9. Gdansk, el precio del ámbar

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Viaje a la Eurocopa 2012

Dos aficionados españoles a las puertas del estadio de fútbol de Gdansk, el Gdansk Arena

(18-06-12) Lo sabemos, sabemos que dijimos que no lo haríamos… que nuestro presupuesto era muy ajustado y no nos lo podíamos permitir. Que disfrutaríamos de los partidos en la Fan Zone y con eso nos sentiríamos más que satisfechos. Pero han ido pasando los días, ha ido creciendo el ambiente, las ganas y al final…

Eurocopa 2012: Croacia – España

Así es, hemos pecado. Hemos sacrificado un día de nuestro presupuesto (30 euros costó cada entrada) para poder disfrutar de un partido en el Gdansk Arena. En nuestra defensa diremos que no nos resultará complicado volver a ajustar gastos porque Polonia es un país increíblemente barato. Para que os hagáis una idea, hemos estado comiendo MUY BIEN todos los días por poco más de tres euros. Aunque el partido fue bastante lamentable… mereció mucho la pena. Compramos las entradas a la Federación Española, que sacaron a la venta tickets sobrantes. Y es que a pesar de la gran cantidad de gente que hay en la ciudad, los 41000 asientos del Estadio del Ámbar (llamado también así por su color) no se están llenando. Quedan muy pocas plazas, pero quedan. De hecho, pudimos comprobar que a algunos de los muchos voluntarios que trabajan en el evento les dejaron entrar al poco del comienzo del partido.

Aficionados polacos y españoles en el Gdansk Arena (Polonia)

De los futbolístico, Croacia 0 – España 1, poco bueno que destacar. España jugó con fuego durante todo el partido aunque se acabaron quemando los croatas. Al igual que contra Italia mucho toque pero poca profundidad, hasta que Vicente del Bosque acertó equivocándose con los cambios. Acertó porque ganamos y se equivocó porque para marcar siempre es mejor tener algún delantero en el campo. Aunque no seremos nosotros quienes pongamos en duda los métodos de uno de los entrenadores más laureados del mundo. Eso sí, a pesar de todo, nuestro crédito en esta Eurocopa sigue intacto mientras tengamos a un Iniesta que hace lo que quiere cuando quiere y a un Iker que para todo lo que le tiran cuando le tiran.

Aficionados encienden una bengala en el Gdansk Arena (Polonia)

Más allá del fútbol, el ambiente increíble, en perfecta armonía con la afición croata (dejando al margen a los chimpancés de las bengalas). Así como en el partido contra Irlanda parecía que había muchísimos más irlandeses que españoles, este día la cosa estaba mucho más compensada. Se podía hacer una división casi perfecta del campo en dos aficiones. Aunque en el caso español tenemos un pequeño truco y es que tras la eliminación de su selección, los polacos se han acabado de pasar a España. Junto a nosotros y a Manolo del Bombo, que llevaba los compases cuatro filas más atrás, cantaron grandes clásicos como “Yo soy español” o “A por ellos”.

Manolo el del Bombo en el Gdansk Arena, durante el España - Croacia de la Eurocopa 2012

Aprovechamos para decir que España necesita urgentemente ampliar su repertorio musical porque te pasas todo el partido cantando las mismas cuatro canciones. Este año se han introducido novedades como una adaptación del grito de guerra de la afición polaca y de la del Mirandés, el equipo de moda. Se cantó menos en la segunda parte, donde nos atenazaba la sensación de que nos podíamos volver a casa en cualquier momento. Al final, explosión de júbilo por el gol, y españoles y polacos contentos.

El Arena Gdansk iluminado de noche, después del partido España - Croacia de la Euro2012

A la salida del partido, la tristeza croata se transformó en una de estas tormentas que hacen afición y nos vimos obligados a refugiarnos durante la siguiente hora bajo un confortable puente. La presumible celebración posterior al partido se vio algo frustrada por las lluvias torrenciales, así que nos volvimos al hostal para dormir lo vivido.

Tormenta en Gdansk (Polonia)

(19-06-12) hoy nos hemos levantado atrapados en Polonia por un problema de ropa. Tras hacer nuestra primera y, hasta ahora, única colada en Budapest, diez días después llegó el momento de volver hacerla. Al menos esa era nuestra intención hasta que descubrimos que en Polonia no hay lavanderías. Por suerte Marta, nuestra polaca de cabecera, nos ofreció su lavadora el día anterior.

Gdynia,-Casa-Marta-(M,O&D)

El problema es que hemos tenido que esperar casi hasta media tarde de hoy para que la ropa terminara de secarse. Mientras tanto, hemos trazado una posible ruta para nuestro viaje a Ucrania, aunque las informaciones que nos llegan de ese país no son del todo alentadoras. Para que os hagáis una idea, a pesar de que España podría llegar a jugar dos partidos seguidos (cuartos y semifinales) en Donetsk ha preferido no cambiar su alojamiento y mantenerse en Gniewino (1500 kms de distancia). Desde luego eso no anima a un aficionado a irse por su cuenta así que, seguramente, el plan de viaje va a verse trastocado. Os mantendremos informados.

Todas las publicaciones de nuestro viaje a la Eurocopa 2012
(Esta publicación no es la original sino una recuperación de la misma. Para leer los comentarios y ver la original entra en Euro2012trip)

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (1)

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies