6. Érase una vez, Praga

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Viaje a la Eurocopa 2012

Vistas desde el Puente Carlos, en Praga (República Checa)

(10-06-12) Dormir en un albergue es lo que tiene, que a veces te toca compartir habitación con un mendigo. Al margen de esta pequeña anécdota, Praga nos recibió con los brazos abiertos. Y con las lluvias abiertas. El día de nuestra llegada no paró de llover hasta la noche. Aún así, entre aguas ya se vislumbraba una ciudad de cuento…

De turismo por la Plaza Wenceslao, en Praga (República Checa)

Praga

… aunque el cuento tendría que esperar. Con la que estaba cayendo lo mejor era resguardarse cuanto antes. Fuimos al albergue donde estableceríamos el campamento base. Al del mendigo. Por lo demás, un buen y barato sito para instalarse en Praga. Y un no tan buen sitio para ver el partido, pero es que después de tanto tiempo preparando nuestro viaje se nos había olvidado un pequeño detalle: España jugaba contra Italia a las 18:00, y no a las 20:45. Y de esto nos enteremos a las 17:45. Traducción, teníamos quince minutos para buscar un bar para ver el partido.

Grupo de aficionados ingleses en Praga (República Checa)

Pero la lluvia mojaba demasiado así que al final la televisión del albergue iba a ser nuestra apuesta. Allí compartimos sofá con un argentino afincado en Barcelona, con un americano a una cerveza pegado, con un británico recibiendo un curso de cocina y con un asiático con pinta de desorientado. El ambiente perfecto para ver como Italia puso en serios aprietos a la campeona del mundo. Sin referencia en el ataque, España tocó el balón pero en dirección a Casillas. Al igual que Italia, que tocó más de lo esperado y también en dirección a Casillas. En un contra llegó el gol italiano, que provocó la reacción de España y de Del Bosque. La salida de Torres trajo las ocasiones más claras a favor de la Roja pero también, los mayores fallos. Al final 1 a 1 y gracias. Con el final del partido dejó de llover y dimos nuestra primera vuelta turística. El centro histórico y el Reloj Astronómico se vistieron de noche para recibirnos. El resto: calles de película, luces y turistas. Era hora de dormir.

Torre del reloj de Praga (República Checa), iluminación nocturna

(11-06-12) En Praga están muy extendidos los Free Tours. Todos los días a las 11 de la mañana en el Reloj Astronómico, varios guías de diferentes nacionalidades se ofrecen para hacer un recorrido turístico “gratuito” por la ciudad. Lo de gratuito es relativo, ya que si luego no le das unas cantidad de propina determinada te miran raro. Nuestro guía, Maxi, era latinoamericano.

Free tour en español en el Barrio Judío de Praga (República Checa)

Qué ver en Praga

Con él recorrimos de punta a punta el barrio antiguo de la capital de la República Checa, viendo el ya citado Reloj, la Plaza de la Ciudad Vieja, la Casa Municipal, la Torre de la Pólvora, el Barrio Judío… Con Maxi aprendimos que en Praga hay una estricta ley de restauración de fachadas que explica porque casi cualquier rincón de la ciudad tiene encanto.

Puente de Praga (República Checa)

Nos enseñó también que primero los nazis y luego los comunistas se pelearon con los lugareños por hacerse con el control de la ciudad. Con nuestro guía descubrimos que Praga fue la cuna de artistas reconocidos como Franz Kafka, y uno de los principales lugares de inspiración de Mozart y Beethoven. Por la tarde y ya por nuestra cuenta, nos fuimos al castillo. Tras mucho andar, muchos turistas y muchas fotos nos recogimos en el albergue para dormir, sabiendo que seguramente ni en nuestros sueños podríamos ver algo tan bonito como Praga.

Vista de Praga desde su castillo, en lo alto

Tren República Checa – Polonia

(12-06-12) El día de ayer es fácil de resumir: estación – espera – tren – estación – espera – tren – estación – espera – tren. Resultado: 500 km recorridos en unas catorce horas de viaje.

Estación de tren de Mlada Boleslav (República Checa)

Tiempo más que de sobra para poder disfrutar de los espectaculares paisajes por los que pasamos y para descubrir que el sistema de trenes polaco es lento. Muy lento.

Un niño se entreasoma por la ventana de un tren rumbo a Polonia

Por suerte, pudimos compartir la última etapa de nuestro viaje ferroviario, la más larga, con Paul, un joven polaco. Con él hablamos de fútbol, de los polacos y sus costumbres, de cine y de series, de viajes… Nos enseñó algo de vocabulario básico para sobrevivir en Polonia: hola; adiós; sí; no; esto es demasiado caro, imbécil.

Viajando en un tren de República Checa a Polonia, con nuestro nuevo amigo Paul

Él se bajó en Breslavia, nosotros queríamos llegar a Cracovia. Sin embargo, a las 2 de la mañana en un tren repleto de hooligans rusos y que ya acumulaba tres horas de retraso, decidimos que ya habíamos viajado suficiente y y nos bajamos en Katowice (a una hora de Cracovia). Serían cerca de las 3 cuando encontramos el albergue donde pasaríamos la noche. Desde aquí escribimos este post y desde aquí nos preparamos para partir hoy rumbo a Gdansk.

Todas las publicaciones de nuestro viaje a la Eurocopa 2012
 (Esta publicación no es la original sino una recuperación de la misma. Para leer los comentarios y ver la original entra en Euro2012trip)

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (3)

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies