitectura tan bonita que algunas de sus casas más antiguas se han convertido en un reclamo turístico.

La casa Tan Ky es una de las más famosas, situada allí desde el siglo XVII.

Interior de la Casa Tan Ky en Hoi An (Vietnam)

Otros lugares para ver en Hoi An

Al margen de estos puntos con nombre y apellido, la magia de Hoi An va mucho más allá, por lo que todo lo que sea perderse un rato es un acierto seguro.

Calle decoradas con farolillos en Hoi An (Vietnam)

Por cierto, aquí sí hay playa y es bastante mejor que la de Mui Ne.

Playa de Hoi An, en el centro de Vietnam, un día lluvioso

Por cierto, si tú también quieres pasear por la ciudad tan guapo como nosotros, puedes reservar este tour de Hoi An Express en el siguiente enlace. Fue una experiencia inolvidable.

Ver tour en traje tradicional por Hoi An

Vestidos con ropa vietnamita en Hoi An (Vietnam)

La noche de Hoi An

Hoi An es muy bonito de día, pero de noche juega en otra liga.

Fotografía nocturna del Ancient Town de Hoi An (Vietnam)

Y es que, si algo hace inconfundible a esta ciudad vietnamita es por sus farolillos.

Farolillos en un mercadillo de Hoi An (Vietnam)

Todas las noches, cuando el sol se apaga

Un edificio de la calle Bach Dang se refleja en un charco, Hoi An (Vietnam)

miles de luces saltan al terreno de juego…

Luces sobre el puente Cau An Hoi, en Hoi An (Vietnam)

… y convierten Hoi An es un espectáculo visual inigualable.

Iluminación nocturna de la calle Bach Dang, en Hoi An (Vietnam)

Los habitantes de la ciudad saben que las luces de los farolillos vuelven locos a los turistas

… y por ello quien más, quien menos…

Una anciana vende farolillos en las calles de Hoi An (Vietnam)

… busca su pedacito en este colorido negocio.

Vendedora de velas en Hoi An (Vietnam)

Aunque a veces se les va de las manos.

Farolillos con forma de gallina en Hanoi (Vietnam)

Un crucero por el río Thu Bon

Entre unas cosas y otras, la realidad es que Hoi An nos ofreció una estadía perfecta. Y el broche final a esa estancia de diez lo puso un precioso crucero al atardecer por los alrededores de la ciudad. Después de la excelente experiencia que tuvimos en Ho Chi Minh con algo similar, Hoi An parecía un buen lugar para repetirla. Y no íbamos mal encaminados.

Barco Cinnamon Cruise en Hoi An (Vietnam)

A bordo del Cinamon Cruises, un barco restaurante gestionado por una familia vietnamita

Familia vietnamita gestiona el Cinnamon Cruise (Hoi An, Vietnam)

… disfrutamos de una maravillosa velada sobre el río Thu Bon…

viendo primero como caía la noche sobre la región…

Paisaje del río Thu Bon en su paso junto a la ciudad de Hoi An (Vietnam)

… y más adelante jugando a iluminar el agua con los tan populares barquitos de vela.

Velas flotan sobre las aguas del río Thu Bon, cerca de Hoi An (Vietnam)

La cena estuvo deliciosa…

Un plato de carne en el barco Cinnamon Cruise de Hoi An (Vietnam)

… y la experiencia es más que recomendable por lo que, si te interesa una cenita romántica, aquí te dejo en enlace correspondiente.

Ver Cinnamon Cruises en Hoi An

Interior del barco restaurante Cinnamon, Cruise, Hoi An (Vietnam)

La vuelta a casa

(18-10-17) No queríamos, pero llegó. Nuestras obligaciones laborales se nos echaban encima por lo que tocaba desandar el camino. Primero, regresando en avión a Ho Chi Minh…

Billete de Vietnam Airlines para la ruta entre Da Nang y Ho Chi Minh (Vietnam)

… donde hicimos un último día de viaje dedicado a la compra de regalos…

Muñeco vietnamita colgante adornando mi mochila de viaje (Vietnam)

… y desde allí, más aviones y vuelta a España. Al igual que en la ida, volamos en Qatar Airways (excelente una vez más) y de nuevo con escala rápida en Doha.

Un viaje no más largo que en la ida, pero que a algunos se nos hizo un tanto pesado. El cansancio acumulado estuvo haciendo estragos. Por lo menos, aprovechamos el momento para hacer balance de todo lo vivido. Por detrás dejábamos más de tres semanas de otro alucinante viaje, la enésima confirmación de que el mundo está lleno de lugares que merecen la pena ser conocidos.

Vistas de la Bahía de Lan Ha desde Cat Ba (Vietnam)

Vinos a Vietnam con muchas ganas y expectativas, pero el país ha estado totalmente a la altura de lo esperado. El caos de Ho Chi Minh, la naturalidad del Delta del Mekong, el desastre de Mui Ne, la amabilidad de Hanoi, la incomparable belleza de la Bahía de Lan Ha, la riqueza de Sapa, la frescura de Ninh Binh y el estilo de Hoi An.

Niña vietnamita en una aldea en la región de Sapa (Vietnam)

Ocho etapas inolvidables que juntas han formado un viaje perfecto. Perfecto también por la compañía, un grupo original y totalmente diferente pero que conectó a las mil maravillas. Como dije al principio, si separados molábamos… juntos solo podíamos ser la leche.

En el templo Đình Nam Hương, uno de los lugares para ver en Hanoi (Vietnam)

Antes de despedirme, aprovecho para dar las gracias a todos aquellos héroes anónimos y no anónimos que han estado en el momento y el lugar indicado, haciendo que la experiencia fuera todavía mejor. Y por supuesto, gracias a todos los que nos habéis acompañado en esta nueva aventura, que a los números sois muchos, pero en persona sois todavía más. El relato de viaje termina, pero todavía quedan unos cuantos posts de Vietnam. Una pequeña guía para ayudar a futuros aventureros que quieran recorrer el país. Aunque tampoco os acomodéis mucho, porque en menos de un mes comienza una nueva aventura. Yo estoy listo, ¿vosotros?

Todas las publicaciones de nuestro viaje a Vietnam

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (4)

  • Francisco Pinilla

    |

    Hola viejo amigo! Te leo ahora y la verdad es que alucino con todo el contenido! Yo también quiero vivir esas aventuras, aunque para mí es difícil… el bufete exige mucho de mi tiempo. Salís todos muy guapos en las fotos, parecéis modelos y modelas! Guapos/asx!!!

    Me gusta siempre cuando empieza un viaje, pero también es bonito leer como lo terminas! Se te da bien manejar la lengua.
    Un abrazo desde los juzgados

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      ¡Pronto vivirás nuevas aventuras, Francisco! Nunca es tarde para un hombre ilusionado. ¡Un abrazo desde la oficina!

      Responder

  • Raquel Artieda

    |

    Un valiente abriendo brechas en el mar, en el aire….en la vida.
    Guarda en tu corazón lo vivido para que así se haga grande, muy grande.
    un abrazo

    Responder

    • Sergio Otegui Palacios

      |

      Que gustazo tener por aquí, Raquel 🙂 ¡Un abrazo muy grande! Espero que nos veamos pronto por Pamplona.

      Responder

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Miembro de:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies