Cómo preparar una mochila de viaje

Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en Blog, Consejos de viaje

Mi mochila en el aeropuerto de Barajas (Madrid, España)

Si de verdad quieres empezar a viajar con lo puesto y gastando poco dinero, la mochila puede ser un gran aliado. Evidentemente también puedes hacer viajes baratos usando una maleta, pero la flexibilidad y libertad que te da la mochila te predispone a cuidar de tu bolsillo. Sin embargo, en la medida que todo el peso de tu equipaje va a caer sobre tu espalda es fundamental optimizar bien el contenido que llevaremos. En esta publicación de la guía de viajes de Nada Incluido os vamos a explicar cómo preparar una mochila de viaje:

Tres mochilleros pasean por las calles de Dubrovnik (Croacia)

Antes de pasar a desglosar el equipaje necesario, me gustaría introducir una serie de consideraciones generales obre la mochila que debemos de tener en cuenta de cara a su preparación.

  • Mochila de verano: a día de hoy nosotros siempre viajamos a destinos donde hace calor, por lo que la mochila de la que vamos a hablar es la adecuada para estas temperaturas.
  • Edición masculina: quien os escribe es un hombre y por tanto la mochila que yo preparo es con ropa de chico. No obstante he compartido algún viaje de este tipo con chicas y el contenido puede ser muy similar en cantidad, aunque cambie el tipo de prenda.
  • Autonomía para una semana: la constitución de nuestra mochila se rige por la regla del 7 + 1, que viene a significar que llevamos ropa para siete días (7) más la puesta (+1). Eso quiere decir que una vez a la semana toca hacer la colada, al menos de las camisetas y de la ropa interior.

Un bandera española entre la colada de una familia de polacos en Gniewino (Polonia), el pueblo que acogió a la selección española durante la Eurocopa 2012

  • La mochila no tiene valor: nunca dejes nada de valor en la mochila (portátiles, cámaras, dinero, documentación) cuando no la lleves contigo. Principalmente me refiero a los alojamientos compartidos, pero también incluyo los maleteros de los transportes, donde es fácil que puedan meter mano sin que te enteres o que algún aparato se rompa por el traqueteo del viaje.
  • No hay espacio para los “por si acaso”: si quieres una mochila ligera no metas en ella ningún “por si acaso”. Nunca lleves contigo nada que no sea estrictamente necesario. Por ejemplo, llevar dos maquinillas de afeitar por si se me rompe una.
  • Ponte el equipaje más pesado: los días de viaje largo, por ejemplo los días de avión y demás, lleva siempre puesto el equipaje más pesado: pantalón largo, botas de viaje, prenda de abrigo… Sobre todo las botas pueden aumentar mucho el peso de la mochila. En la próxima foto puedes ver el tipo de ropa con la que suelo viajar.

Ropa que utilizamos durante los días que partimos de viaje

  • En el mundo hay tiendas: en estrecha relación con el punto anterior, a no ser que tu plan sea ir de viaje a una isla desierta, allí donde vayas va a haber tiendas y supermercados, por lo que en el extrañísimo caso de que pierdas o se rompa alguno de los imprescindibles de tu equipaje seguramente puedas reponerlo.
  • No más de 10 kilos: hagas lo que hagas, evita que tu mochila supere los 10 kilogramos de peso o te arrepentirás durante todo el viaje. El peso ideal es entre 7 y 9 kilos (más cámara de fotos) y si atiendes a esta publicación podrás conseguirlo.
  • No andes más de la cuenta con la mochila: en estrecha relación con el punto anterior, evita los grandes paseos con la mochila a la espalda. Utiliza las taquillas de las estaciones, las recepciones de los alojamientos… o a tus amigos. Si viajas en grupo y por ejemplo estáis buscando hospedaje separaros y que unos se queden plantados con el equipaje y el resto vayan a buscar cama sin la mochila a la espalda. Nosotros, en la medida de lo posible, evitamos andar más de 30 minutos con la mochila o se te acaba haciendo muy duro.

Unas viajeras descansan en el camino de Santa Teresa a la Hidroeléctica, con destino final en Machu Picchu

Qué llevar en una mochila de viaje

Expuestas ya las consideraciones generales a tener en cuenta de cara a preparar una mochila de viaje, vamos ya con la lista de equipaje necesario:

ROPA

  • Camisetas (7+1).
  • Calcetines (7+1).
  • Calzoncillos (7+1).
  • Pantalón largo (1).
  • Pantalón corto (1).
  • Bañador (1).
  • Pijama (1).
  • Botas de viaje (1).
  • Zapatillas ligeras (1).
  • Chancletas (1).
  • Forro polar, cortavientos u cualquier pieza de ropa de abrigo ligera (1).
  • Toalla de microfibra (1).
  • Bolsa para la ropa sucia (1).
  • Saco de dormir pequeño (1).
  • Botiquín pequeño (1).

NECESER

  • Neceser pequeño (2).
  • Cepillo de dientes.
  • Pasta de dientes.
  • Peine.
  • Champú.
  • Gel de cuerpo.
  • Crema hidratante.
  • Cortauñas.
  • Maquinilla de afeitar o cuchilla + gel de afeitar.
  • Crema solar.
  • Pañuelos.
  • Repelente de mosquitos.
  • Pomada para picaduras de mosquitos.
  • Preservativos.

UTENSILIOS

  • Gafas de ver (si usas).
  • Gafas de sol (si usas).
  • Lentillas y líquido de lentillas (si usas).
  • Móvil.
  • Cargador de móvil.
  • Candado pequeño.
  • Ladrón para enchufe.
  • Adaptador para enchufe según el país.
  • Ordenador portátil o tablet (si usas).
  • Cargador para el ordenador o tablet (si usas).
  • Cintas de la virgen u otro regalo muy pequeño y portátil.

MATERIAL FOTOGRÁFICO (si usas)

  • Bolsa para la cámara de fotos.
  • Cámara de fotos.
  • Objetivos (si es una réflex). Recomiendo angular, 50mm y un zoom.
  • Cargador cámara de fotos.
  • Cable USB para la cámara.
  • Material de limpieza de la cámara.
  • Disco duro externo.

Equipaje que utilizamos durante los viajes

Así desglosado parecen muchas cosas. Y sí, probablemente lo sean, pero cámaras y portátiles al margen (que eso ya depende de las intenciones de viaje de cada uno), metiendo todo eso en la mochila el peso de ésta no debería superar los 9 kilos. Pero vamos por partes:

La mochila de viaje

Si en algo te recomiendo que no mires tanto el precio es a la hora de comprar la mochila, ya que esto si que es un inversión de futuro. Una buena mochila te va a evitar problemas de sudoración, sobrecargas y te va a permitir ajustar mejor los agarres a tu cuerpo. También es importante que sea de tu talla y esté en consonancia con la largura y anchura de tu espalda.

En nuestro caso viajamos con mochilas de 40 litros, que es un tamaño perfecto para los viajes de verano y que aún llena difícilmente supera los 10 kilógramos de peso. Trata de organizarla con cierto criterio, distribuyendo bien el peso y evitando deformaciones. Las cosas más pesadas es mejor ponerlas en la parte de abajo, a la altura de la cintura. Y sobre todo, ajusta bien los agarres y utilízalos todos, para se ajuste al máximo a la forma de tu cuerpo y no vaya colgando.

Cuatro mochilas de viaje en la terminal 2 del Aeropuerto de Barcelona (España)

Las camisetas

El número de camisetas que llevamos en los viajes se rige por la regla del 7 + 1: siete camisetas en la mochila más una puesta. ¿Por qué 7 y no otra cifra? Porque así nos organizamos para hacer una colada a la semana. Evidentemente hay jornadas duras en los viajes en los que es recomendable usar más de una camiseta, pero esta cifra nos sirve de referencia. Como curiosidad, en nuestro grupo de viajeros tenemos un concurso interno de camisetas locas. La dinámica es sencilla, a ver quién de nosotros lleva entre su equipaje la camiseta más loca, original o llamativa de todas, siempre y cuando esta no haya costado más de 6 o 7 euros.

Camisetas que llevamos en el equipaje de nuestras mochilas

Ropa interior

Tanto los calzoncillos como los calcetines también se rigen por la regla del 7+1, porque también conviene cambiarlos, como mínimo, una vez al día. En este punto recomendamos la compra de una bolsa de algodón con agujeros (como la de la foto), que nos sirve para meter la ropa interior sucia ahí el día de la lavandería. Esta bolsa permite hacer la colada sin que tu ropa interior se mezcle con la de los demás y luego te resulte imposible encontrarla. Ideal para los viajes en grupo.

Ropa interior que llevamos en la mochila de viaje

Pantalones

Nosotros siempre viajamos con 3 pantalones: un pantalón largo, un pantalón corto y un bañador. Personalmente yo siempre trato de que el corto sea vaquero, porque se ensucia menos, y que el largo tenga cremallera a la altura de la rodilla. Esto te permite convertirlo en corto o largo según la temperatura ambiente. En este grupo también incluimos el bañador porque aunque tiene su función principal en escenarios con agua… en un momento dado te puede servir como un tercer pantalón. Evidentemente los pantalones se ensucian menos que la ropa interior y las camisetas pero aún así recomendamos darle un agua cada dos o tres semanas de viaje.

Tipos de pantalones utilizados durante nuestro viaje

Calzado

A la hora de preparar una mochila de viaje, yo recomiendo viajar con tres tipos de calzado: unas botas de viaje, unas zapatillas ligeras y unas chancletas. Las botas de viaje son ideales para hacer excursiones o para los días que te toca ir de un lado al otro. Las zapatillas ligeras te sirven para andar por ciudad o por zonas costeras y si las tienes que llevar en la mochila apenas te pesan. Las chancletas son un calzado comodín. Su función principal es evitar el contacto con el suelo en las duchas de los hostales, pero también son fundamentales si vas a la playa, a la piscina, al río… Incluso puede ser tu calzado en zonas costeras. Por todo ello asegúrate de comprarte unas chanclas decentes.

Tipo de calzado que utilizamos en nuestros viajes

Ropa de abrigo

Tal y como os hemos explicado, nosotros siempre procuramos viajar a zonas de calor o durante el verano, por lo que rara vez pasamos frío en nuestros viajes. Ahora bien, eso no quiere decir que un día pueda salirte fresco o que por las noches caiga la temperatura. Por esta razón es fundamental llevar siempre contigo alguna prenda de abrigo. Nosotros solemos llevar un forro polar que además tiene capucha y es ligeramente impermeable, por lo que te protege bastante de la lluvia. En esta misma línea particularmente también suelo llevar un chubasquero cutre para días de mucha agua, principalmente para proteger la cámara, aunque rarísima vez lo tengo que usar. Aprovecho en este punto para recomendarte que siempre que cojas un avión, un autobús o un tren lleves contigo tu ropa de abrigo, porque hay países donde los transportes están a una temperatura ideal para transportar cadáveres o para crearlos.

Pasando mucho frío en el tren cama de Kuala Lumpur a Singapur

Material para dormir

Dormir es patrimonio de cada uno y cada cual tiene sus manías al respecto. Hay quien con un calzoncillo y una camiseta se apaña o incluso sin nada. Generalmente cuando viajas con lo justo es habitual que compartas habitación en hostales con más gente, o que duermas en casas de desconocidos, por lo que como mínimo es recomendable llevar algo parecido a un pijama. Personalmente suelo utilizar pijama con pantalón largo porque soy un manjar para los mosquitos y de esta manera me protejo un poco.

Durmiendo en el aeropuerto de Miami (Estados Unidos) tras un problema con el avión

Con respecto al saco de dormir, nosotros siempre llevamos aunque hay viajes que ni lo hemos utilizado. Y aún así lo veo algo indispensable porque cuando viajas lowcost es bueno estar preparado para dormir en cualquier sitio. El saco de dormir te permite acostarte en el suelo o en una esterilla, pero puedes usarlo de sábanas si tienes frío, de cubrecama si el colchón no te da confianza (chinches y demás), de mosquitera o incluso de almohada. Además actualmente existen sacos de dormir pequeños, ideales para verano, que caben incluso en la parte baja de la mochila.

Saco de dormir pequeño, ideal para viajes mochileros

Material de aseo

Dentro del material de aseo se encuentran las ya mencionadas chancletas (necesarias para enfrentarte a las duchas de los hostales aunque aparentemente están limpias), el bañador y la toalla de microfibra. Estas toallas ocupan infinitamente menos espacio que una toalla normal y se secan bastante más rápido, por lo que son un complemento ideal para los viajes. Eso sí, déjala secar muy bien (evita meterlas mojadas a la mochila) y renuévala cada uno o dos viajes si no quieres acabar oliendo peor después de ducharte que antes.

Dentro del material de higiene también encontramos el neceser y su contenido. A la hora de prepararlo hay que tener muy en cuenta las indicaciones propias de los aeropuertos (si es que vas en avión). Es decir, llévate un neceser transparente y en su interior no metas ningún bote que supere los 100 ml. Es importante que te tomes en serio estas limitaciones si no quieres acabar perdiendo la mitad del equipaje al cruzar el puesto de seguridad del aeropuerto. Personalmente yo suelo llevar dos neceseres pequeños en vez de uno grande, y lo hago así porque en uno incluyo los elementos de aseo de uso diario y en el otro guardo aquello que uso con menos frecuencia (cortaúñas, recambio de champú, recambio de gel…).

Material de aseo que llevamos en nuestros viajes

Qué llevar en un neceser de viaje

Como he comentado, yo uso dos neceseres: uno con elementos de uso diario y otro con lo de menor frecuencia. Teniendo en cuenta las limitaciones anteriormente mencionadas, en el de uso diario llevo el cepillo de dientes, la pasta de dientes, el desodorante, un gel de ducha de 100 ml, un champú de 100 ml, un peine, un bote de crema hidratante y unos pañuelos o toallitas húmedas.

En el segundo neceser, el de material de recambio, llevo otro bote de gel, otro de champú, otra crema hidratante, un bote de crema solar, otros pañuelos, la pomada para picaduras de mosquitos y tiritas.

Dentro de este mismo grupo, aunque no lo suelo llevar exactamente dentro del neceser sino en un bolsillo aparte en la mochila, llevo la maquinilla de afeitar, un bote de crema solar,  el repelente para mosquitos, las lentillas y el  líquido de lentillas de 100 ml.

Contenido del neceser de una mochila de viaje

Con respecto a las lentillas, si es tu caso, aprovecho para recomendar que en los viajes uses lentillas de día en vez de lentillas de mes. La razón principal es que viajando las lentillas se desgastan mucho por los movimientos, por el calor, el polvo, la arena, la crema solar, la humedad, el mar, las horas de uso… y si llevas de mes probablemente te duren poco más de de 15 días. Con las lentillas de día, si una te empieza a molestar la tiras y fin del problema. No obstante aunque use de día, yo suelo llevar líquido de lentillas para guardarlas aquellos días que apenas las uso.

Por supuesto no puedo terminar el repaso a los elementos de higiene sin dedicarle un breve espacio al preservativo. Independientemente de cuál sea tu plan y tus intenciones de viaje, no está de mal llevar protección contigo para evitar crear una familia en cada puerto o traerte algún problema de salud entre las piernas. Uno nunca sabe cuando el amor puede llamar a tu puerta.

Cartel "Do not disturb" en la puerta del Hostal Rainbow en Pattaya

Botiquín de viaje

Aunque pronto desarrollaré una publicación al respecto sobre cómo preparar un botiquín de viaje, aprovecho este post para recomendar vivamente el llevar contigo algunas medicinas para combatir los problemas habituales del viajero. Básicamente te animo a que lleves medicina para el dolor de cabeza, el dolor de tripa, la fiebre, la diarrea, el vómito, la alergia y el catarro, tiritas y algún líquido desinfectante para las heridas. Éstos son los problemas de salud más frecuentes.

Una doctora española revisa a un bebé peruano en Jicamarca, uno de los barrios más desfavorecidos de Lima (Perú)

Utensilios de viaje

Además de la ropa y el material de aseo, a los viajes es interesante llevar una serie de complementos que pueden ayudarte en el desarrollo de tu aventura.  Dentro de este grupo encontramos las gafas de ver y su funda, si es que usas; las gafas de sol; un candado, que sirve para proteger tu mochila o guardarla en una taquilla en algunos hostales; un adaptador al tipo de enchufe propio del país que visitamos; un ladrón para conectar más de un cargador a la vez; el móvil y el cargador del móvil y, según gustos, unos auriculares. Personalmente yo no los suelo llevar y, si los llevo, rara vez los uso. Me gusta estar expuesto a lo que me rodea.

Utensilios de uso frecuente durante los viajes con mochila

En este epígrafe también entraría a concursar el ordenador portátil o cualquier otro dispositivo electrónico que cumpla funciones parecidas. Evidentemente es posible viajar sin portátil pero en mi caso siempre viene conmigo por razones de blog. Sí que es cierto que a sabiendas de que mi proyecto de viajes iba a necesitar siempre un portátil, terminé por comprarme uno pequeño y muy ligero (poco más de un kilo) pero muy potente. Si no es imposible editar tantas fotos como edito por cada post. Si llevas portátil o un dispositivo electrónico similar, no olvides llevar también una funda y un cargador.

En nuestro caso, siempre llevamos algo para regalar. Cuando viajas tan expuesto es fácil que se cruce por tu camino gente que te influya para bien de una manera u otra.  Cuando tienes una muy buena experiencia de este tipo muchas veces surge de ti la necesidad de tener con ellos algún tipo de detalle. Por eso mismo nosotros siempre viajamos con algo típico de nuestra tierra, las cintas de la Virgen del Pilar, que atamos a nuestra mochila. Solemos llevar unas cuantas por persona y cuando encontramos a alguien con quien disfrutamos de una buena experiencia, nos la quitamos del equipaje y se la atamos a la persona en la muñeca. Estas cintas cuestan un euro pero el valor que le da una persona de Costa Rica, de Tailandia, de Finlandia… puede ser infinito. No es la cinta en sí, es el recuerdo de la persona que te la da, el gesto, lo que representa, los kilómetros que lleva encima… es su valor sentimental.

Regalando una cinta de la virgen del Pilar en una aldea necesitada de Camboya

Documentación necesaria para viajar

Otro elemento a tener en cuenta a la hora de preparar una mochila de viaje es la documentación y tarjetas varias. Dentro de este grupo incluimos el pasaporte, el documento nacional de identidad, el carnet de conducir (nunca se sabe si vas a tener que conducir algo), la tarjeta de crédito, la tarjeta sanitaria, algún carnet que posibilite descuentos (alberguista, joven…) y el billete de avión y de autobús. Es fundamental que nunca pierdas de vista el pasaporte y que, en la medida de lo posible, viaje siempre contigo. En mi caso, si el alojamiento en el que estoy no me da mucha confianza, lo cojo y lo llevo conmigo.

Documentos necesarios para tus viajes de mochilero

Equipo de fotografía para viajes

Este punto del post te va a interesar en la medida que te guste la fotografía y viajes con intención de capturar lo que ves. Personalmente la fotografía es parte de mi trabajo y llevo encima un equipo bastante profesional, que me abre muchas posibilidades durante mis aventuras. A día de hoy no imagino estos viajes sin la cámara.

Tras unos cuantos viajes ya tengo bastante optimizado el material fotográfico que me acompaña. Evidentemente no llevo conmigo todo lo que tengo sino que trato de no cargarme demasiado. Aún así llevo un equipo fotográfico profesional que incluye la cámara de fotos réflex (la Nikon d750), un objetivo angular fijo, un objetivo 50mm fijo y un zoom de largo recorrido que, aunque te de mucha menos calidad de imagen, te permite hacer robados. Además llevo dos tarjetas SD de 32 gigas, una de 16 gigas de repuesto, dos o tres baterías, el cargador de la cámara, un cable USB para pasar al ordenador, un disco duro externo ligero para hacer copias de seguridad, y un pincel y un paño especiales para limpiar la cámara. Evidentemente todo ello lo llevo en una bolsa aparte, no en la mochila principal. Particularmente prefiero usar una bolsa discreta, que no deje constancia de que en su interior llevo una cámara y tanto material de calidad. Pero eso ya a gustos.

Equipo de fotografía para viajes con la mochila

Y aquí termina esta publicación. Como ves, por pequeña que sea la mochila hay que tener en cuenta unas cuantas cosas para su preparación. Sin embargo este post es el resultado de muchas horas de mochila a la espalda, por lo que te aseguramos que si aplicas todo lo que aquí contamos, el equipaje nunca debería suponerte un problema. Eso sí, ésta es nuestra propuesta pero estoy seguro que no será la única. Se abren los comentarios.

Más información de utilidad para viajeros en nuestra guía de viajes gratuita

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Sergio Otegui Palacios

Trabajo en El Fabricante de Nubes, una productora audiovisual en Zaragoza. Recorro el mundo con 20 € diarios, una mochila a la espalda y una cámara en la mano y os lo cuento en Nada Incluido, mi blog de viajes. Vídeo, fotografía, publicidad, viajes, lo que surja. How can I help you?

Comentarios (2)

  • Viajes baratos - Como viajar gastando poco dinero | Viajes Nada Incluido

    |

    […] Sin duda, la mochila es un complemento ideal para los viajes baratos. Las ventajas logísticas que este medio te proporciona son muchas, pero también puede ser una estupenda herramienta de ahorro. Sin ir más lejos, si tu mochila no es de un tamaño descomunal, es fácil que puedes subirla al avión contigo sin necesidad de facturarla, ahorrándote ya de por sí ese gasto y los consiguientes problemas que muchas veces trae consigo facturar. En este otro post de Nada Incluido te contamos cómo preparar una mochila de viaje. […]

    Responder

  • Consejos para viajar con amigos | Viajes Nada Incluido

    |

    […] Aunque en nuestro caso todos llevamos una cantidad de equipaje muy similar, hay elementos grupales imprescindibles: botiquín, ordenador, cámara de fotos y ladrones. Como todos estos gagdets aumentan bastante el peso de la mochila, lo repartimos entre los miembros, aunque todos provengan de una misma persona, consiguiendo así una carga similar para todos. En este punto recomendamos echar un vistazo a nuestro post sobre cómo preparar una mochila de viajes. […]

    Responder

Deja un comentario

Información de contacto

Sergio Otegui Palacios

sergio@nadaincluido.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies